Las alteraciones en los genes tanto de los gametos como en el embrión pueden ser causa de fallo de implantación.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar