Las molestias son debidas a los cambios internos, tanto hormonales como físicos y emocionales. A lo largo del embarazo algunos síntomas desaparecen, como las náuseas y otros nuevos aparecen como los calambres en la espalda.

Puedes leer el artículo completo en:    110

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar