La IMSI, una técnica alternativa

La técnica IMSI ya funciona con éxito en el IMFER de Murcia.

Los centros de reproducción asistida españoles han incorporado una novedosa técnica denominada IMSI (Microinyección Intracitoplásmica de Esperma Seleccionado Morfológicamente). Es el caso del Instituto Murciano de Fertilidad donde ya la están utilizando y obteniendo resultados satisfactorios.

El objetivo de la IMSI es lograr el mejor espermatozoide posible. De este modo, se aumenta la tasa de fecundación, de embarazo y se reduce la posibilidad de sufrir abortos espontáneos. Con ella se permite escoger al mejor espermatozoide para conseguir con éxito un tratamiento de fecundación in vitro.

Este nuevo sistema está especialmente indicado para aquellos casos donde se han producido varios intentos fallidos de transferencia, en pacientes con teratozoospermia severa (espermatozoides con un gran número de anormalidades estructurales), en pacientes con resultado patológico en grado leve en el estudio de fragmentación de ADN del esperma y en casos de esterilidad por causa desconocida de larga duración. La IMSI, además, está también dirigida a infertilidades de pareja por causas masculinas que, en la actualidad, suponen el 40% de los casos.

Se trata de un método relativamente novedoso y reciente en nuestro país pero que ya cuenta con muy buenos resultados. Consiste, fundamentalmente, en visualizar mediante la ayuda de un microscopio de alta resolución los espermatozoides a un máximo de 6.000 aumentos lo que permite observar y escoger el mejor de ellos. A esta técnica también se la denomina súper ICSI, ya que es una versión mejorada de la microinyección espermática intracitoplasmática (ICSI).

Hasta ahora, la ICSI convencional sólo permitía visualizar el esperma en una definición de 400 aumentos, pero con esta nueva metodología es posible seleccionar el esperma a un aumento 20 veces mayor que el convencional. Observar las células a mayor aumento permite a los embriólogos desechar todos aquellos gametos con mala morfología (espermatozoides con defectos en la cabeza, en el cuello o en la cola) ya que éstos son a la vez los que dan más dificultades para lograr el estado de gestación. Según los estudios, el 33% de los abortos que se producen en tratamientos de fecundación in vitro, son causados por espermatozoides defectuosos.

La experiencia ha demostrado que los espermatozoides con mejor morfología son los que más embarazos logran. La IMSI está obteniendo resultados prometedores como los de dos casos de infertilidad masculina severa en los que se ha conseguido embarazo y que se realizaron el tratamiento en el Instituto Murciano de Fertilidad.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar