Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 25/07/2011

La inflamación de las encías en las embarazadas es un hecho frecuente y sin embargo, poco documentado.

Un estudio reciente ha encontrado una asociación bastante clara entre la inflamación de las encías de las gestantes y la presencia de la bacteria Porphyromonas gingivalis, la cual, además, tiene una importante prevalencia en nuestro país.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Estudio

Esta investigación ha sido realizada con un total de 62 mujeres, de las cuales 42 estaban esperando un bebé; todas ellas no fumadoras y con garantía de boca sana y cuidada. Se realiza el seguimiento a todas durante 9 meses valorando, para diferentes períodos, sus niveles de progesterona, estradiol, analíticas inmunológicas, exámenes microbiológicos y además, medida de placa y sarro.

Causas

La Doctora Ana Carrillo, de la Clínica PerioCentrum de Segovia, afirma que se trata del estudio que más se ha aproximado a las causas de las inflamaciones en las embarazadas puesto que la variable que protagoniza los cambios es la presencia, en cantidades cada vez mayores, de la bacteria Porphyromonas gingivalis junto con factores como la placa o el sarro. El estudio ha sido realizado junto con la Universidad Complutense y será publicado en el Journal of Clinical Periodontology.

La bacteria P. gingivalis se incluye entre los patógenos periodontales más frecuentes e importantes. La única barrera frente a estas afecciones características del embarazo es una adecuada higiene oral, además de control por parte del especialista. Tanto el sarro como la placa han sido menospreciados hasta el momento, pero este estudio ha demostrado cómo los niveles de inflamación estaban muy directamente relacionados con el nivel de placa.

Efectos sobre el feto

El problema, además, es que no se ha demostrado en qué medida esto pueda afectar al feto pero se sospecha que puede incluso desencadenar un parto prematuro o un nacimiento de bajo peso, como consecuencia del paso de la bacteria al torrente sanguíneo y por tanto, a los tejidos placentarios.

Se pone de manifiesto, por lo tanto, la necesidad de ratificar estas sospechas con estudios al respecto y dar a este problema el valor que en realidad pueda tener.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

1 comentario

    1. Paula

      Muy buenas. Me ha interesado el artículo porque estoy de tres meses y y recientemente el dentista me dijo que tenía algo de gingivitis. Al principio no le di demasiada importancia pero tras mi visita al dentista y sus consejos sí se la he dado. El caso es que el mismo, además del tratamiento, me recomendó que usase una pasta de diente especilizada (Parodontax) y la verdad es que de momento estoy contento. Os dejo el enlace a su web porq explican mucho sobre todo esto; **************** Por probar, no??? Aconsejáis algún producto vosotros?