La nueva técnica MACS mejora la tasa de fecundación del óvulo

Por (embrióloga).
Actualizado el 18/03/2010

La aplicación en el campo de la reproducción asistida de la técnica MACS o selección celular inmunomagnética mejora la tasa de fecundación del óvulo. Esta nueva técnica permite seleccionar mediante partículas magnéticas los mejores espermatozoides para ser utilizados en las técnicas de reproducción asistida. Los primeros resultados de los ensayos realizados mejoran en un 10% la tasa de fecundación del óvulo.

El desarrollo de las técnicas de reproducción asistida ha ido en aumento en los últimos años, de forma que se han ido introduciendo nuevas técnicas que mejoran el éxito de este tipo de tratamientos. Sin embargo, ninguna de estas técnicas nos ofrece una efectividad del 100%.

Entre muchas de las causas de esterilidad o infertilidad, una de las más frecuentes se debe a un factor masculino. Es por ello que, para conseguir mayores éxitos en las técnicas de reproducción asistida, uno de los retos es saber elegir los espermatozoides óptimos para conseguir mayores tasas de éxito en fecundación del óvulo, embriones de óptima calidad y embarazo.

Hasta el momento la selección del espermatozoide óptimo, en los laboratorios de reproducción asistida, para fecundar al óvulo se basaba en la movilidad de los espermatozoides y en su morfología.

Síguenos en Instagram

Actualmente, en consonancia con la evolución de las técnicas de reproducción asistida, se ha desarrollado una nueva técnica que se basa en eliminar del eyaculado aquellos espermatozoides que están destinados a morir y no llegarán a fecundar al óvulo. Esta técnica, denominada selección celular inmunomagnética (MACS), ya ha sido utilizada para la selección de células madre de cordón umbilical y células madre de sangre periférica para realizar trasplante de médula ósea.

Ahora, el Instituto Valenciano de Infertilidad, IVI, ha aplicado por primera vez la técnica MACS en el campo de la reproducción asistida.

La MACS consiste en marcar los espermatozoides apoptóticos, destinados a morir, con partículas magnéticas y la proteína Anexina V, de forma que al hacer pasar el esperma por un conducto con un imán, los espermatozoides sanos fluyen mientras que los apoptóticos se quedan retenidos. Con este proceso se consigue mejorar la calidad de la muestra permitiendo obtener mejores tasas de fertilización del óvulo y una mejor calidad embrionaria incrementándose así la probabilidad de embarazo.

IVI ha conseguido, hasta el momento, 13 embarazos mediante la aplicación de esta técnica, gracias a un estudio que pretende comprobar qué método de selección de los espermatozoides es más eficiente en función del tipo de problema de esterilidad del paciente, según nos informa la doctora Laura Romany, miembro del departamento de andrología de IVI Valencia.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.