Ponencia de EVA Fertility Clinics: “Fracasos repetidos en tratamientos de FIV” en inviTRA 2014

En el siguiente vídeo podemos ver la ponencia que dio la doctora Isabel Santillán, ginecóloga especialista en reproducción asistida de Eva Fertility Clinics durante la feria de reproducción asistida inviTRA 2014 que tuvo lugar el pasado noviembre en Madrid.

La doctora nos explica la principal causa de los fracasos repetidos en los tratamientos de FIV: los fallos de implantación. La tasa de implantación por embrión es de aproximadamente el 25%. Estos fallos generan una gran frustración y desilusión no solo en los pacientes sino también en los profesionales.

Actualmente no se conocen las causas exactas por las que unos embriones implantan y otros no lo consiguen. Una de las explicaciones que se dan son las interferencias en el diálogo entre el embrión y el útero materno. Esta falta de comuniación se puede producir tanto por:

  • Alteraciones en el embrión. Suponen el 75% de los fallos de implantación.
  • Anomalías del útero tales como miomas, infecciones o endometriosis entre otras. Representan el restante 25%.

Las patologías uterinas, los problemas de maduración de la capa endometrial, enfermedades trombofílicas o problemas asociados al tiroides son algunas de las razones por las que un embrión puede no implantar.

Por lo que respecta a las alteraciones genéticas del embrión, solo un pequeño porcentaje de ellas existen en los padres. La gran mayoría se producen de novo, ya sea en los gametos materno y/o paterno como en el embrión.

Alteraciones genéticas

Por lo que respecta a las alteraciones genéticas del óvulo, se sabe que la edad materna influye drásticamente. Más del 75% de los óvulos de mujeres mayores de 42 años manifestarán alguna alteración genética producida durante la meiosis que podrá ser la causa de que la implantación fracase.

El problema del mosaicismo

En cuanto a las alteraciones del embrión, el problema viene dado por el mosaicismo, que puede dificultar el estudio genético y dar lugar a falsos positivos y negativos. Esto es debido a que, para el análisis genético del embrión se extrae una o dos células únicamente; si tenemos la “suerte” de escoger las células alteradas realizaremos un diagnóstico adecuado y no transferiremos ese embrión.

Por el contrario, si la célula que hemos elegido es “buena” pero existen otras alteradas, no sabremos de esa alteración hasta que veamos el fallo de implantación. La parte positiva en este aspecto, es que el embrión presenta cierta capacidad de reparación del mosaicismo, especialmente en estadios iniciales.

Ventana de implantación

En los últimos años, se está prestando especial atención a la venta de implantación. Ésta es el periodo de tiempo en el que el útero muestra mayor receptividad hacia el embrión. Gracias a novedosos estudios de genómica y proteómica se puede analizar la ventana e implantación de cada mujer y determinar con mayor eficacia el momento de la transferencia embrionaria para aumentar la probabilidad de la implantación y con ello de embarazo.

3 comentarios

  1. usuario
    Nena

    Gracias, de verdad gracias que aun con términos clínicos que se nos hace difícil entender nos dan una explicación abierta de nuestro problema. Llevo 2IA y 4ICSI y 1transferncia de embriones vitrificados de 5 día que me realizaron el día 26 de febrero. Tengo 43 años y ya no espero mas. Siempre he tenido buena respuesta con mis óvulos, mi endometrio tiene buena respuesta ..pero no hay implantación. Ruego que esta vez salga un positivo.

  2. usuario
    Gemma Mengual

    El vídeo es muy explicativo y ayuda mucho a a entender los fallos de implantación. Sin embargo, me queda una duda, es posible realizar un DGP, que te de normal y realmente el niño tenga luego algún problema?

    • avatar
      Andrea RodrigoEspecialista en reproducción asistida

      Hola Gemma,

      efectivamente el problema del mosaicismo en los diagnósticos genéticos existe. Sin embargo, el DGP se hace en estadíos tempranos de desarrollo del embrión y en caso la maquinaria reparadora del embrión es bastante fuerte, por lo que son pocos los casos en los que el resultado da negativo en anomalía genética y posteriormente el niño tiene alguna alteración.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar