Hipertensión arterial crónica y parto prematuro

Por (embrióloga).
Actualizado el 23/04/2014

Las mujeres con hipertensión crónica tienen peligro de desarrollar embarazos con problemas, como parto prematuro, bajo peso en el nacimiento o incluso una mayor incidencia de muerte prenatal, lo que despierta la necesidad de una mayor atención en el seguimiento de embarazos con madres hipertensas.

La hipertensión es una alteración del sistema vascular que se caracteriza por un aumento continuo de la presión de la sangre al pasar por las arterias cuando el corazón bombea, (sístole) y cuando la sangre vuelve al corazón (diástole). Aunque los umbrales de normalidad no son estrictos, se considera que una presión de 136 mmHg de sístole y una de 89 mmHg de diástole, (13 de alta y 9 de baja) son valores saludables y mantienen la irrigación correcta en el organismo sin peligro de rotura de vasos, o de infarto.

Presión sanguínea y embarazo

La preeclampsia es una complicación frecuente del embarazo que provoca la subida de tensión arterial durante el embarazo. Es posible que una mujer con una tensión arterial normal previamente al embarazo, desarrolle esta alteración durante la gestación, ya que aunque parece que la preeclampsia tiene un origen multifactorial, se considera una alteración de la placenta y la elevación de la presión puede deberse a un fallo en el desarrollo de los vasos sanguíneos de la placenta.

Hipertensión crónica y parto prematuro

Un estudio del British Medical Journal (BMJ), publicó una meta-análisis de unos investigadores del King’s College de Londres que llevaron a cabo un estudio que relaciona la hipertensión crónica con embarazos complicados. Se compararon datos de 55 estudios realizados en 25 países.

Se vio que en las mujeres que presentaban hipertensión crónica, cuya incidencia se eleva con alteraciones de metabolismo y obesidad, tuvieron un mayor índice de parto prematuro (antes de las 37 semanas de gestación), bajo peso del recién nacido (menos de 2,5 kg), muerte fetal tras las 20 semanas y muerte neonatal, hasta de un mes nacido. Además los niños nacidos de estas madres tuvieron más frecuencia de ingreso en unidades de cuidados especiales y en cuidados intensivos neonatales.

Origen placentario de la hipertensión en el embarazo

Preeclampsia e hipertensión crónica

El riesgo de preeclampsia se ve aumentado en las mujeres que presentan hipertensión previamente al embarazo. En las mujeres con hipertensión crónica se eleva hasta 8 veces la probabilidad de sufrir preeclampsia. En el caso de las complicaciones en los recién nacidos se duplicaron en el caso de las mujeres con hipertensión crónica según el estudio británico.

A la vista de los resultados, se hace patente que es preciso una prevención de la hipertensión en el embarazo en primer lugar abordando aquellos posibles factores que pueden provocar hipertensión previamente a la búsqueda de embarazo, y si el embarazo se produce en condiciones de hipertensión, el seguimiento tiene que ser exhaustivo para reconocer las señales de preeclampsia que son más frecuentes a partir de la semana 20 de embarazo, aunque pueden desarrollarse con anterioridad.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Laura Garrido
Laura Garrido
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide (UPO), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia (UV) y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Experiencia en laboratorios de FIV, andrología y análisis general. Embrióloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Laura Garrido

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.