Entrevista: Ley de reproducción asistida

En el siguiente vídeo, el doctor Víctor Villalobos Paz, ginecólogo de la clínica Quirón Dexeus de Murcia, nos explica diferentes aspectos destacados sobre la Ley de Reproducción Asistida española.

Para poder someterse a un tratamiento de reproducción asistida, la ley exige que la persona tenga más de 18 años y plena capacidad para obrar y decidir por sí sola. Se recalca que, en caso de cumplir con estos requisitos, la persona podrá recurrir a un tratamiento reproductivo con independencia de su estado civil y su orientación sexual.

El primer paso para poder realizar el tratamiento es la firma del consentimiento informado, un documento en el que la persona o pareja confirma su deseo expreso de someterse a la reproducción asistida. Además, en este informe se detalla en qué consiste la técnica, las consecuencias y riesgos que pudieran derivarse y demás información relacionada como la determinación de la filiación.

La filiación por aplicación de las técnicas de reproducción asistida viene determinada por el deseo expreso proclamado en el consentimiento informado, independientemente de que se hayan o no empleado sus gametos propios donados. además, en el caso de la madre, la filiación se determina por el parto, tal y como anuncia el Registro Civil.

La donación de gametos

La ley hace especial mención sobre este proceso. Se afirma que se trata de una donación altruista y anónima.

El anonimato podrá romperse solo en casos muy excepcionales en los que sea rigurosamente necesario para evitar un peligro o riesgo de la vida del recién nacido. Solo se podrá levantar la historia clínica y desvelar el anonimato bajo mandado jurídico expreso, lo cual no implicaría en ningún caso cambios en la filiación ni propagación de la identidad del donante más allá de los necesario.

Por otra parte, la ley permite el uso de los gametos donados por parte de los donantes siempre y cuando no hayan sido empleados con anterioridad a cuando el donante los solicite. Para poder recurrir a ellos deberá hacerse cargo de los gastos derivados de la donación, tanto de recolección como mantenimiento de la muestra.

Parejas homosexuales con deseo reproductivo

En el caso de las parejas formadas por dos mujeres, existe la posibilidad de recurrir a la reproducción asistida para formar una familia. De hecho en reproducción asistida existe un tratamiento destino única y exclusivamente a este tipo de parejas, el llamado método ROPA.

Este método, cuyas siglas viene de la definición de la técnica como “Recepción de Ovocitos de mi Pareja”, es el único procedimiento de reproducción asistida en que la ley permite la donación no anónima, ya que consiste en que una mujer reciba los óvulos de su pareja femenina.

Por el contrario, dos hombres que desean formar una familia empleando la reproducción asistida no pueden hacerlo puesto que la ley no permite la subrogación de útero y por tanto, no hay miembro de la pareja que pueda llevar la gestación.

Reproducción asistida tras el fallecimiento del varón

Tal y como se comenta en una de las cláusulas del consentimiento informado, la mujer puede hacer uso del semen congelado de su marido en caso de fallecimiento durante los 12 meses posteriores a la muerte.

La filiación en estos casos va asociada, siempre y cuando no se superen los 12 meses determinados en la ley.

Un comentario

  1. usuario
    Luisillo

    Es bastante discriminatorio que la ley permite la técnica reproductiva para que una mujer sola o dos mujeres tengan un hijo pero no permite la técnica que permite a un hombre solo o a una pareja gay ser padres. Espero que España abra su mente y en pocos años acepte la gestación subrogada.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar