¿Qué sentido tiene hablar de semana 1 de embarazo si todavía no ha habido fecundación? ¿Por qué se cuenta desde la última menstruación?

Por Zaira Salvador.
Última actualización: 24/08/2018

Se cuenta desde la última menstruación para poder determinar con mayor exactitud el tiempo de embarazo, pues la mujer sabe exactamente el momento en que le baja la regla pero no hay manera de saber cuándo se produce concretamente la fecundación.

Lo cierto es que es algo extraño hablar de semanas de embarazo cuando no se ha producido la fecundación. Por ello, hay quienes empiezan a contar desde el momento en que intuyen que ha tenido lugar la fecundación, basándose en que en un ciclo regular, ésta tiene lugar unas dos semanas después de la bajada de la regla.

Estas variaciones son las que hacen que haya ocasiones en las que se hable de 9 meses de embarazo y en otras de 10 meses de embarazo. No obstante, lo habitual es considerar que el embarazo consta de 40 semanas desde la fecha de la última menstruación.

Lectura recomendada: Primer mes de embarazo: primeros síntomas y cuidados en la madre.

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia.
Número de colegiada: 3185-CV
Embrióloga. Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia. Número de colegiada: 3185-CV.
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies