Motivos para congelar los óvulos

En el momento de nacer, una mujer tiene de uno a dos millones de óvulos. En la pubertad, cuando comienza el periodo, cuenta con 400.000 y con cada ciclo menstrual se pierden 1.000 óvulos. El descenso no cesa. A partir de los 35 años, una mujer solo dispone del 10% de su reserva ovárica y entre los 38 y 40 años es frecuente que haya agotado la reserva de óvulos.
Técnica de preservación de fertilidad

Los motivos por los que una mujer decide retrasar su maternidad son en la actualidad muy diversos y variados, a continuación se muestran algunos de ellos:

  • No encontrar a la pareja ideal.
  • Miedo a perder el trabajo o verlo como un impedimento para ascender profesionalmente.
  • Presentar una determinada enfermedad como puede ser un cáncer.

Marian Chávez, directora médico de Amnios In Vitro Project aseguró que es una verdadera lástima que muchas mujeres, al encontrarse en alguna de la situaciones anteriores, vean impedido su deseo de ser madre simplemente por la falta de información sobre la existencias de técnicas como la vitrificación o congelación de óvulos.

Procedimiento y extracción de los óvulos

La congelación de óvulos tiene un coste medio entre 3.000 y 4.000 euros y se trata de una intervención en quirófano de tan solo siete minutos de duración e indolora, puesto que se realiza bajo una leve sedación, que supone grandes ventajas para las futuras madres. Lo mejor es hacerse la vitrificación a una edad menor de 35 años ya que cuánto más joven se realice, en mejores condiciones estará la muestra recogida.

Estimulan  la ovulación

Según Ramón Suárez, responsable del laboratorio de reproducción asistida Amnios in Vitro Projec, a la paciente se le somete a una serie de pruebas hormonales, a través de una analítica de sangre, a ecografías y citologías para estudiar su reserva ovárica y descartar cualquier posible problema. Después de esto y si todo va bien, en una o dos semanas podemos comenzar con el tratamiento el cuál tiene una duración de 10 a 12 días.

Cuando se aproxima el siguiente ciclo menstrual es el momento para comenzar un tratamiento hormonal mediante inyecciones diarias, para de esta forma, en cada ciclo se puedan lograr entre ocho y diez óvulos aproximadamente. Esto no quiere decir que en un futuro no tengan reserva ovárica ya que cada ciclo tiene sus óvulos.

Durante los días de tratamiento, la paciente es controlada mediante ecografías para observar cómo crecen los folículos ováricos y determinar cuándo es el momento más adecuado para extraer los óvulos.

Tras la extracción en quirófano, la muestra es llevada al laboratorio donde se seguirá un delicado proceso de tratamiento hasta escoger los óvulos válidos que serán tratados para que su congelación sea perfecta. Posteriormente, se introducen en un tanque de nitrógeno a muy baja temperatura donde se conservan hasta el momento en que la paciente decide que desea ser madre.

Por último, señalar que la fecundación in vitro realizada con óvulos congelados consigue la misma tasa de embarazo que una fecundación in vitro con óvulos frescos y por tanto, esta técnica es la esperanza para aquellas mujeres que ahora mismo no pueden convertirse en madres.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar