La inseminación artificial (IA): ¿Qué es y cuál es su precio?

Por (ginecóloga), (ginecóloga), (ginecólogo), (embrióloga), (atención al paciente), (embrióloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 15/08/2023

La inseminación artificial (IA) es una técnica de reproducción asistida sencilla y de bajo coste mediante la cual se introducen espermatozoides de forma no natural directamente en el útero de la mujer. El objetivo es que se produzca la fecundación y conseguir el embarazo.

En función del origen de la muestra de semen utilizada, distinguimos dos tipos de IA:

Se trata de un procedimiento indoloro y mucho menos invasivo que otras técnicas reproductivas como la fecundación in vitro (FIV).

A continuación tienes un índice con los 14 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial consiste en depositar en el interior del útero una muestra de semen previamente procesada en el laboratorio.

Para llevarla a cabo, el especialista introduce una cánula en la cavidad uterina transvaginalmente y de manera ecoguiada, es decir, controlada por ecografía. Se realiza durante el periodo ovulatorio de la mujer con el objetivo de aumentar las probabilidades de éxito.

La fecundación del óvulo por parte del espermatozoide se produce en las trompas de Falopio, igual que ocurre cuando se consigue el embarazo de manera natural. Las diferencias entre la IA y el embarazo natural son el modo en que los espermatozoides son introducidos en el sistema reproductor femenino y que previamente se han seleccionado los mejores espermatozoides de la muestra.

Otra diferencia importante es que, en el proceso de la IA, el momento de la ovulación de la mujer se controla mediante ecografías para hacerla coincidir con la inseminación y aumentar así la probabilidad de éxito.

Además, lo más habitual es que se le administre medicación hormonal a la paciente para estimular el crecimiento folicular, cosa que también aumenta el porcentaje de éxito.

Por tanto, la probabilidad de embarazo es ligeramente superior a la derivada de las relaciones sexuales, aunque sigue dependiendo fundamentalmente de la capacidad fecundante del espermatozoide y la capacidad de implantación del embrión generado tras la fecundación.

El tratamiento de la IA paso a paso

A continuación, esquematizamos los pasos principales del proceso de la inseminación artificial (IA):

Estimulación ovárica
se administran dosis bajas de hormonas (gonadotropinas) para estimular ligeramente a los ovarios y se hacen controles periódicos para evaluar el desarrollo folicular.
Inducción de la ovulación
cuando en un control ecográfico se observa que uno o dos folículos ováricos tienen el desarrollo óptimo (18 mm de diámetro), se desencadena la ovulación. Para ello, la paciente se administrará la inyección de hormona hCG y se programará la inseminación a las 36 horas aproximadamente.
Capacitación del semen
es el proceso de preparación de la muestra de semen para que esta esté concentrada en espermatozoides móviles y no contenga otros tipos celulares ni plasma seminal.
Inseminación
en el momento de la ovulación, se deposita una pequeña muestra de semen (0.5 ml normalmente) en el útero de la mujer a través de una cánula. No se requiere anestesia y se lleva a cabo en la propia consulta.
Apoyo de fase lútea
se administra progesterona vía oral o vaginal para facilitar la implantación del embrión en el endometrio y, por tanto, la consecución del embarazo.

Si quieres obtener información más detallada acerca del proceso de la IA, puedes visitar este artículo: ¿Cómo se hace una inseminación artificial paso a paso?

Tipos de inseminación artificial

Existen diferentes tipos de inseminación artificial, en función del criterio que se tenga en cuenta para su clasificación.

Según el origen del semen

Existen dos tipos de IA en función del origen del semen empleado:

  • Inseminación artificial conyugal (IAC) u homóloga (IAH), con semen de la pareja.
  • Inseminación artificial de donante (IAD) o heteróloga, cuando se utiliza esperma de donante.

La inseminación artificial de donante se utiliza cuando no es posible usar el semen de la pareja (por factor masculino severo o por determinados problemas genéticos) o cuando no hay pareja masculina (mujeres que afrontan la maternidad en solitario y parejas de mujeres).

Según el lugar donde se depositan los espermatozoides

También se puede clasificar la inseminación artificial en base al lugar exacto del aparato reproductor femenino donde se depositen los espermatozoides. En este caso, los diferentes tipos de IA serían los siguientes:

Intratubárica
el semen es depositado en las trompas de Falopio.
Intracervical
los espermatozoides se colocan en el cérvix o cuello uterino.
Intravaginal
el esperma se introduce en la vagina, igual que ocurre en las relaciones sexuales.
Intrafolicular
la muestra seminal se deposita en el interior del folículo ovárico.
Intrauterina
la muestra espermática se deja en la cavidad uterina.

La inseminación artificial intrauterina es la más utilizada debido a que ofrece mejores resultados. Las otras alternativas de IA solo se emplean en los casos en que no es posible la IA intrauterina.

¿Cuándo hacer una inseminación artificial?

La inseminación artificial se aplica en diversas situaciones con el objetivo de lograr el embarazo. En los casos en que sea posible conseguir la gestación tanto con un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) como con inseminación artificial, la técnica elegida debe ser la menos invasiva, es decir, la inseminación artificial.

Como veremos a continuación, los problemas de fertilidad que pueden ser solucionados con la inseminación artificial serán diferentes en función del tipo de IA que se utilice.

Indicaciones de la IAC

Los siguientes problemas de fertilidad pueden solucionarse mediante una IAC:

  • Factor masculino leve: alteración en los parámetros seminales, aunque no debe ser muy severa, ya que se requiere un mínimo de espermatozoides para poder realizar la IA con probabilidad de éxito.
  • Esterilidad de origen desconocido: cuando los análisis previos no muestran ninguna patología determinada, se puede empezar con la IA. A pesar de que en un primer momento no se haya diagnosticado una patología, no significa que no exista, sino que no se ha podido diagnosticar con las analíticas realizadas.
  • Esterilidad de causa inmunológica: incompatibilidad entre el aparato reproductor femenino y el esperma. Generalmente, se produce por la fabricación de anticuerpos por parte de la mujer que destruyen los espermatozoides. Esta causa no es muy habitual y todavía no se conoce exactamente el mecanismo mediante el cual funciona.

Para seguir leyendo información más en profundidad sobre este tema, puedes visitar el siguiente enlace: ¿Cuáles son las indicaciones de la inseminación artificial?

Indicaciones de la IAD

Aunque, generalmente, se intenta en primer lugar hacer la inseminación artificial con semen de la pareja, hay ocasiones en las que no es posible y es necesario recurrir a esperma de donante. A continuación, se muestra un listado de situaciones en las que se lleva a cabo la IAD:

  • Ausencia de pareja masculina, como ocurre en las mujeres que deciden ser madres en solitario o en parejas lesbianas.
  • Factor masculino severo: en el caso de que tras varios ciclos de ICSI no se haya conseguido una gestación y las características de la mujer sean favorables a esta técnica.
  • Enfermedades genéticas del hombre cuya transmisión a la descendencia no se pueda evitar mediante un test genético preimplantacional (PGT).
  • Enfermedades de transmisión sexual en el varón: si tras varios lavados seminales no se puede garantizar que no haya virus en el semen, es decir, hay riesgo de infectar a la pareja.

Si te gustaría obtener información en profundidad sobre la IA con semen de donante, te resultará interesante leer este artículo: Inseminación artificial de donante (IAD): ¿Qué es y cuánto cuesta?

Requisitos

La inseminación artificial es, generalmente, la primera técnica reproductiva recomendada cuando una pareja no logra el embarazo tras 12 meses de relaciones sexuales. Sin embargo, para poder realizar una IA, se necesita que se cumplan ciertas condiciones. En el caso de no reunir los requisitos necesarios, se aplicarían directamente otras técnicas como la FIV.

Los requisitos para realizarla y las condiciones mínimas que determinan que esta técnica tenga posibilidades de lograr el embarazo y, por tanto, tenga sentido realizarla, son los siguientes:

  • Es necesario descartar el riesgo de una posible infección (hepatitis B o C, VIH, sífilis, etc.) para garantizar que no hay riesgo de contagio a la pareja o al futuro bebé.
  • Comprobar la permeabilidad tubárica de la mujer. Mediante diversas técnicas, como la histerosalpingografía (HSG), se puede observar que las trompas de Falopio son funcionales, pues esto es necesario, ya que la fecundación tiene lugar en su interior.
  • Tener una buena calidad seminal. Se requiere un REM (recuento de espermatozoides móviles) por encima de los 3 millones de espermatozoides móviles después de la capacitación espermática.

Por último, también hay que contar con el factor de la edad, el cual influye directamente en las probabilidades de éxito. Edades superiores a 36 años en la mujer empiezan a disminuir las posibilidades de embarazo, por lo que mujeres con 37-38 años o más es recomendable que recurran directamente a la FIV.

En el siguiente artículo puedes seguir leyendo más en detalle sobre este tema: ¿Cuáles son los requisitos para la inseminación artificial intrauterina?

Resultados y probabilidad de embarazo

El éxito de la IA viene determinado por muchos factores como la edad de la mujer, el grosor de su endometrio, la calidad del esperma, el tiempo de esterilidad, la causa de infertilidad...

La eficacia de los resultados varía entre las clínicas. La tasa de embarazo de una mujer menor de 35 años que se realiza un ciclo con el semen de su cónyuge oscila entre el 13 y el 25%. En el caso de semen de donante, esta cifra ronda el 18-29%.

Diversos estudios demuestran que es adecuado realizar inseminaciones seriadas si no se consigue el embarazo. Lo más recomendable es realizar 4 ciclos de inseminación y, si no se logra la gestación, se debe pasar a otra técnica de reproducción asistida como la FIV o la ICSI. La tasa acumulativa de embarazo en estos cuatro ciclos es de 50-60% con semen de la pareja y de 60-70% con semen de donante.

A partir del cuarto intento, las tasas de éxito no mejoran. Por eso, se recomienda cambiar de método para tratar de lograr el embarazo.

Si quieres más datos sobre las tasas de éxito de la inseminación artificial, te recomendamos que accedas al siguiente enlace: Resultados de la inseminación artificial.

Ventajas y diferencias con la FIV

La principal ventaja de la inseminación artificial es que es una técnica sencilla, que no requiere intervención quirúrgica, como ocurre en el caso de la FIV. Además, no es necesaria la anestesia, puesto que el procedimiento no duele.

Otra ventaja importante es el coste. Al ser menos compleja, el precio también disminuye considerablemente en comparación con otros tratamientos que requieren un mayor instrumental o equipo médico.

Por otra parte, el tratamiento que recibe la mujer para la estimulación ovárica es más suave que el administrado para la FIV y eso también supone una reducción del precio.

Otra diferencia con la FIV es que en la IA los óvulos empleados serán necesariamente de la paciente. En la FIV, puesto que la fecundación se produce en el laboratorio, los óvulos pueden ser de una donante en aquellos casos en los que no es posible usar los óvulos propios.

Además, se trata de una técnica de reproducción asistida que se acerca mucho más al proceso natural en comparación con la FIV, pues aunque el semen es depositado artificialmente o con asistencia médica, la fecundación en sí es natural.

En relación al embarazo natural, las principales ventajas de la IA son la mejora de la calidad seminal, debido a la capacitación espermática, y el control exacto de la ovulación, lo que hace que se consiga el embarazo en menos ciclos menstruales.

Puedes encontrar más ventajas de esta técnica en el siguiente artículo: Ventajas de la inseminación artificial.

Problemas, riesgos y efectos secundarios

Aunque cada vez es menor el número de problemas asociados a la inseminación artificial, en ocasiones se pueden producir varias complicaciones como las que presentamos a continuación:

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO): se produce por una respuesta excesiva a la medicación hormonal. No obstante, las estimulaciones para las inseminaciones artificiales suelen ser suaves y en todo momento se vigila el desarrollo folicular mediante ecografía, por lo que el riesgo es bajo.
  • Embarazo múltiple: debido al desarrollo de varios folículos se pueden producir gestaciones múltiples, sobre todo en mujeres jóvenes. Sin embargo, las clínicas cada vez se esfuerzan más en evitar esta situación, ya que una gestación múltiple implica muchos más riesgos durante el embarazo y el parto.
  • Embarazo ectópico: existe un riesgo de un 4% con inseminación artificial, mientras que en un ciclo natural sería del 0.8%.
  • Aborto: se produce principalmente en las primeras semanas de gestación y la tasa es del 20%.
  • Infecciones: son muy poco frecuentes gracias a los protocolos de asepsia y esterilidad de las clínicas de reproducción asistida, pero cabe la posibilidad de que ocurran.

En cuanto a los efectos secundarios del proceso, no son graves ni habituales, aunque pueden surgir molestias o malestar debido a la medicación administrada o a la introducción de la cánula, que puede causar un ligero sangrado después de la inseminación artificial.

Para obtener más información al respecto, puedes visitar este artículo: Riesgos de la IA.

Precios

El coste de un procedimiento de inseminación artificial conyugal (IAC) puede variar mucho de una clínica a otra. El precio en España va desde 600€ hasta por encima de 1.000€.

Por otro lado, si se va a realizar una inseminación con semen de donante, el precio rondará los 900-1.400€, ya que tener que recurrir a esperma de banco encarece el proceso.

Es importante aclarar que en el coste de la inseminación no está incluida la medicación, así que debe sumarse el precio de los medicamentos empleados para estimular el ovario, así como la progesterona para preparar el endometrio si fuese necesario.

Si necesitas una inseminación artificial u otro tratamiento de reproducción asistida, te recomendamos obtener este informe de fertilidad personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, una selección de clínicas basada en lo que de verdad es importante para ti y que, por supuesto, cumplen nuestros criterios de calidad. Además, incluye presupuestos y consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Algunas clínicas ofrecen descuentos en una segunda y tercera inseminación, por lo que se recomienda preguntarlo antes de iniciar el primer intento de IA para tener una idea más completa del presupuesto.

Aunque la Seguridad Social española ofrece este tratamiento, existen ciertos requisitos para poder acceder y muchas parejas se ven obligadas a recurrir a clínicas de fertilidad privadas.

Inseminación artificial casera

Aunque muchos consideran la inseminación artificial casera un tipo más de IA, no es así. La IA es un proceso de reproducción médicamente asistida, por lo que si el procedimiento se hace en casa no hablamos estrictamente de reproducción médicamente asistida. También se conoce como autoinseminación.

Con la IA, la tasa de embarazo se mejora debido a la preparación tanto de la mujer como del semen del varón. Sin embargo, el éxito de la inseminación artificial casera no es mejor ni peor que el simple hecho de mantener relaciones sexuales.

Este tipo de proceso es común en mujeres que deciden ser madres en solitario o en parejas de lesbianas sin problemas de fertilidad femenina para lograr el embarazo sin necesidad de tener que mantener relaciones sexuales con un hombre ni acudir a una clínica de reproducción.

Descubre más sobre la inseminación artificial casera en este artículo: ¿Cómo hacer una IA casera?

Preguntas de los usuarios

¿Qué controles se llevan a cabo a lo largo de un ciclo de inseminación artificial (IA)?

Por Dra. Ana Fernández-Sanguino (ginecóloga).

La Dra. Ana Fernández-Sanguino, ginecóloga en Fertility Madrid, nos habla en el siguiente vídeo acerca de los controles que se realizan en un ciclo de inseminación artificial (IA). Tal y como nos dice la doctora:

Normalmente, hacemos un control cuando baja la regla para ver que los ovarios están en reposo y que podemos comenzar. A partir de ahí, se empieza con la estimulación. Varía un poco en función de la mujer y de la respuesta que esperamos pero, normalmente, a los cinco o seis primeros días se hace la primera ecografía y, a partir de ahí, en función del tamaño que tenga el folículo, pues vemos si hay que verla dos días después o tres y vamos ajustando.

¿Hay riesgo de embarazo ectópico en una IA?

Por Dr. Héctor Iván Izquierdo Urdinola (ginecólogo).

Todos los tratamientos de reproducción asistida conllevan a un ligero aumento del riesgo de un embarazo ectópico y la inseminación artificial no es la excepción. Las causas por los cuales se originan este tipo de embarazos no están del todo claras, pero las más aceptadas son las siguientes: en primer lugar, que el hecho de inyectar los espermatozoides directamente en el útero podría afectar al peristaltismo de las trompas (movimiento de las trompas que desplaza al ovulo del ovario al útero), haciendo que éste funcione inadecuadamente y no sea capaz de transportar el ovulo fecundado al útero. La otra causa puede ser que exista una patología en las trompas que las ocluya parcialmente, lo suficiente para permitir el paso del espermatozoide, pero posteriormente no permitir el paso del embrión fecundado.
Leer más

¿Puedo ser madre soltera por inseminación artificial?

Por Patricia Recuerda Tomás (embrióloga).

La Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, permite la maternidad sin la necesidad de una pareja masculina. La posibilidad de conseguir gestación mediante la técnica de IA con semen de donante anónimo está determinada por las características personales de cada paciente. Sus tasas de éxito están asociadas a la inexistencia de una patología tubárica previa y a la edad de la paciente.

¿En qué casos puede hacerse una IA en ciclo natural, sin estimulación ovárica?

Por Dra. Elena Santiago Romero (ginecóloga).

Lo recomendable para hacer una IA en ciclo natural es siempre que se cumplan los siguientes criterios:

  • Mujeres menores de 35 años con ciclos regulares y no historia de esterilidad, es decir, mujeres sin pareja u homosexuales que realizan un tratamiento de IA con semen de donante.
  • Mujeres mejores de 35 años que sí tienen pareja masculina, pero no hay fertilidad probada (casos de varones con azoospermia, no posibilidad de coito o eyaculación durante el acto sexual, etc.)
Imagen: Indicaciones IA en ciclo natural

Durante el ciclo menstrual se realizarán ecografías para ir controlando el crecimiento folicular de manera espontánea y se controlará el momento de la ovulación, es decir, se provoca la ovulación en el momento adecuado para realizar la inseminación unas 36 horas después.

Si soy madre soltera, ¿es mejor recurrir a una inseminación artificial o a una fecundación 'in vitro'? ¿Cuál es la diferencia?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Cada caso debe evaluarse de manera personalizada, pero normalmente, en los casos de mujeres solteras que no presentan ningún signo de esterilidad, la técnica de elección es la inseminación artificial. Esto se debe a que es más cómoda para la paciente y más económica, ya que la fecundación ocurre en la mujer en lugar de en el laboratorio y se necesita menos medicación hormonal.

En los casos en que haya algún indicio de que no será posible conseguir la gestación mediante la inseminación artificial, se optará por la fecundación in vitro (FIV). Por ejemplo, si la mujer tiene las trompas de Falopio obstruidas o baja reserva ovárica, será preferible realizar una FIV.

Puedes encontrar más información sobre las opciones disponibles aquí: Quiero ser madre soltera, ¿cómo puedo conseguirlo?

¿La inseminación 'in vitro' y la inseminación artificial son lo mismo?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

No. Lo más habitual es que con inseminación in vitro se esté haciendo referencia erróneamente a la fecundación in vitro, que ocurre en el laboratorio.

¿Los síntomas de embarazo después de una inseminación artificial son los mismos que si se consigue la gestación de manera natural?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, son muy similares. No obstante, en el caso de la inseminación artificial, puede haber algún síntoma más derivado de la mediación hormonal necesaria para la estimulación ovárica.

Después de una inseminación artificial, ¿se pueden tener relaciones sexuales?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, siempre y cuando no duelan o lo haya contraindicado el especialista. De hecho, algunos expertos lo recomiendan porque defienden que aumentan las probabilidades de conseguir el embarazo.

Lecturas recomendadas

Si estás interesada en el proceso de la IA y quieres conocer más al detalle los requisitos para que tenga un mayor éxito, no olvides visitar este artículo: Requisitos para una IA

Por otro lado, tal y como hemos comentado, el éxito de IA no aumenta a partir del cuarto intento. En este caso, lo ideal sería recurrir a la FIV. Si necesitas información acerca de este tratamiento de fertilidad, te recomendamos visitar este artículo: La fecundación in vitro (FIV): ¿Qué es y cuál es su precio?

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Allegra A, Marino A, Coffaro F, Scaglione P, Sammartano F, Rizza G, Volpes A. GnRH antagonist-induced inhibition of the premature LH surge increases pregnancy rates in IUI-stimulated cycles. A prospective randomized trial. Hum Reprod. 2007 Jan;22(1):101-8. doi: 10.1093/humrep/del337. Epub 2006 Oct 10. PMID: 17032732. (Ver)

Ayeleke RO, Asseler JD, Cohlen BJ, Veltman-Verhulst SM. Intra-uterine insemination for unexplained subfertility. Cochrane Database Syst Rev. 2020 Mar 3;3(3):CD001838. doi: 10.1002/14651858.CD001838.pub6. PMID: 32124980; PMCID: PMC7059962. (Ver)

Boomsma CM, Cohlen BJ, Farquhar C. Semen preparation techniques for intrauterine insemination. Cochrane Database Syst Rev. 2019 Oct 15;10(10):CD004507. doi: 10.1002/14651858.CD004507.pub4. PMID: 31612995; PMCID: PMC6792139. (Ver)

Cissen M, Bensdorp A, Cohlen BJ, Repping S, de Bruin JP, van Wely M. Assisted reproductive technologies for male subfertility. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Feb 26;2(2):CD000360. doi: 10.1002/14651858.CD000360.pub5. PMID: 26915339; PMCID: PMC10335364. (Ver)

Evans MB, Stentz NC, Richter KS, Schexnayder B, Connell M, Healy MW, Devine K, Widra E, Stillman R, DeCherney AH, Hill MJ. Mature Follicle Count and Multiple Gestation Risk Based on Patient Age in Intrauterine Insemination Cycles With Ovarian Stimulation. Obstet Gynecol. 2020 May;135(5):1005-1014. doi: 10.1097/AOG.0000000000003795. PMID: 32282611; PMCID: PMC7183886. (Ver)

Gómez-Palomares JL, Juliá B, Acevedo-Martín B, Martínez-Burgos M, Hernández ER, Ricciarelli E. Timing ovulation for intrauterine insemination with a GnRH antagonist. Hum Reprod. 2005 Feb;20(2):368-72. doi: 10.1093/humrep/deh602. Epub 2004 Nov 26. PMID: 15567879. (Ver)

Kop PA, van Wely M, Mol BW, de Melker AA, Janssens PM, Arends B, Curfs MH, Kortman M, Nap A, Rijnders E, Roovers JP, Ruis H, Simons AH, Repping S, van der Veen F, Mochtar MH. Intrauterine insemination or intracervical insemination with cryopreserved donor sperm in the natural cycle: a cohort study. Hum Reprod. 2015 Mar;30(3):603-7. doi: 10.1093/humrep/dev004. Epub 2015 Jan 29. PMID: 25637621. (Ver)

Rakic L, Kostova E, Cohlen BJ, Cantineau AE. Double versus single intrauterine insemination (IUI) in stimulated cycles for subfertile couples. Cochrane Database Syst Rev. 2021 Jul 14;7(7):CD003854. doi: 10.1002/14651858.CD003854.pub2. PMID: 34260059; PMCID: PMC8406710. (Ver)

Rezaei Z, Feizabad E, Valadan M, Ebadizare S. The Effect of the Time Interval From Sperm Processing to Intrauterine Insemination on the Pregnancy Outcomes of Infertile Women. J Family Reprod Health. 2022 Sep;16(3):199-204. doi: 10.18502/jfrh.v16i3.10581. PMID: 36569260; PMCID: PMC9759431. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Qué controles se llevan a cabo a lo largo de un ciclo de inseminación artificial (IA)?', '¿Hay riesgo de embarazo ectópico en una IA?', '¿Puedo ser madre soltera por inseminación artificial?', '¿En qué casos puede hacerse una IA en ciclo natural, sin estimulación ovárica?', 'Si soy madre soltera, ¿es mejor recurrir a una inseminación artificial o a una fecundación 'in vitro'? ¿Cuál es la diferencia?', '¿La inseminación 'in vitro' y la inseminación artificial son lo mismo?', '¿Los síntomas de embarazo después de una inseminación artificial son los mismos que si se consigue la gestación de manera natural?' y 'Después de una inseminación artificial, ¿se pueden tener relaciones sexuales?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra.  Ana  Fernández-Sanguino
Dra. Ana Fernández-Sanguino
Ginecóloga
La dra. Ana Fernández-Sanguino Peña es ginecóloga en la clínica Fertility Madrid. La Dra. Fernández-Sanguino es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y realizó el MIR en la clínica Dexeus de Barcelona. Más sobre Dra. Ana Fernández-Sanguino
Número de colegiada: 280847713
Dra. Elena Santiago Romero
Dra. Elena Santiago Romero
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI. Con varios años de experiencia como ginecóloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Dra. Elena Santiago Romero
Número de colegiado: 282864218
Dr. Héctor Iván  Izquierdo Urdinola
Dr. Héctor Iván Izquierdo Urdinola
Ginecólogo
El Dr. Izquierdo es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad del Valle. Además, tiene un curso de atención psicosomática básica por el Instituto de Psicoterapia y Psicoanálisis de la Universidad de Würzburg, un Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Salamanca y el título de de Ginecólogo y Obstetra por el Gobierno de Alta Baviera, Alemania.

Más sobre Dr. Héctor Iván Izquierdo Urdinola
Número de colegiada: 03-0312760
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Montserrat Villalobos Plumé
Montserrat Villalobos Plumé
Atención al paciente
Licenciada en Biología por la Universidad de Granada y Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Salamanca, con prácticas en laboratorio de embriología y andrología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid (HCUV). Más sobre Montserrat Villalobos Plumé
 Patricia Recuerda Tomás
Patricia Recuerda Tomás
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene un Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia en varios laboratorios de reproducción asistida. Más sobre Patricia Recuerda Tomás
Número de colegiado: 19882M
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.