Los sentimientos más habituales mientras se realiza la beta espera que determinará si se está o no embarazada, son la ansiedad y miedo. La frustración es habitual si ya se ha fallado en tratamientos anteriores, así que ánimo y mucha suerte.

Puedes leer el artículo completo en:    96

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar