Un grupo de científicos ha creado un sistema que descarta los espermatozoides anómalos y utiliza sólo los normales para tratamientos de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV) y la inseminación artificial (IA).

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar