La infertilidad masculina según naturISTHAR y nuestro enfoque en TRA

Un problema de fertilidad por norma general es el resultado de varios factores, que sumados, provocan una alteración del terreno bioenergético.

En Medicina China se considera que hay varios factores fisiológicos que deben juntarse para que un hombre sea fértil:

  • Debe tener una energía de Shao Yin suficiente (concepto energético muy diferente al de la medicina convencional, traducido significa algo parecido a Riñón-Corazón).
  • Su Ming Men (traducido significa algo parecido a puerta de la vida) ha de estar lo suficiente caliente para producir y transformar la esencia Renal en semen y esperma.
  • Además debe tener un fluir libre de la energía del Hígado para regular la energía Renal y transformar y mantener la función eyaculatoria en condiciones normales.
  • Debe estar libre de obstrucciones como la flema y la estasis sanguínea para permitir una eyaculación normal.
  • El hombre debe estar también libre de patrones de calor tóxico y/o calor-humedad en la “cámara de esencia”; la presencia de estos factores puede dañar al semen y al esperma.
  • Además tiene que tener suficiente Qi-Xue (Qi y sangre) para asegurar el cultivo de la energía del cielo posterior (término que se puede relacionar de alguna manera con la epigenética), la cual se almacena en los Riñones para preservar el cielo anterior (término que se puede relacionar de alguna manera con la genética, energía heredada).

En la práctica clínica, generalmente, si un hombre presenta dos o más de estos factores fisiológicos alterados posiblemente será infértil.

Mecanismos relacionados con la infertilidad

Vamos a ver algunos de los patomecanismos más importantes relacionados con la infertilidad desde el punto de vista de Medicina China.

En el Su Wen, tratado clásico de medicina interna china, en el capítulo 1 se lee: “a la edad de 2 veces 8 en el hombre (16 años), los Riñones son resplandecientes y el Tian Gui (rocío celestial) llega, el Qi esencial fluye hacia abajo y el Yin y el Yang están en armonía; por consiguiente existe la capacidad de tener hijos.” Esta cita indica que una vez que la esencia Renal llega a ser abundante, el Tian Gui – la sustancia que dota al ser humano con su capacidad reproductiva – se llena distribuyéndose por los meridianos Chong Mai y Ren Mai, y crea fertilidad.

Si un varón nace con la esencia vital deficitaria, por ende su Tian Gui estará débil y puede que nunca consiga ser fértil, o que pierda la fertilidad prematuramente.

En práctica clínica este patomecanismo se puede presentar como volumen seminal disminuido, densidad seminal baja, morfología anómala, viscosidad seminal incrementada, así como el tiempo de liquefacción aumentado.

En condiciones normales el fuego de Ming Men proporciona calor y activación para todo el cuerpo, especialmente para las actividades sexuales, reproductivas e urinarias. Cuando esta función se desempeña de forma correcta, la espermatogénesis (creación del esperma) funciona correctamente y hay suficiente motilidad, además el fluido seminal no es acuoso y/o diluido. En condiciones anómalas vemos condiciones como: morfología seminal anómala, viscosidad seminal incrementada, así como el tiempo de liquefacción aumentado y motilidad baja seminal.

Un patomecanismo muy frecuentemente hallado es el estancamiento de Qi de Hígado. La función más importante del Hígado es el libre fluir del Qi, sangre y fluidos en el cuerpo humano. El meridiano de Hígado contornea los genitales, por lo cual el libre fluir es esencial para que la esencia vital pueda alcanzar el pene para su correcto funcionamiento. La erección depende del libre fluir de Qi de Hígado. Una erección normal es la precondición para tener una eyaculación correcta con liberación de esperma. El hombre es muy propenso a sufrir de estancamiento de Hígado, ya que su energía se puede perturbar muy fácilmente: frustración, enfado, deseo no cumplido, resentimiento, odio, afectan negativamente a que el Hígado funcione óptimamente. En práctica clínica podemos ver condiciones como: morfología seminal anómala, viscosidad seminal incrementada, tiempo de liquefacción aumentado, motilidad baja, y volumen seminal reducido.

Por último, vamos a discutir un patomecanismo que está muy relacionado con hábitos de vida incorrectos, sobre todo de dieta. Cuando un hombre tiene hábitos dietéticos pobres como exceso de consumo de alcohol, tabaco, exceso de comida grasienta, frita, y dulces, el Bazo se ve afectado en su función de metabolizar y transformar el Agua y el Cereal (conceptos de Medicina China) en energía vital. Eso lleva a una acumulación de humedad y estancamiento de alimentos que con el tiempo se convierten en calor anómalo. La humedad junto con el calor y el estancamiento deprimen el Jiao inferior (concepto que engloba el sistema reproductor). Cuando esos factores han entrado en el Jiao inferior, obstruyen las vías de la esencia vital. Esto puede llevar a tener condiciones como: eyaculación prematura, hematospermia, inhabilidad para eyacular, viscosidad seminal incrementada, tiempo de liquefacción aumentado, morfología anómala, volumen seminal disminuido.

Apoyo de las técnicas de reproducción asistida

¿Ahora bien, como enfocamos en naturISTHAR la infertilidad masculina en el apoyo de las técnicas de reproducción asistida?

En primer lugar y para determinar si un hombre es fértil se le hace un estudio médico, lo más importante es dar una muestra de semen para hacer un seminograma. Si el seminograma es correcto (normozoospermia), el hombre ya no requiere de más atención médica y/o terapéutica. En caso contrario, se le diagnostica un síndrome OAT (oligo-asteno-teratozoospermia). Hay varias combinaciones posibles, el hombre puede sólo tener oligospermia, o astenozoospermia, o todo junto.

Si es diagnosticado con un problema de fertilidad, en algunos casos se investiga si hay una causa médica tratable como un varicocele, hidrocele, alteraciones endocrinas, y otros factores añadidos como fragmentación de ADN, y en caso afirmativo se le prescribe un tratamiento médico. Pero generalmente, y más si no hay una causa médica evidente, el hombre no recibe un tratamiento. La razón radica en que excepto en síndromes OAT muy severos, en el laboratorio habitualmente se puede recuperar y escoger al menos una pequeña cantidad de esperma normal y mediante la técnica ICSI (microinyección espermática) se puede fecundar el óvulo.

Eso significa que en un ciclo de TRA (técnicas de reproducción asistida) prácticamente todo el peso del tratamiento recae en la mujer.

En naturISTHAR, en cambio, consideramos que el seminograma es sólo un dato más, importante; pero no determinante. Independientemente de si hay normozoospermia o no, pueden existir biomarcadores y terrenos bioenergéticos que estén alterados y requieran de atención. Evidentemente con más razón y con más intensidad en caso de que el seminograma salga alterado. Por ello siempre recomendamos que el hombre se prepare igual que la mujer para un ciclo de TRA, optimizando las funciones reproductivas asociadas a su terreno bioenergético.

Además la experiencia nos muestra que con un mayor equilibrio en muchos casos se hace innecesaria la técnica ICSI. En términos de lograr descendencia sana, siempre que sea posible, es mucho más favorable, la fecundación espontánea, y en su defecto, la fecundación mediante inseminación o FIV. El ICSI supone que nos estamos saltando un paso muy importante en la selección natural, porque la naturaleza escoge al espermatozoide mejor dotado para la trasmisión de la vida, aquel que es capaz de penetrar el óvulo por sus propios medios.

Hemos de ser conscientes que tratamos con la trascendencia sagrada de la vida y la muerte (concepto de suma importancia que explicaremos en detalle en otro artículo), no sólo con burdo y desechable material físico, ovulo y semen.

Por el simple hecho de que al hombre se le involucre en la preparación y/o acompañamiento para un ciclo de TRA hace que la mujer se relaje más y su Corazón se abra más para poder encender la llama de la vida.

Este concepto es de vital importancia en Medicina China Clásica, ya que un Corazón confiado y abierto es un Corazón más sano y fuerte que produce una tierra prospera y fértil (vida en potencia).

Volviendo al hombre, un dicho en Medicina China dice: “la mujer es 10 veces más difícil de tratar que el hombre”. Eso es cierto desde un punto de vista fisiológico, ya que en la mujer hemos de lidiar con dos sistemas diferentes, ovarios y útero, mientras que en el hombre sólo hay un único sistema reproductivo.

En práctica clínica esto se traduce desde nuestra experiencia en lo siguiente:

  • El tiempo de actuación para preparar un ciclo de TRA es de 3 meses, y en estos 3 meses se ve claramente si hay mejoría o no.
  • El hombre, o reacciona muy bien, o no reacciona en absoluto.
  • Una mejoría no siempre se traduce en un mejor seminograma, puede determinarse a través de otros factores como un mejor fluir de la energía, incremento de la sensación de bienestar y del humor, mayor vivacidad en todas las funciones orgánicas, incremento de la libido, erecciones más vigorosas, etc.
  • Es posible lograr gestaciones espontáneas, incluso con síndromes OAT severos.

En resumen, recomendamos mucho que el hombre (futuro padre) se prepare igual que la mujer (futura madre) con nuestro protocolo en naturISTHAR para extraer el mayor rendimiento energético-fisiológico de su potencial biológico antes de entrar en un ciclo de TRA, independientemente de si tiene normozoospermia, o no.

De esta manera preserva su vida presente al máximo y al mismo tiempo es capaz de dar lo mejor de sí, propiciando que las futuras generaciones pueden nacer en plenitud de sus facultades.

Experiencias entorno a la infertilidad

Juan, 41 años. Oligoastenozoospermia

Es diabético. Acaban de diagnosticarle oligoastenozoospermia, es decir, poco semen y poca movilidad del esperma. Están a punto de operarle de cataratas. Fue operado de hidrocele 5 años antes. Sufre de lumbalgia y suda intensamente al menor esfuerzo.

Comenzó nuestro protocolo a la vez que su mujer. Después de 3 meses de tratamiento percibimos que ya suda menos, que duerme más profundamente, y que aguanta mejor, tanto haciendo ejercicio como trabajando. Al cabo de 6 meses el seminograma es, para su enorme sorpresa, normal.

Paco, 47 años. Síndrome de OAT severo

“Mi pareja y yo estábamos preocupados, queríamos volver a ser padres y las últimas analíticas* que yo me había hecho no eran demasiado esperanzadoras.”

*Nota aclaratoria: Paco tenía un síndrome de OAT severo, es decir, poca cantidad, falta de movilidad y formas anómalas de esperma.

“Así que surgió algo que estaba en el lugar adecuado. Eran Oliver y Esther de naturISTHAR dando una conferencia, así que entré, los vi y me convencieron. Me llamó la atención la pasión casi vehemente de Esther expresando sus ideas y método.

Contactamos y poco tiempo después nos pusimos mano a la obra. Su método de acupuntura, naturopatía y plantas y un régimen alimentario personalizado han hecho el resto. Ha sido agradable y lo he hecho con gusto y con convencimiento. En poco tiempo mis niveles fértiles aumentaron* y el amor de mi pareja y de Esther y Oliver han hecho el resto. Gracias a ellos a día de hoy estamos embarazados y convencidos de que todo irá bien.”

*Nota aclaratoria: Paco consiguió un embarazo espontáneo aunque continuaba teniendo un síndrome de OAT severo. Sin embargo, en otros aspectos, sus marcadores bioenergéticos sí eran mucho mejores, especialmente en términos de estancamiento de Hígado, hubo un cambio muy importante. Paco también padecía de alergia primaveral intensa, que ese año se manifestó de forma mucho más suave. Además manifestaba una líbido excesiva, y tanto el exceso como la carencia son manifestaciones de desequilibrio. Así que su libido empezó a manifestarse de forma más oportuna y comedida. En conjunto se encontraba mucho más vital, y fruto de esa vitalidad a día de hoy tienen un hijo sano y fuerte.

Pedro, 40 años. Teratozoospermia grave.

“Hace 2 años, decidimos tener un hijo, después de varias pruebas el ginecólogo me comento que, por mi edad, 41 años, tenía una baja cantidad de hormonas y a mi marido Pedro le detectaron teratozoospermia*.

Decidimos someternos a una inseminación artificial en el mes de marzo del 2014, tras el resultado negativo y para agotar todas las posibilidades nos sometimos a una fecundación in vitro; esta vez pensábamos que iba a ser la buena pero fue negativa.”

*nota aclaratoria de naturISTHAR: Pedro, tenía una teratozoospermia (formas espermáticas anómalas) muy grave, con 0% de formas normales, por lo que la única opción de acuerdo a la visión de la medicina reproductiva convencional era volver a probar con una FIV-ICSI (microinyección espermática); ella ya tenía una acusada baja reserva ovárica, con 3 folículos antrales, y por lo tanto las expectativas de éxito en un ciclo de estimulación ovárica y fecundación in vitro, eran escasas, por lo que requería ovodonación.

“Hablando con una amiga me comentó que habían terapias de acupuntura, medicina china y me puse en contacto con NaturISTHAR. Esto fue el mes de septiembre del 2014, después de una mes y medio de tratamiento, llegó ( de forma natural) el milagro, ¡estoy embarazadaaaaa! Ahora mismo estoy de 9 semanas. Estoy super agradecida a Oliver y Esther por su dedicación y por guiarme en tan difícil camino.”

*nota aclaratoria de naturISTHAR: Explicamos a Pedro, que era esencial mejorar la calidad del esperma, al tiempo que dábamos apoyo a su mujer para equilibrarla. Pedro padecía una intensa deficiencia de Qi-Xue y descansaba de forma superficial. El estaba muy escéptico y reticente a efectuar lo que consideraba otra vez un gasto económico inasumible y posiblemente inútil; pero le dijimos que teníamos muchas buenas experiencias en la recuperación de la calidad espermática en los varones, y que su evolución de darse, se vería rápido y la comprobaríamos con un nuevo seminograma al cabo de 3 meses. Eso sí, para conseguirlo necesitábamos poner intensidad y recursos. Por suerte, finalmente se animó, ya que tampoco veía otras opciones a su alcance. Se les hizo tan corta la espera desde el inicio de nuestra pauta que equivocan los tiempos, en realidad, la duración en total fue 2 meses. Estamos en junio de 2015 y la recta final del embarazo sigue en curso a la perfección.

Un comentario

  1. usuario
    energiapositiva

    Al principio de leer el artículo no podía creer que el estado de equilibrio corporal fuera tan importante en la infertilidad. Sin embargo, al ver las experiencias empiezo a pensar lo importante que es sentirse bien y que tu energía positiva fluya por tu organismo para hacer funcionar bien tus órganos y sentirte bien tanto corporal como espiritualmente.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar