Ponencia de ReproFIV “Ser padres después de un cáncer. Preservación de la fertilidad” en inviTRA 2014

En la charla que podemos ver en el siguiente vídeo, los profesionales de la clínica madrileña ReproFIV explicaron las opciones que tienen las mujeres y hombres que van a someterse a un tratamiento oncológico para preservar su fertilidad y poder ser padres una vez superada la enfermedad.

La Dra. Elena Martín Hidalgo, ginecóloga y directora médica de ReproFIV y el Dr. Antonio Alcaide Raya, biólogo de la misma clínica, fueron los encargados de dar la ponencia en la feria de reproducción asistida inviTRA 2014 el pasado noviembre en Madrid.

Los tratamientos oncológicos suponen un daño sobre la gónada tanto femenina como masculina que puede ser más o menos grave y más o menos irreversible en función de diversos factores como:

  • Edad de la paciente
  • Tipo de cáncer
  • Profundidad de la lesión
  • Tratamiento del cáncer

Sea como sea, es imprescindible estar informados y prevenidos de que existe la posibilidad de que la gónada no se recupere tras el tratamiento anticanceroso. Es por ello que desde ReproFIV inciden en la importancia de que este tipo de pacientes sean aconsejados e informados de la mejor manera por los profesionales que llevan su tratamiento oncológico acerca de las posibilidades de preservación de su fertilidad, independientemente de que luego vayan o no a necesitarlo por tener más o menos afectados sus gametos.

Cáncer de mama es el más común entre las mujeres

Son 4 las principales situaciones que se pueden dar ante un caso de preservación de la fertilidad. Así podemos tener una mujer prepuberal, una mujer adulta, un hombre prepuberal y un hombre adulto.

También es importante determinar el tiempo necesario para empezar el tratamiento oncológico a la hora de determinar cuál va a ser el camino de preservación de la fertilidad que se elija, puesto que hay cánceres que requieren una intervención inmediata y otros que pueden esperar un tiempo. Este tiempo de espera será necesario en algunos casos para poder efectuar la estimulación ovárica y previa a la extracción de los ovocitos.

Preservación de la fertilidad femenina

Si la persona que desea mantener su fertilidad está en edad prepuberal, cuya gónada es inmadura, es decir, no funcional, se puede extraer tejido ovárico de la corteza y obtener de ahí ovocitos inmaduros; congelarlos e reimplantarlos una vez descongelados tras el tratamiento oncológico.

El problema de esta alternativa es que existe la posibilidad de introducir células cancerosas con el implante de tejido ovárico. Ya hay niños nacidos con esta técnica pero todavía se considera experimental por no haber demasiados casos. La ventaja de esta técnica es que no requiere de estimulación ovárica previa, por lo que es una buena alternativa para los casos de cánceres hormodependientes.

Criopreservación de corteza ovárica

En casos de mujeres adultas con sus gónadas totalmente funcionales y óvulos maduros, podemos criopreservar ovocitos y/o embriones o congelar corteza ovárica. La principal desventaja de criopreservar ovocitos es que es necesaria la estimulación ovárica, lo cual obliga a posponer el tratamiento oncológico y a seguir un tratamiento hormonla, imposible en los cánceres hormodependientes.

La congelación de la corteza ovárica y posterior trasplante del injerto tienen el inconveniente de la posibilidad de reinsertar células cancerosas y de la dificultad de hacer que el injerto vascularice normalmente y vuelva a ser totalmente funcional.

Preservación de la fertilidad en el hombre

Un hombre en edad prepuberal, un niño, podrá preservar su fertilidad mediante la congelación de tejido testicular inmaduro. probablemente no tenga eyaculado ni espermatozoides en el testículo. Es quizá la peor de las situaciones, ya que intentaremos madurar gametos inmaduros y con ello conseguir espermatozoides funcionales. Hoy por hoy es una tecnología totalmente experimental.

En caso de ser un hombre maduro y con la gónada totalmente formada, nos encontramos dos posibles opciones: la congelación de semen del eyaculado y la congelación del contenido extraído de la biopsia testicular.

Un comentario

  1. usuario
    Mauro M.J.

    Me ha parecido muy buena la explicación que dan sobre las opciones que tenemos las personas con cáncer para poder ser padres una vez superamos la enfermedad. En mi caso, me informaron correctamente y sí preservé semen antes de someterme a la quimio. Espero poder ser padre tras el tratamiento ya que solo tengo 28 años. La verdad es que es muy importante que el médico informe bien de las opciones. Este vídeo es muy claro. Gracias

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar