La medicación administrada para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes está generalmente contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

Se debe valorar la gravedad de la enfermedad en caso de dejar dicha medicación durante la búsqueda del embarazo y en los 9 meses del mismo.

Puedes leer el artículo completo en:    127

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar