Listeriosis en el embarazo: síntomas, prevención y tratamiento

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 24/09/2019

La listeriosis es una infección bacteriana que suele transmitirse por los alimentos contaminados por la bacteria Listeria monocytogenes.

El contagio por listeriosis puede tener consecuencias muy graves en las mujeres embarazadas, ya que ocasiona problemas congénitos en el feto.

Por ello, es muy importante conocer cuáles son los síntomas, las vías de contagio y las formas de prevenir la listeriosis si estás pensando en un embarazo.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria Listeria Monocytogenes, un microorganismo intracelular que puede sobrevivir a la refrigeración y a la congelación.

Esta infección se contrae normalmente al consumir alimentos mal procesados, sobre todo fiambres, vegetales crudos y productos lácteos sin pasteurizar.

La listeriosis cobra especial importancia durante el embarazo, ya que la bacteria puede transmitirse al feto a través de la placenta y causar problemas muy graves en su desarrollo o incluso un aborto.

Además de las embarazadas, las personas con el sistema inmune debilitado también pueden sufrir complicaciones muy graves.

Síntomas

En muchas ocasiones, la listeriosis puede confundirse con el virus de la gripe, ya que tienen síntomas muy similares:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Fiebre
  • Náuseas o diarrea

No obstante, alrededor del 30% de las infecciones de listeriosis son asintomáticas, lo cual dificulta su diagnóstico.

Además, el tiempo de incubación de la listeriosis es muy amplio y varía entre 1 y 90 días. Por ello, la persona afectada puede tener síntomas a los pocos días después de comer los alimentos contaminados o no sentir nada hasta haber pasado uno o dos meses.

En cuanto a los bebés contagiados por listeriosis, los primeros síntomas pueden apreciarse a los pocos días de nacer y son los siguientes:

  • Poco apetito
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Dificultad para respirar
  • Vómitos
  • Sarpullido

Listeriosis en el embarazo

Si la mujer embarazada se contagia de listeriosis, aún presentando síntomas leves o casi inexistentes, esta infección puede transmitirse al feto y tener consecuencias fatales, como una muerte fetal intrauterina, un parto prematuro o la muerte del bebé después de su nacimiento.

Esto dependerá sobre todo del momento de la gestación en el que se produzca la infección por listeriosis y de si ha sido posible hacer un diagnóstico y tratamiento precoz.

En primer lugar, vamos a comentar las posibles vías de contagio que existen de la madre al feto:

Vía transplacentaria
a través de la placenta puede diseminarse hasta llegar a la sangre del feto y causar septicemia.
Vía amniótica
por succión y aspiración de un liquido amniótico contaminado desde la placenta.
Vía ascendente
desde el cuello uterino y a través de las membranas ovulares.
En el parto
si el canal cervical está contaminado, el bebé puede contagiarse al pasar a través de éste.

Primer y segundo trimestre

Como hemos dicho, en función del tiempo de gestación, las consecuencias de la listeriosis en el feto serán unas u otras.

En general, si la infección se produce durante la primera etapa del embarazo, es muy probable que la mujer sufra un aborto espontáneo.

Tercer trimestre

En el 80% de los casos, la infección por listeriosis surge en el tercer trimestre de embarazo.

En estos casos, puede producirse la muerte fetal dentro del útero o el nacimiento de un bebé con listeriosis congénita, la cual puede ser de dos formas:

Infección precoz
por contagio transplacentario o amniótico. Aparece en la primera semana de vida y puede causar parto prematuro, distress respiratorio y neumonía. Es la forma más frecuente y la que se suele diagnosticar en la madre. La mortalidad es de un 20-30%.
Infección tardía
aparece a partir del séptimo día de vida del bebé y deriva en meningitis. Suelen ser bebés de madres asintomáticas que se contagian en el momento del parto. La mortalidad es del 10% aproximadamente.

La listeriosis se hizo especialmente conocida cuando el presentador Bertín Osborne comentó en uno de sus programas que ésta era la causa de la lesión cerebral de su hijo Kike, pues su mujer Fabiola había padecido listeriosis durante el embarazo.

Prevención de la listesiosis

Al igual que ocurre en el caso de la toxoplasmosis, las embarazadas pueden contagiarse de listeriosis si no tienen precaución a la hora de preparar los alimentos, mantener unas correctas medidas higiénicas o consumir productos inadecuados.

A continuación, vamos a comentar las medidas preventivas más importantes que deben tener en cuenta las embarazadas para no contagiarse de listeriosis.

Medidas higiénicas y de conservación

Uno de los principales problemas de la bacteria Listeria Monocytogenes es su resistencia al calor y al frío. Ni los tratamientos con sal ni la congelación logran su destrucción. Solamente es seguro cocinar los alimentos a una temperatura muy elevada.

Además, es muy importante lavarse siempre las manos con agua y jabón para manipular los alimentos, así como los utensilios utilizados para cocinar, consumir los alimentos de origen animal a los pocos días de comprarlos y lavar bien las frutas y verduras con un cepillo adecuado.

También es recomendable mantener la nevera siempre limpia, a una temperatura de 4℃ y el congelador a menos 18℃, congelar todos los productos que sean perecederos y desechar todos alimentos que se queden fuera de la nevera durante más de dos horas.

Medidas alimentarias

A pesar de todo lo comentado hasta ahora, hay algunos alimentos que las mujeres embarazadas tendrán que evitar durante toda la gestación con tal de extremar las precauciones y evitar la listeriosis:

  • Pescados y mariscos crudos.
  • Fiambres como el jamón o el jamón york, sobre todo si no vienen envasados.
  • Salchichas Frankfurt y carnes preparadas que no hayan sido cocinados de forma intensa, asegurando que el interior del producto recibe altas temperaturas.
  • Quesos de pasta blanda como el queso brie, el queso feta o el camembert.
  • Quesos elaborados con leche no pasteurizada.
  • Leche sin pasteurizar o productos derivados de esta leche cruda.
  • Patés no esterilizados o sin enlatar.
  • Ensaladas o vegetales ya preparados y listos para comer.

Tratamiento de la listeriosis

La listeriosis se trata con antibióticos, normalmente ampicilina y gentamicina de forma combinada durante unas 3 semanas.

De hecho, en las mujeres embarazadas, es habitual iniciar un tratamiento precoz de la listeriosis ante cualquier sospecha clínica como, por ejemplo, fiebre de origen desconocido.

Los cultivos del agente Listeria Monocytogenes pueden tardar unas 48 horas, así que es muy importante empezar con el tratamiento precoz y, en caso de confirmarse la listeriosis, adaptar la pauta de antibióticos.

Preguntas de los usuarios

¿Qué medidas preventivas son las más importantes para prevenir la listeriosis?

Por Dra. Lydia Pilar Suárez (ginecóloga).

La listeriosis es provocada por Listeria monocytogenes, que se transmite a través de alimentos contaminados y produce fiebre y un cuadro pseudogripal.

Los productos más frecuentemente contaminados y con los que la gestante debe tener especial cuidado son los cárnicos precocinados, la leche y/o productos lácteos no pasteurizados, y los mariscos.

Se recomienda cocinar los alimentos crudos de origen animal (carne, pescado...) a temperaturas elevadas (> 50ºC) y evitar beber leche sin tratamiento térmico. Lavar cuidadosamente los alimentos que se consumen crudos (verduras, hortalizas, frutas...). Lavarse las manos después de manipular alimentos crudos y lavar los utensilios de cocina después de manipular alimentos crudos y antes de utilizarlos con alimentos ya cocinados.

No mezclar en la nevera los alimentos crudos y los alimentos cocinados o listos para consumir y limpiar a menudo la nevera.

Una vez abiertos, no conservar demasiado tiempo los productos de charcutería que requieran conservación en nevera (jamón de York, embutido de pavo, lengua de cerdo, gelatina…).

Los restos alimentarios y los platos precocinados deben ser recalentados cuidadosamente (> 50ºC) antes de su consumo.

¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis en una mujer embarazada?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aunque en algunos casos la listeriosis puede pasar desapercibida, el cuadro más frecuente de presentación durante el embarazo es la fiebre, el malestar general, el meconio, el líquido amniótico maloliente y tener signos de pérdida del bienestar fetal.

Si la listeriosis en el embarazo permanece sin detectar más de una semana, las consecuencias para el feto pueden ser fatales.

¿La listeriosis es compatible con la lactancia materna?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, la bacteria Listeria Monocytogenes no se transmite por la leche materna, así que las mujeres con listeriosis pueden amamantar a sus bebés sin problema.

¿Cómo es el diagnóstico de la listeriosis?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La listeriosis se diagnostica normalmente mediante un cultivo bacteriano a partir de la sangre, aunque también puede hacerse a partir de líquido amniótico en las embarazadas.

Se trata de una prueba de laboratorio en la que se deja incubando la muestra durante 48 horas en una placa de cultivo para ver si crece la bacteria Listeria Monocytogenes.

Lectura recomendada

Si deseas ampliar la información sobre los cuidados que hay que tener durante el embarazo, ya sea sobre alimentación u otros aspectos, te recomendamos seguir leyendo aquí: Salud en el embarazo.

Por otra parte, si te interesa leer más sobre las posibles infecciones durante un embarazo, puedes acceder al siguiente post: ¿Qué efecto tienen las infecciones en el embarazo?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). Listeria monocytogenes (ver)

Madjunkov M, Chaudhry S, Ito S. Listeriosis during pregnancy. Arch Gynecol Obstet. 2017 Aug;296(2):143-152.

Mateus T, Silva J, Maia RL and Teixeira P. Listeriosis during Pregnancy: A Public Health Concern. ISRN Obstet Gynecol. 2013; 2013: 851712.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué medidas preventivas son las más importantes para prevenir la listeriosis?', '¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis en una mujer embarazada?', '¿La listeriosis es compatible con la lactancia materna?' y '¿Cómo es el diagnóstico de la listeriosis?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Lydia Pilar Suárez
Dra. Lydia Pilar Suárez
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo en Asturias. Especialidad en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid. Además, cuenta con el Máster en Reproducción Humana impartido por la Universidad Rey Juan Carlos en colaboración con IVI. Más sobre Dra. Lydia Pilar Suárez
Número de colegiada: 64136
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.