Obesidad y fertilidad

La obesidad tiene consecuencias negativas para la salud y la calidad de vida de las personas. También afecta a la fertilidad, ya que reduce las posibilidades de que una pareja conciba naturalmente y disminuye la posibilidad de que un tratamiento de reproducción asistida tenga éxito.

Cómo afecta la obesidad a la fertilidad

Fertilidad femenina

Las mujeres obesas presentan mayor frecuencia de alteraciones menstruales con patrón anovulatorio y, por tanto, menores tasas de gestación tanto de forma natural como después de tratamientos de RA.

Las mujeres obesas necesitan dosis mayores de gonadotrofinas, tienen mayor asincronía folicular, más ciclos cancelados, un riesgo aumentado de complicaciones en la punción, un mayor número de ovocitos inmaduros, una menor tasa de fecundación, una disminución de las posibilidades de implantación y un aumento en la tasa de aborto. También están sujetas a un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo y peri-parto.

Por otro lado, los hijos de mujeres obesas tienen un mayor riesgo de anomalías congénitas como defectos del tubo neural y anomalías cardiovasculares, mayor riesgo de ser igualmente obesos, de tener complicaciones en el nacimiento y de muerte perinatal.

Puede estar indicada la medicación con agentes reductores del peso o cirugía bariatrica, aunque ésta aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo. Sin embargo estos embarazos presentan un menor riesgo de diabetes gestacional, hipertensión, macrosomía fetal y parto por cesárea.

Fertilidad masculina

La obesidad masculina supone niveles más bajos de testosterona y otras anomalías endocrinas, temperatura escrotal más elevada y tasas más elevadas de disfunción eréctil.

Fertilidad y obesidad

RECOMENDACIÓN

Todas las mujeres deben ser aconsejadas a adquirir el peso adecuado a su altura antes de concebir un embarazo.

En algunos casos, una moderada pérdida de un 5-10% del peso inicial, mediante educación dietética y ejercicio físico a lo largo de seis meses, puede ser suficiente para restaurar la función reproductiva. Por otro lado, también resulta más fácil que responda a los tratamientos para inducir la ovulación.

La pareja debe ser orientada para consultas de endocrinología, de nutrición y, eventualmente, de apoyo psicológico, para perder peso.

Dr. Moisés Moreira
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Maternidad Belén

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar