Antes de que existieran las pruebas inmunológicas de embarazo, las mujeres tenían otras formas caseras de determinar si iban a tener un bebé o no, tales como las gotas de aceite o la prueba de la rana, entre otras.

Puedes leer el artículo completo en:    51

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar