Es un proceso de solidificación de los óvulos. Esta técnica consiste en reducir la temperatura a la que se expone el ovocito, de 37 °C iniciales a -196 °C de forma rápida.

Puedes leer el artículo completo en:    141

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar