La vitrificación es el mejor sistema para congelar los ovocitos sin dañas sus estructuras internas.
Consiste en la congelación ultrarrápida para evitar la formación de cristales de hielo internos.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar