La ictericia del recién nacido no tiene porqué ser una complicación grave. Es frecuente en los niños y no suele durar más de 15 días, a lo sumo un mes si se produce como consecuencia de la lactancia como hemos explicado. Sin embargo, en los casos en los que se prolongue o revista mayor gravedad el pequeño puede requerir de fototerapia como se observa en la fotografía, proceso en el que se le aplica luz artificial o incluso de una transfusión sanguínea.

Puedes leer el artículo completo en:    49

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar