Vacuna de la tos ferina en embarazadas

La tos ferina es una enfermedad infecciosa que afecta a las vías respiratorias especialmente en niños de pequeña edad. Su manifestación más característica son los episodios paroxísticos de tos y la inspiración ruidosa.

Esta infección está causada por la bacteria Bordetella Pertussis y se transmite por las gotas expelidas en la tos. Solo afecta al ser humano y es muy contagiosa. De hecho, el porcentaje de contagio familiar es cercano al 90% de los miembros susceptibles.

Se trata posiblemente de la infección bacteriana más contagiosa, comparable a las infecciones víricas del sarampión y la varicela.

Desde FIV-Recoletos queremos informar sobre esta afección y la importancia de la vacunación.

Tos ferina en niños

A pesar de que los adultos también pueden contraer la tos ferina, son los niños la principal diana de esta afección, especialmente los más pequeños, a los que afecta de forma más grave. De hecho, el 70% de los casos de muerte corresponden a niños de menos de un año.

Los primeros seis meses de vida son los de mayor gravedad y los más receptivos.

Hasta en el 84% de los lactantes infectados con tos ferina, la fuente es un familiar con el que conviven, principalmente alguno de los padres. Ni la vacunación ni el hecho de haber sufrido previamente la enfermedad ofrecen inmunidad permanente.

¿Cómo se puede prevenir la tos ferina?

La vía de prevención de esta infección es la vacunación. Se usan vacunas mixtas (dTpa) que protegen además de la tos ferina, de la difteria y el tétanos.

Hoy en día se vacuna a los menores a los 2, 4, 6 y 18 meses, ya que, como hemos comentado, la infección afecta en edades muy tempranas y la vacunación precoz es la mejor forma de prevenirla. También se da una dosis de recuerdo a los 6 años.

La principal preocupación viene en el periodo desde el nacimiento hasta la primera vacuna de los 2 meses. Para evitar el contagio en este tiempo, se recomienda vacunar a las embarazadas ya que la vacunación en los primeros días de vida del bebé no resulta eficiente. Hasta ahora, los menores de dos meses no se encontraban inmunizados en un periodo en el que la enfermedad alcanza su máxima receptividad y gravedad.

Un informa redactado por expertos en vacunas del Ministerio de Sanidad hizo una recomendación hace aproximadamente un año en la que se informa de que vacunar a las gestantes a partir de la semana 28 de embarazo previene la enfermedad en el recién nacido, ya que recibe los anticuerpos por vía materna.

A pesar de esto, se plantearon dos problemas en cuanto a la generalización de la vacunación:

  • Coste
  • Disponibilidad

La mayoría de las Comunidades Autónomas incluyó la vacuna de la tos ferina en su calendario normal de vacunas durante la gestación. Sin embargo, ello llevó a un problema de abastecimiento mundial de vacunas.

Ante este problema, el Ministerio intentó buscar soluciones. Por una parte, consiguió una partida extra de 60.000 vacunas. Por otra parte, decidió aplazar la aplicación de la dosis de recuerdo a los niños de 6 años para poder vacunar a más embarazadas.

Parece que esta última estrategia es adecuada ya que la dosis de los 6 años es simplemente un recuerdo y los expertos informan de que puede aplazarse. Además, la enfermedad es especialmente grave en el primer año de vida.

El pasado 10 de febrero, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron en la Comisión de Salud Pública la distribución de 223.000 dosis adicionales de la vacuna con el objetivo de cubrir todas las necesidades de vacunación en 2016, tanto en menores como en embarazadas.

En cualquier caso, si se repiten situaciones de falta de disponibilidad, las autoridades competentes recomiendan priorizar la vacunación en las embarazadas y aplazar la dosis de recuerdo en niños de 6 años.

2 comentarios

  1. usuario
    miercoles

    Entiendo que si hay falta de vacunas pues se tenga que llegar a una solución pero no se si dar la vacuna a las embarazadas a costa de quitarla a los niños de 6 años es buena opción

  2. usuario
    Julia

    ¿Cómo se puede saber si tu bebé tiene tos ferina?¿Entra dentro de las revisiones pediátricas habituales o es necesaria una prueba específica?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar