Por Zaira Salvador (embrióloga), Dr. Jon Ander Agirregoikoa (ginecólogo) y Dr. Emilio Gómez Sánchez (embriólogo senior).
Actualizado el 26/09/2018

La fertilidad masculina se define como la capacidad reproductiva del hombre para dejar embarazada a una mujer y poder tener un hijo. Por tanto, para que el hombre sea capaz de procrear, es necesario que su sistema reproductivo funcione correctamente.

En definitiva, para considerar que un varón es fértil, deben darse estas dos situaciones:

  • Los testículos deben producir espermatozoides en suficiente cantidad y calidad para fecundar al óvulo de la mujer.
  • La eyaculación del semen en la vagina de la mujer. Esto se consigue al mantener relaciones sexuales completas.

Todo este sistema reproductor se encuentra regulado por las hormonas masculinas que empiezan a hacer su función a partir de la pubertad.

Sistema reproductor masculino

El aparato reproductor del hombre cuenta con órganos internos y externos en función de su ubicación. A continuación, se comentan ambas partes en detalle:

Órganos externos

Los genitales masculinos más importantes son el pene y los testículos, los cuales se consideran órganos externos por encontrarse fuera de la cavidad abdominal.

Testículos
tienen forma de huevo y se encuentran dentro de una bolsa de piel denominada escroto. Su principal función es la producción de espermatozoides (espermatogénesis) en el interior de los túbulos seminíferos, así como la producción de la hormona testosterona.
Pene
es el órgano copulador del varón y su función reproductiva es la de depositar el semen en el interior de la vagina de la mujer durante el coito. Está formado por el cuerpo cavernoso, el cual provoca la erección al llenarse de sangre, y el cuerpo esponjoso que forma el glande en la parte inferior.

La ubicación externa de los testículos es debida a la necesidad de una temperatura inferior a la corporal para que pueda tener lugar la producción espermática. Alteraciones en la anatomía del aparato reproductor masculino pueden llevar a situaciones de infertilidad por este hecho, como sería el caso de la criptorquidia.

Órganos internos

Los genitales del aparato reproductor interno se encuentran dentro de la pelvis principalmente. Tienen la función de secreción y transporte de los componentes que forman el semen.

Epidídimo
es un tubo formado por la acumulación de todos los túbulos seminíferos y está situado detrás de cada testículo. Sirve de lugar de almacenamiento de los espermatozoides y proporciona el ambiente adecuado para su maduración.
Conductos deferentes
es el canal que transporta los espermatozoides desde el epidídimo hasta los conductos eyaculatorios.
Vesículas seminales
son glándulas encargadas de secretar la mayor parte del semen. Además, proporcionan nutrientes y energía para los espermatozoides que viajan en él.
Próstata
es un órgano tipo glandular que también segrega líquido seminal para proteger a los espermatozoides. Debajo de la próstata también se encuentran las glándulas bulbouretrales o glándulas de Cowper, las cuales secretan un líquido lubricador.
Uretra
es el conducto por el cual sale el semen durante la eyaculación y se encuentra atravesando el pene. Además, también expulsa la orina almacenada en la vejiga durante la micción.

Al contrario de lo que pasa en la mujer, la uretra del hombre forma parte tanto del aparato excretor como del aparato reproductor, ya que puede expulsar orina y semen a través del pene.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales. "La Calculadora" seleccionará las clínicas más cercanas a ti que cumplen nuestros rigurosos criterios de calidad. Además, el sistema realizará una comparativa de precios y condiciones que ofrecen las diferentes clínicas para que te resulte más sencillo tomar una decisión.

Desarrollo sexual

Desde el momento del nacimiento, los niños poseen un aparato reproductor diferente del femenino. Sin embargo, éstos aún no son funcionales hasta que llega la pubertad.

Cuando el varón llega a la edad de 11-12 años, su sistema endocrino empieza a segregar las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) y se inicia la maduración sexual. En este momento, empieza la producción de espermatozoides en los testículos y se desarrollan los caracteres sexuales masculinos:

  • Aumento de la estatura y la musculatura
  • Crecimiento de vello más grueso y largo
  • Aparece vello en la barba
  • Voz más grave
  • Aumento de grasa en la piel
  • Tórax y hombros más anchos
  • Inicio de la eyaculación

A partir de este momento, el varón es fértil. Se ha convertido en un adolescente y ya ha adquirido la capacidad de procrear para tener descendencia.

El camino del espermatozoide

Una parte fundamental de la fertilidad masculina es la espermatogénesis, que tiene lugar en los túbulos seminíferos, unas estructuras del interior de los testículos.

La formación de los espermatozoides es un proceso complicado. Consiste en sucesivas divisiones de las células madre del testículo llamadas espermatogonias. El proceso completo se realiza en un periodo de entre 64 y 72 días.

Una vez los espermatozoides son producidos, se almacenan en el epidídimo, donde adquieren la movilidad necesaria. A continuación, se transportan a través de los conductos deferentes y se mezclan con el líquido seminal que proviene de las glándulas secretoras (vesículas seminales, próstata y bulbouretrales). Finalmente, el semen que se ha formado llega a la uretra y se expulsa con la eyaculación.

Una vez el semen se encuentra en el interior de la vagina después del coito, los espermatozoides inician su viaje a través del tracto reproductor femenino gracias a su motilidad. Aquellos capaces de llegar hasta el óvulo en la trompa de Falopio tendrán oportunidad de fecundarlo y formar un embrión.

Las alteraciones en cualquier órgano del sistema reproductor que impidan la producción o transporte de los espermatozoides, así como las alteraciones hormonales, pueden provocar esterilidad masculina.

Preguntas de los usuarios

¿Qué son las vías espermáticas o eyaculatorias?

Por Dr. Jon Ander Agirregoikoa (ginecólogo).

Las vías espermáticas están constituidas por los epidídimos, los conductos deferentes, los conductos eyaculadores y la uretra del hombre. Constituyen un conjunto de conductos cuya función es liberar los espermatozoides al exterior por medio de la eyaculación.

¿Cuánto tardan en eyacularse los espermatozoides una vez se han producido?

Por Dr. Emilio Gómez Sánchez (embriólogo senior).

La espermatogénesis es el proceso de formación de las células sexuales masculinas, desde las más inmaduras, las espermatogonias, hasta las más maduras, los espermatozoides. Todo este complicado proceso se lleva a cabo en el interior de los túbulos seminíferos en el testículo y dura entre 64 y 72 días.

Una vez se han producido los espermatozoides, abandonan el testículo para pasar al epidídimo, donde adquirirán la movilidad necesaria en un proceso que dura alrededor de 10 días. Aquí estarán almacenados hasta el momento de la eyaculación, en el que serán transportados a través de los conductos deferentes, para mezclarse con el líquido seminal que proviene de las glándulas secretoras formando el semen, para finalmente, ser expulsado por la uretra.

¿Qué enfermedades se relacionan con el sistema reproductor masculino?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Todas aquellas que afecten a la producción de espermatozoides o a la capacidad de expulsarlos en la eyaculación. En este sentido, encontramos trastornos a 3 niveles distintos:

  • Pretesticular: alteraciones hormonales por ingesta de medicamentos, hábitos de vida, diabetes, etc.
  • Testicular: varicocele, hidrocele, criptorquidia, orquitis, etc.
  • Postesticular: obstrucción de las vías seminales por inflamación, eyaculación retrógrada, etc.

También es posible que existe alguna enfermedad genética que provoque infertilidad como, por ejemplo, el síndrome de Klinefelter, las microdeleciones del cromosoma Y, etc.

¿Cómo es posible valorar la fertilidad del hombre?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Para saber si un hombre tiene capacidad de poder embarazar a una mujer de manera natural, en primer lugar es necesario hacer un espermograma para comprobar los parámetros seminales. A continuación y en función de los resultados, puede hacerse un análisis hormonal y una exploración física por parte del urólogo para obtener más información.

¿Cómo es la fertilidad en los hombres a partir de los 45 años?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La fertilidad del hombre disminuye con la edad, sobre todo después de los 40 años. Sin embargo, este descenso no es tan acusado como en la mujer. Se produce una pérdida progresiva del volumen seminal, la concentración de espermatozoides, etc. También es posible que aparezcan alteraciones genéticas en el ADN de los espermatozoides. A pesar de esto, hay hombres que continúan siendo fértiles y han tenido hijos después de los 50 o 60 años.

En el siguiente post, puedes seguir leyendo sobre este tema: La andropausia en el varón.

Lectura recomendada

Si quieres conocer más en detalle cómo es el proceso de producción de espermatozoides, puedes seguir leyendo en el artículo siguiente: La espermatogénesis.

Las hormonas masculinas son muy importantes para el correcto funcionamiento del sistema reproductor. Si te interesa conocer el papel de cada hormona sexual, pincha en el siguiente enlace: ¿Qué hormonas masculinas están implicadas en la función reproductora?

Si necesitas más información sobre las posibles causas que impiden el correcto funcionamiento del sistema reproductor en el hombre, puedes continuar leyendo en el siguiente post: La esterilidad masculina.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia. Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV
Licenciado en Medicina por la Universidad del País Vasco, con la especialidad de Obstetricia y Ginecología. Cuenta con varios años de experiencia en el campo de la Reproducción Asistida y es el Codirector y Cofundador de las Clínicas ART. También combina su actividad médica con la docencia en la Univesidad del País Vasco. Más sobre Dr. Jon Ander Agirregoikoa
Número de colegiado: 014809788
Dr. Emilio  Gómez Sánchez
Embriólogo Senior
Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla. Es Doctor en Biología por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia como embriólogo especializado en Medicina Reproductiva y actualmente es el director del laboratorio de FIV en Tahe Fertilidad. Más sobre Dr. Emilio Gómez Sánchez
Número de Colegiado: 14075-MU
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

3 comentarios

  1. Destacado
    Ricard88

    Buenos días. Me han dicho que podría ser estéril por una obstrucción en mi aparato reproductor. Me gustaría saber más sobre esto y saber si puedo tener hijos. Mi pareja y yo estamos muy preocupados. Gracias

    • Zaira Salvador

      Hola Ricard88,

      La azoospermia por un problema obstructivo es la menos grave ya que sí hay una producción de espermatozoides. El problema es que éstos no se pueden eyacular porque existe una obstrucción a nivel de las vías eyaculatorias, como puede ser una infección, inflamación, eyaculación retrógrada, etc. El tratamiento es la cirugía en caso de ser posible o una biopsia testicular para obtener los espermatozoides y poder fecundar los óvulos de tu pareja con una fecundación in vitro.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

  1. Candyhew

    Me ha gustado mucho, que bien explicadito