En función de las repeticiones del código genético, podemos poseer un fallo ovárico prematuro.

Pese a lo que se puede intuir hoy en día, las premutaciones en el gen FMR1 no tienen por qué relacionarse con el Fallo Ovárico Prematuro idiopático y demostrar esta evidencia es lo que se ha tratado con este trabajo presentado. Estudios previos han servido de referencia, para poder duplicar resultados y dar una base más asentada de la que había hasta este momento.

Los estudios genéticos pertinentes para este gen, sería interesante realizarlos a determinadas pacientes que estén en tratamientos de fertilidad, puesto que la frecuencia de la población control está rondando el 1%.

Puedes leer el artículo completo en:    52

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar