¿Cuál es la diferencia entre la congelación y la vitrificación de embriones?

Por Zaira Salvador.
Última actualización: 03/09/2018

La congelación de embriones es un procedimiento utilizado antes del descubrimiento de la vitrificación que consistía en un proceso lento y progresivo que podía tardar unas 2-3 horas. No tenía unas buenas tasas de supervivencia debido al daño que se producía al embrión por la formación de cristales de hielo. Aunque era posible congelar embriones tempranos, los blastocistos no sobrevivían.

En la vitrificación, en cambio, el procedimiento es muy rápido, de unos pocos minutos, y sí es posible congelar blastocistos. Por este procedimiento no se produce daño embrionario, ya que no se forman cristales de hielo.

Para más información sobre la congelación lenta y la vitrificación, accede a este artículo: Congelación y vitrificación de gametos y embriones.

Lectura recomendada: ¿Qué es la vitrificación de embriones? – Cuándo y cómo se hace.

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la Universidad de Valencia.
Número de colegiada: 3185-CV
Embrióloga. Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la Universidad de Valencia. Número de colegiada: 3185-CV.
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies