Durante los meses de embarazo la mujer experimenta importantes cambios en su figura. Aumentan los pechos, el vientre, se ensanchan las caderas para facilitar el momento del parto. Además también varían las características faciales, la cara se hincha debido a la retención de líquidos y la distancia entre los ojos y la nariz también cambia. En la recta final las piernas y los pies se hinchan bastante.

Puedes leer el artículo completo en:    3906

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar