Tabaco y sobrepeso afectan al corazón del bebé

Las madres que padecen sobrepeso y además fuman durante el embarazo tienen más riesgos de tener un hijo con defectos congénitos cardíacos.

La revista Heart ha publicado un estudio de la Universidad de Groningen (Holanda), en el que analizaron a 800 fetos y bebés nacidos entre 1997 y 2008 con problemas en el corazón que fueron comparados con niños que sufrían otras anomalías. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la combinación de sobrepeso y tabaco es muy importante para que un feto desarrolle problemas cardíacos.

Tabaquismo y sobrepeso durante el embarazo

Cuando una mujer es consciente de que está embarazada empieza a cuidarse más y trata de adquirir hábitos saludables como ejercicio diario, alimentación sana y eliminar el consumo de alcohol y tabaco.

Las mujeres con sobrepeso tienen más problemas para conseguir una gestación, además una vez lo consiguen deben cuidarse mucho porque corren diversos riesgos como problemas de hipertensión, diabetes durante el embarazo y parto prematuro.

Si a todas estas dificultades le añadimos el tabaco, la combinación es fatal para el corazón del feto. El estudio revela que las mujeres que fumaban y tenían un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más, tenían una probabilidad de más de 2.5 veces de tener un hijo con defectos cardíacos congénitos que las mujeres que sólo sufrían sobrepeso o sólo fumaban, pero no los dos factores juntos.

Efectos en el corazón del bebé

Una de las conclusiones de los investigadores explica que el riesgo de sufrir anomalías que afectan al flujo de sangre desde los ventrículos hasta la arteria pulmonar o aorta estaba triplicado en los bebés nacidos de madres con sobrepeso que fumaron durante el embarazo.

Todavía no se conoce exactamente el mecanismo de acción pero se sospecha que está relacionado con que el tabaquismo y el sobrepeso afectan al colesterol, de forma que disminuyen el bueno (HDL) y aumenta el colesterol malo (LDL).

El sobrepeso y el consumo de tabaco durante la gestación están relacionados con un mayor riesgo de muerte fetal por aborto involuntario, retraso del crecimiento y partos prematuros ahora también hay que añadir que “El tabaquismo materno y el sobrepeso deben contemplarse como una posible causa de defectos congénitos del corazón” explican los autores.

Un comentario

  1. usuario
    Yolanda

    Lo primero que hace una madre es dejar de fumar o reducir el consumo de cigarrillos nada más saber que está esperando un bebé

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar