Ser madre con 50 años

Para aquellas mujeres que tengan una edad avanzada y su reserva o/y su función ovárica esté disminuida o bien presenten un fallo ovárico prematuro y no puedan utilizar sus propios óvulos para quedarse embarazadas tienen una alternativa: la donación de ovocitos.

Este método se ha convertido en una de las técnicas más utilizadas en los centros de reproducción y con ella se consiguen elevadas tasas de embarazo. Consiste en que una mujer joven, sana y fértil dona sus ovocitos a otra mujer que por cualquier motivo no puede quedarse embarazada con los suyos propios (mujer receptora). Estos ovocitos son fertilizados con el esperma de la pareja de la mujer receptora y posteriormente los embriones resultantes son transferidos al útero de la mujer que gestará el embarazo si hay implantación.

Puedes leer el artículo completo en:    57

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar