El tabaco disminuye nuestros niveles de fertilidad, y aumenta las posibilidades de problemas cardíacos, pulmonares, e incluso, cancerígenos.

En los hombres el tabaco daña la calidad del esperma disminuyendo las probabilidades de conseguir un embarazo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar