Entrevista: Adopción de embriones

En el siguiente vídeo podemos ver la entrevista realizada a Elena de la Fuente Díez, especialista de la Unidad de Reproducción Asistida de Quirón Grupo Hospitalario, quien nos explica en qué consiste la técnica reproductiva de la adopción de embriones así como las peculiaridades de este proceso.

La adopción de embriones es una técnica de reproducción asistida que solicitan las parejas que no han podido conseguir el embarazo por otras técnicas como la fecundación in vitro convencional o la ICSI.

Esta técnica está destinada no solo a parejas que han sufrido fallos en tratamientos reproductivos previos sino también para aquellas mujeres sin menstruación o en situación de menopausia precoz o establecida. Por otra parte, también está indicada en pacientes que han sufrido abortos de repetición o fecundaciones anómalas o con un diagnóstico genético preimplantacional con anormalidades.

Se trata de un tratamiento corto en tiempo y muy bien aceptado por los pacientes que se someten a la adopción de embriones.

¿Cómo se eligen los embriones que adoptará una pareja?

Los embriones utilizados en la embrioadopción proceden de la conjunción de óvulos de mujeres donantes y semen de hombres donantes en el laboratorio de biología humana. Tras la fecundación en el laboratorio, los embriones obtenidos han de tener una calidad adecuada, es decir, calidad A o B, determinada en función de diversos parámetros embrionarios como el número de células.

Embriones de buena calidad

Para poder congelar los embriones es necesario que presenten una calidad óptima, A o B. Aquellos que en día 2 o 3 no muestran los parámetros de calidad adecuados, se les deja evolucionar hasta el estadio de blastocisto, es decir, aproximadamente el día 5 de desarrollo embrionario. Si continúan con un correcto desarrollo serán congelados; de lo contario, es decir, aquellos que detienen su desarrollo no podrán ser congelados y serán descartados.

¿Quién puede acogerse al proceso de adopción de embriones?

No hay ningún criterio que descarte a una pareja de solicitar este procedimiento de adopción. También es un método adecuado para mujer solteras o mujeres sin pareja masculina que deciden que es el momento para afrontar la maternidad.

Puesto que son los mismos pacientes los que deciden someterse a este procedimiento, no existen consecuencias psicológicas y la situación suele ser positiva. Se trata de una técnica reproductiva muy bien aceptada, especialmente cuando culmina en éxito y se consigue el embarazo.

Tratamiento en la paciente que recibe los embriones

Las mujeres que reciben los embriones reciben un tratamiento adaptado a su perfil. Existen dos vías posibles en función de la situación de cada mujer:

  • Mujeres con menstruación: en aquellas mujeres con menstruación y parámetros hormonales normales, es posible seguir el ciclo natural.
  • Mujeres cercanas a la menopausia o con menopausia establecida: las mujeres con unos parámetros hormonales fuera del rango de normalidad, son metidas a lo que llamamos ciclo suplementado, decir, se les da suplementación hormonal para conseguir el engrosamiento endometrial adecuado para que se produzca la implantación de los embriones.

El tratamiento debe ser personalizado, especialmente en aquellas mujeres que no siguen su ciclo natural y por tanto reciben suplementación hormonal, puesto que su sistema hormonal propio puede verse alterado. La dosis hormonal administrada debe ser adaptada a las peculiaridades de cada paciente.

Un comentario

  1. usuario
    Anónima

    ¿Se pueden “reservar” embriones que provengan de los mismos donantes para otros ciclos, de forma que aunque no sean genéticamente míos, sí sean biológicamente hermanos entre ellos? Muchísimas gracias.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar