La búsqueda de embarazo y las tensiones en la pareja cuando éste no llega.

Hoy en día las parejas tienen a su alcance diferentes estrategias para gestionar su deseo de crear una familia, y por ello decimos que la mayoría de los embarazos son planificados y deseados.

Para la mayoría de las parejas han sido muchos los años en los que se han dedicado concienzudamente a evitar que una gestación irrumpiera en su relación. Esto es, han encontrado un “hacer” que mantenía alejada la posibilidad de embarazo.

Y cada pareja, cada mujer, cada hombre, con sus maneras de “hacer”, aquellas que tenían sentido para quienes eran. Pudiendo ser el uso de anticonceptivos hormonales en sus diferentes presentaciones, preservativos, evitando algunos gestos concretos como la penetración o limitando los mismos a ciertos días del mes.

Pasar de evitar a buscar la concepción

Tantos esfuerzos durante tanto tiempo para alejar la posibilidad de embarazo que cuando se encuentran deseándola pareciera que con “dejar de hacer”, con dejar de poner en juego esas medidas, la gestación llegaría rápidamente. Sin embargo, la experiencia para la mayoría de las parejas no es ésta, “dejar de hacer” no siempre es suficiente para la consecución de un embarazo.

Muchas veces cuando se encuentran en esos meses de búsqueda y espera, aparecen conflictos en la convivencia, dificultades para ordenarse en el deseo de otros proyectos, dudas en relación a sus capacidades, cuestionamientos sobre la mujer y el hombre que son, etc.

  • ¿Seré demasiado mayor?
  • ¿Será que trabajo en exceso?
  • ¿Será lo que como, el aire que respiro, el ritmo de la ciudad en la que vivo?
  • ¿Seré yo, será el otro?
  • ¿Y si hiciera yoga, o viviera en la naturaleza?
  • ¿Y si me lo tomara menos en serio, si dejara de preocuparme?, ¿será que no sé relajarme?
  • ¿Tendré algo que no funciona bien?

¿Cómo desenvolverse en esta incertidumbre desde que una pareja deja de evitar la concepción hasta que llega el anhelado embarazo?

Estas son algunas de las cuestiones que inquietan a las parejas y que pueden llevarles a buscar a profesionales que les ayuden e entender el proceso que atraviesan, así como las vivencias que les genera.

Hay una pregunta que no toma tanta presencia y sobre la que nos resulta interesante detenernos: ¿Será que esto de gestar es menos espontáneo de lo que imaginamos? Y justamente es la pregunta que más contribuye a despejar algunas tensiones que sabemos se instalan en las parejas.

En efecto, lograr embarazarse suele ser eso, un logro, una hazaña para la mayoría de las parejas. Y para algunas implica además un coste importante, ya que en el recorrido por la búsqueda de embarazo, no han encontrado gestación pero sí malestares en su relación.

Y aunque siempre hay gestaciones que llegan sin que se las espere y sorprenden, diremos que no es tan sencillo como creímos después de años adoctrinados para eso que, desde la pubertad, nuestros educadores, maestros, padres y madres, médicos o enfermeras nombraban como “evitar embarazos no deseados”.

Lograr el embarazo

Lograr una concepción suele requerir una actitud activa y tiene más que ver con la fecha en la que se produce la ovulación (el óvulo se desprende del ovario) que con la magia, el amor o las ganas de hijo.

Es posible que para algunas de estas parejas conocer información sobre cifras y probabilidades les facilite vivencias más satisfactorias en todo este proceso. Una pareja tiene un 15- 20% de posibilidades de lograr un embarazo en un mes en el que haya tenido encuentros con penetración durante el período ovulatorio. De ellas consiguen el embarazo solo algunas:

  • Un 30% lo logra en tres meses
  • Un 70% en medio año
  • Aproximadamente un 80% en un año
  • Hasta un 93% en los dos primeros años

Estas cifras corresponden a la probabilidad de embarazo en parejas sin que existan dificultades, porque recordemos que en la mayoría de los casos no ocurre nada, tan solo es cuestión de tiempo y de optimizar los encuentros.

Con todo, unas intervenciones centradas en enfatizar el riesgo de embarazo han podido generar expectativas poco reales sobre las probabilidades de gestar de una mujer y un hombre. Y cuando lo que esperaban o imaginaban que sucedería no se ajusta a la realidad que atraviesan, puede que aparezcan vivencias insatisfactorias en ese recorrido que va desde que desean y buscan un embarazo hasta que éste se hace presente.

Así, algunas parejas acuden a consulta durante los meses de búsqueda de embarazo, ya que lo que en un principio era motivo de ilusión y permitía crear espacios de gusto compartido, complicidades alrededor del proyecto de hijo y vivencias satisfactorias, se convierte en generador de problemas y malestares.

Miriam Sobrino. Sexóloga del Centro Sexológico Sexorum

4 comentarios

  1. usuario
    Yuleidis viloria

    Hola quisiera saber si puedo volver a quedar embarazada me hizo la pomeroy hace 15 meses podria

  2. usuario
    Mary

    Hola mi pregunta es tengo dos niños y hace nueve años que quiero abrazarme y el año pasa logre salir embarazada pero mi situación era muy mala tomé la decisión más tonta de hacerme un aborto eso me dolió mucho entre en depresión u lo unico quería era un nuevo embarazo ahora a casi un año volví a quedar embarazada estaba feliz pero cuando hacerme el eco mi esta de 8semanas y no tiene latidos su corazón no se escucha el ginecólogo dijo q tengo q hacerme un legrado No quiero perder estoy buscando una segunda opinión no si fue por el aborto anterior estoy y muyyy arrepentida porfa una una respuesta

  3. usuario
    Miriam Sobrino

    Es complejo y delicado transitar por esa incertidumbre y estar en la espera. Te deseo lo mejor en este viaje !!!, y es que parece que tu deseo es muy grande, asíque te mando todo mi apoyo y muchos abrazos para que te acompañen en esta aventura.

  4. usuario

    Si es cierto que estamos toda la juventud evitando el embarazo y con miedos de quedarte y sustos y eso y por eso te crees que en cuanto dejes de seguir los pasos que seguías de protección y te centre en la búsqueda, va a llegar enseguida y no es así.
    En mi caso, desde los 17 años con mi marido, siempre protegiéndonos y averiguando las maneras para no quedar embarazada y ahora que estamos ansiosos por tener un hijo, no llega. Que injusto! Espero que no tarde mucho en quedarme embarazada porque ye tengo cierta edad y muchas ganas.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar