Preservación de la fertilidad en hombres con cáncer

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 14/03/2019

La supervivencia de los niños y hombres con cáncer ha aumentado en los últimos años gracias a las terapias más eficaces que se van descubriendo para combatir esta terrible enfermedad.

Sin embrago, los tratamientos de quimioterapia, radioterapia y también la cirugía tienen el inconveniente de afectar a las células madre de los testículos y comprometer la fertilidad masculina.

Por esta razón, es muy importante informarse bien de las opciones para preservar la fertilidad, como la congelación de semen, antes de iniciar un tratamiento contra el cáncer.

Efectos de las terapias contra el cáncer

La curación del cáncer es el principal objetivo que tienen todos los profesionales y los tratamientos anticancerígenos que utilizan para ello, aunque haya que asumir efectos secundarios bastante duros para conseguirlo.

Uno de ellos es la infertilidad. Muchos de los pacientes sometidos a radioterapia y/o quimioterapia no podrá tener hijos en el futuro a pesar de haber sobrevivido al cáncer.

La esterilidad masculina debido a un factor testicular después del cáncer puede ser temporal o permanente, pero no hay manera de saber cuántos años pueden pasar hasta que el hombre recupere la producción espermática.

El efecto y la gravedad de las terapias contra el cáncer en la fertilidad masculina depende de varios factores, como el tipo de tumor, la edad del varón, la dosis de radiación, etc. Por ejemplo, los tipos de cáncer más agresivos para la fertilidad son el cáncer testicular, el cáncer de próstata, la leucemia y el linfoma de Hodking.

En cuanto a los tipos de tratamiento para combatir el cáncer, éstos afectan a la fertilidad de la siguiente manera:

Quimioterapia
los fármacos quimioterapéuticos van dirigidos a eliminar las células del organismo que se encuentran en división. Las células tumorales se dividen rápidamente, pero también hay otras células sanas que pueden encontrarse en división, como las espermatogonias (células madre del testículo). Los agentes alquilantes como la mecloretamina o la procarbazina son algunos de los fármacos antitumorales que más afectan al sistema reproductor masculino.
Radioterapia
la radiación dirigiada a la zona pélvica también puede afectar a los testículos y destruir la población de células madre, sobre todo si utilizan rayos de alta energía (24 Gy).
Cirugía
cuando se requiere la extirpación de uno o ambos testículos (orquiectomía). Con un testículo aún sería posible tener hijos si se recupera la función testicular, pero sin ambos no sería posible.

¿Cómo preservar la fertilidad masculina?

La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO por su sigla en inglés, American Society of Clinical Oncology) y la Asociación Americana de Medicina Reproductiva (ASRM por su sigla en inglés, American Society for Reproductive Medicine) recomiendan a todos los pacientes que vayan a recibir un tratamiento contra el cáncer hablar en primer lugar con un especialista sobre los efectos que éste podría tener sobre su fertilidad.

Estos pacientes también deben ser informados sobre las opciones para preservar su fertilidad, las cuales tienen que ser compatibles con los tratamientos oncológicos.

En ningún caso se pondrá en peligro la vida del varón por anteponer el deseo de preservar su fertilidad.

En hombres

La congelación de esperma es la mejor opción y la más sencilla para preservar la fertilidad en todos los hombres adultos, ya sea porque va a recibir un tratamiento antitumoral o por otras razones.

Para preservar el semen, tan sólo hace falta obtener una muestra por masturbación. A continuación, el personal de laboratorio se encargará de procesarla correctamente y congelarla en nitrógeno líquido. Esta muestra pasará finalmente a almacenarse en un banco de semen hasta que se requiera su utilización.

La congelación del semen debe realizarse antes de iniciar el tratamiento contra el cáncer para evitar el daño genético a los espermatozoides y, si el tiempo lo permite, es recomendable congelar al menos tres muestras con un intervalo de 48 horas.

Uno de los problemas que puede surgir es que el varón ya presente subfertilidad inicialmente debido a un tumor testicular, por ejemplo.

Se han encontrado casos de oligospermia y azoospermia antes de someterse a la quimioterapia o la radioterapia, por lo que puede ser necesario realizar una biopsia de testículo o de epidídimo para obtener la muestra de espermatozoides.

Aunque se obtengan pocos espermatozoides, el hombre aún podría ser padre gracias los tratamientos de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV) con inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

En niños

La congelación de semen solamente es posible en aquellos varones que hayan alcanzado la pubertad, lo cual suele suceder alrededor de los 13 años.

Por tanto, los niños con cáncer van a tener más complicado preservar su fertilidad, ya que no podrán obtener una muestra de semen por masturbación.

En algunos casos, es posible utilizar la electroeyaculación con anestesia general o hacer una estimulación por vibración del pene para obtener los espermatozoides.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

Por otra parte, existen algunas estrategias para preservar la fertilidad en niños que se encuentran en fase experimental:

  • Congelación de tejido testicular inmaduro y posterior reimplante.
  • Diferenciación de espermatozoides in vitro a partir de células madre criopreservadas

Ser padre sin haber preservado la fertilidad

A pesar de todos los esfuerzos por concienciar a la sociedad de la importancia de preservar la fertilidad, aún hay muchos hombres que hoy en día no pueden ser padres tras haber superado un cáncer.

Como hemos dicho, esta infertilidad puede ser temporal o permanente en función de la agresividad de la quimioterapia o la radioterapia.

En general, los hombres que no hayan preservado la fertilidad antes del tratamiento oncológico pueden encontrarse con alguna de estas 3 situaciones:

Recuperación de la espermatogénesis
estos hombres son capaces de recuperar la función testicular normal y, por tanto, podrán dar lugar a un embarazo natural. Lamentablemente, esto solamente sucede en el 20-30% de los casos.
Calidad del semen alterada
hay producción de espermatozoides pero éstos tienen alterada su concentración, movilidad o morfología. También puede haber daño en el ADN, por lo que se recomienda hacer todas las pruebas diagnósticas necesaria antes de intentar un embarazo. Estos varones pueden tener hijos gracias a las técnicas de reproducción asistida.
Ausencia total de espermatozoides
estos hombres quedan en una situación de azoospermia. Su única opción para ser padres será recurrir a la donación de semen.

Preguntas de los usuarios

¿Los niños con cáncer pueden preservar la fertilidad?

Por Dra. Paloma de la Fuente Vaquero (ginecóloga).

Hoy en día, la preservación de la fertilidad es posible si el niño ya ha alcanzado la madurez sexual. Una vez que los niños han alcanzado la madurez sexual, es posible obtener eyaculado con espermatozoides. De esta forma, podría congelarse la muestra obtenida para poder ser utilizada en futuros tratamientos de reproducción asistida.

Normalmente la madurez sexual se alcanza entorno a los 13 años de edad.

¿Se puede tener hijos después de un tratamiento de quimioterapia?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, pero en función de si se ha criopreservado el semen o no, será más o menos complicado conseguir el embarazo.

Aquellos hombres que tengan una buena muestra de semen congelado podrán tener hijos mediante un tratamiento de inseminación artificial o fecundación in vitro según sea el caso.

Por otra parte, si el paciente no tenía semen congelado, habrá que confirmar si tienen o no función testicular. En ocasiones, es posible recuperar espermatozoides a través de una microcirugía o punción en el testículo.

Lectura recomendada

Como hemos comentado, los tratamiento contra el cáncer pueden afectar a la fertilidad de distintas formas. Si te interesa conocer más información sobre esto, puedes seguir leyendo en el siguiente artículo: ¿Cómo afecta el cáncer a la fertilidad de los hombres y las mujeres?

Igualmente, si deseas seguir informándote sobre más opciones para preservar la fertilidad tanto en hombres como en mujeres, no te pierdas el siguiente post: La preservación de la fertilidad: congelar óvulos y esperma.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Garrido-Colino C, Lassaletta A, Vazquez MÁ, Echevarria A, Gutierrez I, Andión M, Berlanga P; en representación del Comité de Adolescentes de la SEHOP. Situación de la preservación de fertilidad en pacientes con cáncer en nuestro medio: grado de conocimiento, información e implicación de los profesionales. An Pediatr (Barc). 2017 Jul;87(1):3-8.

Holoch P, Wald M. Current options for preservation of fertility in the male. Fertil Steril. 2011;96(2):286-90.

Preguntas de los usuarios: '¿Los niños con cáncer pueden preservar la fertilidad?' y '¿Se puede tener hijos después de un tratamiento de quimioterapia?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Paloma de la Fuente Vaquero
Dra. Paloma de la Fuente Vaquero
Ginecóloga
Graduada en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid, con el Máster en Reproducción Humana y Doctorado en Medicina y Cirugía por Universidad de Sevilla. Miembro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), actualmente desempeña sus funciones como ginecóloga especialista en reproducción asistida en la clínica YES! Reproducción. Más sobre Dra. Paloma de la Fuente Vaquero
Número de colegiado: 4117294
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.