Suplementar con vitamina D la dieta mejora el desarrollo óseo del feto

El Calcio es necesario para la formación y el mantenimiento de nuestros huesos, en el embarazo, se precisa una concentración de unos 30 nanogramos por mililitro (0,000001mg/ml) que se considera óptima para favorecer el desarrollo fetal. Lo cierto es que muchas mujeres presentan déficit de este mineral durante la gestación, y un suplemento de la vitamina encargada de su absorción puede mejorar el desarrollo óseo del niño.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Suplementar con vitamina D la dieta mejora el desarrollo óseo del feto

El Calcio se encuentra en alimentos como los lácteos, las hortalizas verdes, las aguas minerales ricas en calcio, las sardinas en aceite, las anchoas o las almendras.

La vitamina D es fundamental para la fijación del calcio circulante en los huesos, proviene de algunos alimentos como el pescado azul en la que se encuentra en pequeñas cantidades y se crea bajo el efecto de los rayos de sol en la piel.

El feto necesita calcio para la formación de los huesos

En Valencia, en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Doctor Peset, se ha estudiado que suplementar con vitamina D a las embarazadas, es beneficioso para el desarrollo fetal. Así también, ayudaría a evitar procesos como la osteoporosis o el raquitismo.

El suplemento de vitamina D se refleja en la densidad ósea fetal

El hallazgo ha sido reconocido con un premio por la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral. El metabolismo del calcio sufre modificaciones para garantizar el desarrollo óseo correcto del feto, es en el tercer trimestre cuando estas exigencias se hacen mayores por parte del niño. Durante la gestación, el feto es primordial y la madre puede sufrir los déficits de este mineral esencial.

El estudio supervisó las concentraciones plasmáticas de vitamina D a partir de la semana 20 de 98 mujeres embarazadas en total, a las que se dividió en dos grupos: un grupo control que recibió un suplemento de vitamina D y otro grupo que no recibió dicho aporte, actuando como grupo control. Las mujeres del estudio que habían recibido el suplemento, aumentó su vitamina D en 4 nanogramos/mililitro respecto a los de las mujeres sin suplemento.

Complementar con vitamina D la ingerida en el embarazo previene enfermedades

La densidad ósea del fémur de los fetos se comprobó mediante ecografía tridimensional que era superior en los fetos cuya madre había complementado su dieta con vitamina D. La Dra. Sabonet, responsable del grupo de investigación, indica que “el metabolismo óseo sufre modificaciones durante la gestación para garantizar la transmisión del calcio de la madre al feto”.

Es más, en las zonas en las que radiación solar es mayor, también las embarazadas sufren un déficit de vitamina D respecto al considerado óptimo en la gestación (30 ng/ml).

Pueden prevenirse enfermedades gestacionales y fetales

Los resultados del estudio podrían ser claves para prevenir enfermedades relacionadas con la carencia de vitamina D, como la preeclamsia, las enfermedades vaginales o la diabetes gestacional.

Al parecer también el déficit de vitamina D provoca un mayor riesgo a que el embarazo acabe en cesárea, y una gestación con concentraciones subóptimas de vitamina D puede llevar a ocasionar retraso de crecimiento intrauterino (RCIU), lo que podemos evitar suplementando con vitamina D una dieta sana y equilibrada.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar