Ser madre tras el cáncer de mama: una realidad

El Instituto Murciano de Fertilidad es especialista en analizar y realizar los tratamientos adaptados a la situación de cada paciente tras el cáncer.

El próximo 19 de octubre se celebra el Día Internacional Contra el Cáncer de Mama. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha publicado que esta enfermedad es diagnosticada cada año a 22.000 personas en España, la gran mayoría de los casos son mujeres.

Esto significa que 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama en algún momento de su vida. A pesar de esta cifra tan elevada, la parte positiva es que el cáncer de mama puede detectarse a tiempo siguiendo unas sencillas medidas preventivas y las posibilidades de superar esta enfermedad son muy altas.

Cáncer de mama en edad fértil

Este tipo de cáncer también se diagnostica en mujeres jóvenes que todavía se encuentran en su etapa reproductiva y que tienen pensado ser madre próximamente o en el futuro.

Es esencial que estas mujeres, tras afrontar el impacto inicial que supone este diagnóstico, piensen en si quieren tener hijos en el futuro, esto les puede proporcionar una motivación extra durante el tratamiento con quimio y radioterapia.

Los tratamientos contra el cáncer pueden dañar seriamente la fertilidad de la mujer y una vez superada la enfermedad se encuentran con la incertidumbre sobre si podrán conseguir el embarazo.

Existen distintos tratamientos que pueden preservar la fertilidad de las mujeres oncológicas, el Instituto Murciano de Fertilidad, IMFER, es especialista en este tipo de casos.

Desde sus inicios, IMFER ha logrado que un gran número de mujeres consigan ser madres tras haber superado el duro golpe del cáncer. Los casos de cáncer de mama más severos. así como el efecto de la quimioterapia pueden afectar seriamente a la capacidad de procrear de la mujer, llegando a producir menopausia precoz temporal o permanente.

Por eso si la mujer tiene la inquietud de formar su familia o tener otro hijo deben expresar al médico sus dudas sobre la fertilidad antes de empezar el tratamiento.

Vitrificación de óvulos

Una de las mejores opciones para preservar la fertilidad, es la vitrificación de óvulos, de forma que cuando se vayan a emplear los óvulos, se dispondrá de óvulos sanos y con la “edad genética” del momento en el que fueron criopreservados. IMFER fue la primera clínica de la Región de Murcia autorizada para realizar esta técnica, de manera que cuenta con una amplia experiencia en este campo.

La técnica de vitrificación consiste en emplear altas concentraciones de crioprotectores que prácticamente deshidratan la célula sin que se produzcan cristales de hielo que pueden producir daños. Los óvulos vitrificados se almacenan en nitrógeno líquido a -196ºC.

Una vez superado el cáncer, los óvulos se desvitrificarán y serán fecundados con el esperma para formar los embriones, que serán transferidos a la mujer días después.

IMFER asesora a sus pacientes ofreciéndoles tratamientos adaptados a cada uno de los casos en concreto. En el Día Internacional contra el Cáncer de Mama, cabe destacar la posibilidad de continuar, de seguir adelante y producir vida tras la lucha.

Un comentario

  1. usuario
    Soria23

    Es un placer ver cómo avanza la ciencia, la vida no se acaba con el diagnóstico, hay que ser positivos.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar