La higiene en la manipulación de los utensilios del bebé debe estar siempre presente en todo el proceso de su alimentación. Existen distintas maneras de esterilizar un biberón como hervir, en el microondas, al vapor, con esterilizador eléctrico o con el denominado método frío. Es necesaria la esterilización en cada toma hasta aproximadamente los seis meses de vida del bebé ya que durante este tiempo el niño carece de las defensas necesarias para combatir los gérmenes de los adultos. Se recomienda, además, guardar el biberón una vez limpio y seco en un envase con tapadera para evitar que se llenen de polvo.

Puedes leer el artículo completo en:    59

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar