La distrofia facio-escápulo-humeral es una enfermedad conocida como “rara” debido a su bajo porcentaje de afectación en la sociedad, pero dado su patrón de herencia dominante es imprescindible conseguir un análisis genético exhaustivo de los embriones que van a “embarazar”.

Es por esto que, al buscar el embarazo de forma natural, existe un elevado porcentaje de que los hijos hereden la enfermedad, pero si se unen un centro de reproducción asistida con otro de análisis genético se puede, mediante una fecundación in vitro y un diagnóstico genético preimplantacional (DGP), saber cuáles son los embriones libres de la enfermedad que poseen la pareja deseosa de descendencia. Esto se ha conseguido en Barcelona, con fecha probable de parto para marzo de 2010.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies