¿Influye el estilo de vida en la fertilidad?

La infertilidad es un problema de salud que padecen cada día más personas y por tanto cada vez son más los que acuden a especialistas en reproducción asistida en busca del deseado embarazo que no llega de forma natural.

Una de las cuestiones más comunes de muchos pacientes es sobre el efecto que los nuevos estilos de vida tienen sobre la capacidad reproductiva o de procreación, especialmente la influencia sobre la fertilidad femenina.

José Antonio Domínguez Arroyo, ginecólogo de Quirónsalud Clideba y Director Asistencial del Instituto Extremeño de Reproducción Asistida (IERA) habla a continuación acerca de la relación entre la fertilidad y los actuales hábitos de vida.

Consejos sobre la dieta y el ejercicio físico

Aproximadamente el 85% de las parejas jóvenes logra el embarazo en el primer año de búsqueda, es decir, durante los 12 primeros meses de relaciones sexuales regulares sin protección anticonceptiva. El porcentaje de embarazo asciende al 93% si prolongamos el tiempo de búsqueda a los dos años de relaciones no protegidas.

Por tanto, de forma generalizada, no se recomienda acudir al especialista hasta que la pareja haya estado al menos 1 año intentando lograr la gestación. No obstante, en caso de que la mujer tenga más de 35 años, es aconsejable acudir a consulta reproductiva tras 6 meses de búsqueda, ya que los porcentajes de embarazo disminuyen conforme aumenta la edad de la mujer.

Para facilitar la búsqueda o reducir el tiempo hasta que el embarazo llega, se recomienda seguir una dieta equilibrada, rica en ácidos grasos mono insaturados y proteínas de origen vegetal. Además, se aconseja reducir los hidratos de carbono y las grasas mientras se refuerza la ingesta de hierro y otros suplementos vitamínicos que favorecen el embarazo en mujeres con buena salud.

Además de la alimentación, es adecuado realizar ejercicio físico regularmente y de forma moderada como hábito de vida general.

El ejercicio extremo o la elevada intensidad en las actividades físicas puede ser perjudicial. Se ha observado una reducción del 40% en la tasa de recién nacido vivo en mujeres que realizan ejercicio físico intenso durante más de 4 horas semanales. Además, en esta mujeres existe el triple de riesgo de cancelación de un ciclo de fecundación in vitro (FIV) así como el doble de riesgo de fallo de implantación de los embriones y aborto.

Los hábitos tóxicos pueden dañar la fertilidad

Numerosos estudios han demostrado que el consumo de tabaco disminuye la posibilidad de embarazo tanto natural como durante el tratamientos de reproducción asistida.

Por otro parte, en relación a la ingesta de alcohol, se ha observado que puede causar daño potencial en el feto. Por tanto, es necesario evitar consumir alcohol no solo en el embarazo sino, de forma preventiva, durante la búsqueda del mismo.

Algunos estudios afirman que el alcohol conlleva consecuencias perjudiciales para la procreación:

Aunque en menor medida, también la cafeína puede influir en la fertilidad. El consumo de altas dosis parece causar una mayor incidencia de aborto.

Por lo que respecta a otras drogas, se sabe que la marihuana altera la fertilidad natural y la cocaína influye negativamente en la producción y maduración de los espermatozoides además de aumentar la probabilidad de aborto.

Por último, en relación al estrés característico del estilo de vida actual, es curioso e importante destacar que, aunque muchos creen que es la causa principal de que el embarazo no llegue o de que llegue tras abandonar los tratamientos reproductivos o durante el periodo vacacional, ningún estudio lo ha demostrado, así como tampoco la influencia del estrés en el éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

2 comentarios

  1. usuario
    Tinteri

    La alimentación es muy importante, mucho más d e lo que creemos, no solo durante el embarazo sino también en la búsqueda del mismo.

  2. usuario
    CaRLa

    ¿Puedo comer jamón durante el embarazo o es un mito falso?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar