Diferencia étnica en el éxito de la donación de óvulos

La pertenencia étnica es uno de los factores pronóstico recientemente investigados en relación al paciente que pueden afectar el resultado de las técnicas de reproducción asistida.

Para evaluar este hecho, se ha realizado un estudio retrospectivo sobre una cohorte concreta de población, en un centro de infertilidad privado, evaluando a 1.012 receptoras de diferentes etnias, que se sometían a su primer ciclo de recepción de óvulos. Las pacientes eran de color, asiáticas (del sudeste) y caucásicas.

Como resultados, se encontró que la tasa de embarazo era significativamente más baja en receptoras de poblaciones de color, al compararlas con las caucásicas. A pesar de ello, las mujeres de color poseía un factor de riesgo independiente para conseguir un embarazo clínico, es decir, que si la tasa de embarazo en estas pacientes era menor, no sería por ser de color, sino por otras causas independientes.

Según esto, el origen étnico podría considerarse como un factor pronóstico independiente para conseguir el embarazo tras una donación de óvulos.

Daniel Bodri *,**, Juan José Guillén *, Marta López *, Valérie Vernaeve * and Oriol Coll *

* Clínica EUGIN, calle Entença 293–295, 08029 Barcelona, Spain.
** Departament de Pediatria, Obstetrícia i Ginecologia i Medicina Preventiva, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, Spain.

INTRODUCCIÓN
La etnia es uno de los factores pronóstico que están siendo investigados recientemente en relación al paciente, puesto que podría afectar al resultado de las técnicas de reproducción asistida.

En el marco de los tratamientos de la fecundación in vitro, algunos estudios, que provienen todos de los Estados Unidos, han comparado datos entre pacientes afroamericanas y caucásicas. Todos estos estudios se hicieron de forma retrospectiva y comparaban una pequeña población de pacientes afroamericanas con un grupo control extremadamente grande, hecho que obliga a seguir investigando en este aspecto puesto que las poblaciones no son del mismo tamaño.

Con respecto a las asiáticas, existen menos estudios aún, y los ya existentes se centran en grupos de asiáticos-británicos o en diagnósticos de infertilidad muy específicos, como el síndrome de ovario poliquístico o patologías similares.

Aunque, según lo comentado, estos estudios con tamaños de muestras desiguales revelan resultados contradictorios, ha aparecido una base de datos (de distintos autores) más grande y mucho más reciente que ha proporcionado una serie de resultados nuevos, evidenciando la existencia de una disparidad racial en los resultados de la Técnicas de Reproducción Asistida.

OBJETIVOS DEL ESTUDIO

Según la información de los autores, hasta la fecha de realización del estudio que se presenta aquí, ningún estudio con una muestra adecuada ha evaluado los orígenes étnicos en el contexto de la ovodonación.

Además de que se requiere un control muy exhaustivo sobre este tipo de técnica de reproducción asistida, ya no sólo por la sincronización de donante y receptora, sino también por las características de ambas, es importante saber si la receptora y “sus características” (en este caso la etnia) podrían afectar de alguna forma al éxito o fracaso del ciclo de ovodonación.

Por lo tanto, el objetivo de la investigación fue comparar las tasas de embarazo en mujeres receptoras de ovocitos de mujeres de color y asiáticas sur-orientales con un grupo control de receptoras caucásicas, para determinar el impacto de la etnia como posible factor pronóstico en ciclos de donación de ovocitos.

POBLACIÓN DE ESTUDIO

Se analizaron de forma retrospectiva todas aquellas mujeres receptoras de color y asiáticas del este, que se hicieron su primer ciclo de ovodonación con embriones en fresco en un centro de infertilidad de Barcelona, entre marzo de 2003 y diciembre de 2008.

La étnia se determinó por una serie de cuestionarios personales, que las propias receptoras susceptibles de estudio contestaron, y gracias a la consideración de sus lugares de nacimiento, asignando:

– Los países africanos y los caribeños para las receptoras de color.

– Los países del sudeste de Asia, predominantemente, y también del Extremo Oriente para las receptoras asiáticas.

El estudio tuvo una población control diferente según los orígenes étnicos de los que se trataran.

Sólo se incluyeron aquellas pacientes a quienes se les hizo la transferencia de embriones en fresco, además de que las receptoras de óvulos participaron una sola vez en el estudio, bien con su primer ciclo de ovodonación, bien en el grupo control.

TRATAMIENTO PARA LA DONACIÓN DE OVOCITOS

Antes del tratamiento, se les realiza a todas la receptoras un examen clínico exhaustivo, que incluye un reconocimiento físico y ginecológico general, análisis de sangre (hematología, bioquímica y serología), una citología y una radiografía pélvica. La cavidad uterina se examinó también mediante una histerosalpigografía o histeroscopia. Los miomas / fibromas submucosos uterinos se extirparon antes de realizar el proceso de la ovodonación. Las obstrucciones tubáricas se diagnosticaron mediante histerosalpingografía y / o laparoscopia diagnóstica o por la existencia de un embarazo ectópico anterior.

Se recetó Valerato de estradiol vía oral a dosis constantes para la preparación endometrial, tomando hasta un máximo de 6 mg diarios, de forma continuada. La duración del tratamiento variaba según la disponibilidad de los ovocitos.

El grosor endometrial no se medía de forma rutinaria durante la preparación, sólo en el momento de la donación. El día de la punción ovárica de la donante, además de la progynova, a la receptora se le prescribían 800 mg/día de progesterona micronizana por vía vaginal.

SELECCIÓN DE LA DONANTE DE OVOCITOS

La donación de óvulos se pautó según la legislación vigente actual.

La selección de la donante se hizo según las características fenotípicas, teniendo en cuenta también la étnia del marido / acompañante de la receptora (hubo un 46,1% parejas de etnias mixtas en el caso de los hombres de color y un 78% en caso de las asiáticas).

RECEPCIÓN DE EMBRIONES Y ÉXITO DE LA OVODONACIÓN

Los óvulos de la donante se fertilizaron mediante ICSI con el semen de la pareja de la receptora y se mantuvieron, los embriones, 2 o 3 días en cultivo. La transferencia de embriones a la cavidad uterina se realizó en día +2 o en día +3 de desarrollo embrionario, mediante ecografía transvaginal.

En los casos que hubo embarazo, el tratamiento hormonal sustitutorio se continuó durante 100 días más, contando desde el día de la transferencia. Cada embarazo, con al menos un saco intrauterino, se consideró “embarazo clínico” a partir de las 5 semanas de gestación mediante ecografía vaginal, mientras que se consideró “embarazo en proceso” tras la ecografía a las 12 semanas de gestación.

RESULTADOS

Se evaluaron un total de 280 primeros ciclos de donación de óvulos llevados a acabo en 280 receptoras de etnia afroamericana y se analizaron de forma retrospectiva.
Se creó un grupo control (560 ciclos) con una proporción 1:2 para las receptoras de de color, es decir, por cada receptora de color, se valoró 2 receptoras caucásicas de la misma edad.

Con la excepción de la edad, todas las características de las receptoras eran significativamente diferentes comparando las receptoras caucásicas y las de color.

La duración de la preparación endometrial fue más larga para las receptoras de color y aunque ellas recibieron más ovocitos, la proporción de ovocitos maduros, tasas de fertilización y el número de embriones transferidos, no fue significativamente diferente.

Las parejas de las receptoras de población de color eran significativamente más mayores comparados con los del grupo caucásico control.

Se hizo un análisis de regresión múltiple logística que tras ajustarlo para las variables conflictivas, mostró que tener orígenes étnicos de color no supone ningún problema a la hora de conseguir un embarazo clínico y que llegue a término.

Por otra parte, se llevaron a cabo un total de 43 primeros ciclos de donación de óvulos en 43 receptoras del sureste de Asia, que también se analizaron para incluirlas en este estudio. En esta ocasión, se generó un grupo control de 129 ciclos, con una proporción 1:3 de receptoras asiática y caucásica; es decir, se buscaron 3 receptoras caucásicas por cada asiática estudiada, de la misma edad y cercanas cronológicamente.

Las receptoras asiáticas tenía valores de Índice de Masa Corporal (IMC) significativamente menores que las caucásicas, una duración a la hora de la preparación endometrial mayor y recibieron un número de ovocitos maduros ligeramente mayor. No hubo diferencias en los resultados entre las receptoras caucásicas (control) y las asiáticas del estudio.

CONCLUSIÓN

La población seleccionada para el estudio nos dio a conocer unos datos que pueden considerarse curiosos puesto que se encontró que las probabilidades de embarazo a término en pacientes de de color, en comparación con las caucásicas, son significativamente menores.

La prevalencia de infertilidad por factor tubárico o la de poseer miomas / fibromas uterinos sí era significativamente mayor en aquellas receptoras de color que en las caucásicas y es por esto que se concluye que los orígenes africano y caribeño se consideran como un factor pronóstico independiente para conseguir embarazo tras una donación de óvulos.

Para una muestra más pequeña de receptoras, las asiáticas, que se comparaban también con las caucásicas, no se encontraron diferencias.

En este primer estudio sobre la incidencia de la étnia de las receptoras en la donación de óvulos, se concluye que no hay más o menos probabilidad de quedar gestante si provienes de una étnia u otra y te sometes a un ciclo de ovodonación, todo depende del historial clínico previo que tú poseas.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar