La gastroenteritis durante el embarazo se puede confundir con algunos de los síntomas más frecuentes del mismo como náuseas o vómitos. No obstante, es recomendable acudir al médico si en cuestión de un par de días no se nota mejoría dado que entonces, si se trata de un caso grave, puede existir el riesgo de deshidratación.

Puedes leer el artículo completo en:    78

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar