La visión de la endometriosis en naturISTHAR

La endometriosis es una enfermedad en la cual hay un crecimiento anómalo del tejido del endometrio uterino que crece fuera de su lugar habitual.

Junto a cambios hormonales, se ve muchas veces sangrado acompañado de hiperplasia y adhesiones del tejido adyacente. La endometriosis suele manifestarse en la superficie peritoneal de los órganos reproductivos y estructuras adyacentes de la pelvis, lo cual se clasifica como endometriosis pélvica o peritoneal. Cuando la endometriosis se manifiesta dentro del tejido del útero, se llama adenomiosis o endometriosis uterina interna.

Las manifestaciones clínicas de la endometriosis pélvica incluyen síntomas como :

  • Dismenorrea
  • Desórdenes menstruales
  • Infertilidad
  • Dolor al mantener relaciones sexuales

Todos estos síntomas pueden empeorar hasta que los ovarios dejen de funcionar correctamente. Sin embargo con la edad y el declive del sistema reproductivo, estos síntomas pueden atenuarse y hasta desaparecer.

Causas y consecuencias de la endometriosis

En muchos casos, las pruebas médicas revelan que hay nódulos que varían desde un grosor de un grano de arroz hasta un grano de haba. Estos nódulos son dolorosos al tacto y comúnmente se encuentran en la parte posterior-superior de la pared uterina, cérvix, o ligamentos útero-sacro. Esta condición y el dolor se suele agravar durante la menstruación.

En los primeros estadios de la enfermedad, algunas pacientes no presentan dolor o síntomas. Durante los primeros estadios de la endometriosis se encuentra muchas veces una mancha púrpura-azul, o algo de sangrado, o un nódulo en la superficie del cérvix, vagina, ombligo, y en la incisión de la pared abdominal. Esas áreas también se pueden ensanchar durante la regla.

Recientes investigaciones en el área de la biología molecular e inmunología indican que la endometriosis está causado por múltiples factores, es decir inmunidad, herencia genética, estado hormonal, y factores medioambientales todos juntos, juegan un papel importante.

Hay varias teorías que explican cómo se desarrolla la endometriosis, pero nadie sabe exactamente cómo ocurre. Aunque la endometriosis es una enfermedad benigna, muchas veces se presenta conjuntamente con tumores malignos, infiltraciones, metástasis, etc., lo cual la hace muy difícil e impredecible de tratar.

La endometriosis es relativamente fácil de diagnosticar por sus síntomas y exámenes médicos. La biopsia y/o laparoscopia sigue siendo el diagnóstico por antonomasia.

Una vez diagnosticada la endometriosis, las metas de un tratamiento médico son:

  • Manejo del dolor y prevención
  • Reducción de tejido anómalo
  • Mejorar la salud reproductiva
  • Prevenir la reaparición

Los tratamientos principales incluyen la intervención quirúrgica y la medicación. Aunque la cirugía puede aliviar el dolor, restaurar la fertilidad, extirpar el tejido muerto, y prevenir la reaparición, las tasas de reaparición siguen siendo muy altas.

Medicina natural para la endometriosis

Cambiando el paradigma médico, en Medicina China la endometriosis se define como “dolor menstrual”, “acumulación uterina”, o “reglas irregulares”.

La endometriosis se considera el resultado de un estancamiento sanguíneo. Esta estasis sanguínea se define también como “sangre estática”. La localización de esta estasis se encuentra en el Jiao inferior, es decir útero, y colaterales uterinos.

Cuando la paciente es débil, los factores patogénicos externos puedan invadir fácilmente al cuerpo. Shao Yin (eje energético que abarca varios órganos) es la raíz del Yin y del Yang, y almacena la esencia energética, además de controlar todo el sistema reproductivo. Hay una relación muy íntima entre la capacidad defensiva del cuerpo y la capacidad reproductiva, además de la regulación del ciclo menstrual.

Por ejemplo, si una paciente no se cuida después de haber dado a luz, o durante la regla, o tiene un actividad sexual inapropiada, o tiene abortos, eso mismo puede dar lugar a la entrada de factores patogénicos que tienen más facilidad de invadir al cuerpo; esto mismo puede llevar a un estancamiento sanguíneo debido a la retención del frío, calor o humedad.

Un excedente de sangre también puede retenerse en el cuerpo, por ejemplo después de la regla o de un parto. Ese excedente de sangre puede convertirse directamente en un patrón de sangre estancada.

Las emociones también son muy importantes, ya que una mente y cuerpo estresados por sí mismos pueden generar un estancamiento energético que se traduce directamente en estancamiento sanguíneo.

En resumen, la estasis sanguínea es la etiopatogenia fundamental en la endometriosis. Esa estasis obstruye el fluir suave de la energía sangre en los meridianos, así que cuando llega la regla, la regla duele. La dismenorrea (menstruación dolorosa) está basada en una teoría básica, “dónde hay interrupción, habrá dolor”.

En naturISTHAR tenemos muy buenos resultados en el apoyo a pacientes con endometriosis, incluso en estadios avanzados. El control del dolor se logra muy rápido independientemente de la gravedad de la situación. La gravedad de las lesiones y de las adherencias disminuye, y las pacientes que requieren de tratamiento médico reproductivo se benefician altamente de nuestros protocolos, por lo cual las posibilidades de tener un hijo sano y fuerte se aumentan exponencialmente.

En definitiva, en la endometriosis aportamos esperanza para las pacientes que la sufren.

Un comentario

  1. usuario
    Soniali234

    Yo he sufrido endometriosis y se pasa realmente mal, a mi con la terapia hormonal se me fueron los dolores, no tiene nada que ver con un dolor menstrual. Cuando tienes este dolor, no puedes moverte, ni levantarte de la cama. La verdad es que el tratamiento natural nunca lo probé, pero recomendaría a las mujeres que lo intentaran, no hay por qué vivir así, si una cosa no te funciona, prueba otra. Pero no os conforméis con un “no hay tratamiento”.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar