En qué consiste el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) es un estudio que se realiza antes de la transferencia de los embriones en el útero de la mujer. Los avances de la tecnología en el ámbito de la biología molecular y la genética han hecho que sea posible diagnosticar enfermedades genéticas o cromosómicas en los embriones.

Procedimiento del Diagnóstico Gneético Preimplantacional

El DGP hace posible que estas enfermedades se detecten de forma precoz y los embriones que presentan alteraciones genéticas son descartados para la transferencia embrionaria.

Pacientes indicados para estudio DGP

Los pacientes a los que se les recomienda la realización de este estudio son parejas en las que alguno de los dos o ambos son portadores de anomalías en los cromosomas o portadores de enfermedades monogénicas. El Diagnóstico Genético Preimplantacional permite conocer cuáles son las anomalías genéticas y/o cromosómicas presentes en el embrión.

Actualmente, existen distintas pruebas que permiten detectar enfermedades genéticas en el feto, en el conocido Diagnóstico Prenatal. Estos análisis se realizan en distintas semanas de embarazo y sus resultados pueden tardar unas 6 semanas. Mientras con el DGP se conoce el estado genético del embrión después de la fecundación y antes de que se realice la transferencia, sobre el días 5 de desarrollo embrionario, con todos los beneficios que aporta este tan temprano diagnóstico.

Proceso del DGP

El Diagnóstico Genético Preimplantacional se realiza con un tratamiento de FIV en el que se obtienen varios embriones, para detectar si alguno de ellos presenta alteraciones en sus cromosomas y/o genes.

Diagnóstico Genético Preimplantacional en la clínica FIV Valencia

Una vez fecundados los óvulos con los espermatozoides se deja que continue de forma normal el desarrollo embrionario. Usualmente el día 3 de desarrollo se realiza una biopsia embrionaria, extrayendo 1 célula de cada embrión. Esta célula se analiza buscando alteraciones génicas que desencadenan en distintas enfermedades. Tan sólo los embriones que resulten libres de enfermedades serán los que se transfieran, entre 1 y 3 embriones se implantarán en el endometrio de la madre. Si existiesen más embriones sanos éstos se criopreservarían para posteriores usos.

La principal ventaja del DGP es que selecciona los embriones “sanos” por lo que a su vez puede evitar problemas como el aborto de repetición o el fracaso de la fecundación in vitro. Numerosos estudios confirman que los abortos espontáneos en numerosas ocasiones se debe a alteraciones genéticas del embrión, no a un problema en sí con la madre o el padre. Igual ocurre con el fracaso de FIV, puede estar provocado por este tipo de alteraciones.

Gracias a la colaboración entre nuestra clínica FIV Valencia y el Instituto Valenciano de Genética, podemos garantizar la realización del Diagnóstico Genético Preimplantacional con los avances tecnológicos y el mejor equipo de profesionales. Si deseas obtener más información sobre el Diagnóstico Genético Preimplantacional contacta con FIV Valencia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar