Preservación de la fertilidad en las mujeres jóvenes

Por (embriólogo senior), (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 28/01/2020

La preservación de la fertilidad femenina es un procedimiento mediante el cual se extraen los óvulos de la mujer y se congelan para su conservación en el tiempo. De esta manera, la mujer podrá usar estos óvulos más adelante para quedarse embarazada, sin que hayan perdido la calidad con el paso de los años.

Las mujeres pueden decidir preservar su fertilidad por diversos motivos, como antes de un tratamiento contra el cáncer por ejemplo. Sin embargo, en este artículo nos centraremos en la crioconservación de óvulos para retrasar la maternidad, sobre todo por motivos sociales y laborales.

Aunque hay muchas mujeres que toman la decisión de preservar su fertilidad a partir de los 30 años, cuando su deseo de ser madre ya es más evidente, lo ideal sería congelar los óvulos antes de los 30 años, cuando la mujer está en su etapa de máxima fertilidad.

¿Por qué retrasar la maternidad?

En los últimos años ha habido un aumento considerable de mujeres que deciden preservar su fertilidad para ser madres en un futuro. Según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), en el año 2017 tuvieron lugar 5.264 ciclos de vitrificación de óvulos en las clínicas españolas, alrededor de un 12% de los tratamientos totales de reproducción asistida. No obstante, no podemos confirmar que todos estos ciclos fueran realizados con el propósito de preservar la fertilidad para retrasar la maternidad.

El motivo principal de querer retrasar la llegada de un primer hijo es evidente: hoy en día muchas mujeres no quieren o no pueden ser madres con 20 y pocos años y, sin embargo, este es el momento con mayor potencial reproductivo en la vida de una mujer. Existe pues una asincronía entre la edad óptima para ser madre y la edad deseada para ser madre.

Algunas de las razones por las que retrasar la maternidad son las siguientes:

  • Inserción de la mujer al mundo laboral.
  • Dificultad para conseguir un contrato indefinido y estabilidad laboral.
  • Estudio de oposiciones, doctorados u otros estudios superiores que implican incorporarse al mundo laboral a una edad más avanzada.
  • "Fuga de cerebros", por ejemplo, mujeres que se mudan al extranjero con el propósito de adquirir experiencia o mejores condiciones laborales, y que deciden no tener hijos hasta poder volver a España.
  • Falta de estabilidad económica, aumento del precio del alquiler y otros factores que provocan no poder asumir los gastos de tener un hijo.
  • Falta de pareja masculina.
  • Pocas medidas de conciliación familiar en los trabajos, como la flexibilidad horaria, el teletrabajo, la reducción de jornada, etc.
  • Deseo de las mujeres de disfrutar de su juventud sin las responsabilidades que implica tener un hijo (viajar, salir con amigos, etc.)

En definitiva, cada mujer puede tener su razón en particular para decidir no tener hijos hasta una edad más avanzada. No obstante, es de vital importancia concienciarse e informarse bien de cuales son las opciones reproductivas que permitan este retraso de la maternidad sin que sea vea afectada la probabilidad de embarazo.

Edad para congelar óvulos

En función de la edad en la que la mujer decida preservar su fertilidad, la calidad de sus óvulos será mayor o menor y, por tanto, la probabilidad de conseguir un embarazo con estos óvulos también variará.

A partir de los 35 años, la fertilidad femenina disminuye de forma drástica. La reserva ovárica empieza a agotarse más rápidamente y, por ello, las mujeres que preservan su fertilidad entre los 35 y 40 años obtendrán un menor número de óvulos y de peor calidad.

Es muy importante concienciar a las mujeres de que cuanto más pronto se haga la preservación de la fertilidad, más posibilidades de éxito tendrán en el futuro.

No es lo mismo congelar los óvulos con 20 que con 30 años, al igual que tampoco es lo mismo preservar con 30 que con 40 años.

El principal hándicap de esto es que pocas mujeres se plantean ser madres o preservar su fertilidad antes de los 30 o 35 años, ya sea por desconocimiento o por falta de recursos económicos.

El tratamiento de vitrificación de óvulos no es barato y la mayoría de jóvenes prefieren invertir su dinero en otras cosas antes que en preservar su fertilidad.

No obstante, desde Reproducción Asistida ORG insistimos en la importancia de informarse bien sobre todas las opciones reproductivas de las mujeres, sobre todo si se tiene claro el deseo de ser madre en algún momento de la vida.

Según un estudio reciente realizado en IVI, un 24% de mujeres entre 30-34 años presentan unos niveles de hormona antimülleriana relacionados con una reserva ovárica disminuida. Este porcentaje disminuye al 12% en las mujeres menores de 30 años, pero aumenta al 33% en las mayores de 35 años.

Procedimiento

El tratamiento para congelar o vitrificar los óvulos es el mismo que el de la fecundación in vitro (FIV), ya que en ambos casos lo que se pretende es obtener un buen número de óvulos desarrollados en los ovarios para poder extraerlos.

Por tanto, los pasos del tratamiento para preservar la fertilidad en las mujeres son los siguientes:

Consulta con el ginecólogo
antes de empezar con todo el proceso es necesario hacer algunas pruebas diagnósticas para conocer el estado de la fertilidad, como una ecografía y un análisis de sangre.
Estimulación ovárica controlada
consiste en la administración de fármacos hormonales con el objetivo de provocar un desarrollo folicular múltiple en los ovarios y así obtener el mayor número de óvulos posible.
Control de la estimulación
durante todo el tratamiento la mujer tendrá que acudir a la clínica varias veces para realizar controles y comprobar que los folículos ováricos están creciendo correctamente. En función de cómo vaya siendo la respuesta, el ginecólogo podría hacer cambios en la pauta de administración de los medicamentos.
Punción folicular
se trata de una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza bajo sedación para que la mujer no sienta ningún dolor. A través de una aguja de aspiración introducida por la vagina, el ginecólogo va extrayendo los óvulos del interior de los folículos ováricos. Este procedimiento suele durar unos 15 minutos solamente.
Obtención y decumulación de óvulos
una vez en el laboratorio, un embriólogo inspeccionará el líquido folicular obtenido bajo el microscopio y recuperará todos los óvulos. A continuación, es necesario realizar una decumulación ovocitaria. Esto consiste en ir eliminando las células que se encuentran alrededor de los óvulos para dejarlos completamente "pelados", requisito indispensable para hacer la congelación.
Vitrificación
este sería el último paso del procedimiento y requiere una gran habilidad por parte del embriólogo. En primer lugar, los óvulos son deshidratados con crioprotectores para no sufrir ningún daños durante la congelación. A continuación, éstos son colocados cuidadosamente sobre un soporte y se introducen directamente dentro del nitrógeno líquido a -196°C.

La vitrificación es el método más utilizado para congelar los óvulos y los embriones hoy en día. Se trata de un tipo de congelación ultrarrápida que ofrece tasas de supervivencia muy elevadas.

Si quieres conocer con más detalle este procedimiento, puedes seguir leyendo aquí: ¿Qué es la vitrificación de óvulos y cuáles son sus ventajas?

Precio

El precio de la vitrificación de óvulos para preservar la fertilidad se encuentra entre los 2.500 y 4.000€ aproximadamente, aunque esto depende de la clínica de fertilidad en concreto, de los servicios incluidos en el presupuesto, de la cuota de mantenimiento, etc.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta que la medicación hormonal se suele pagar aparte. En cuanto a las cuotas de mantenimiento, la mayoría de clínicas incluyen en el presupuesto inicial los gastos del primer o de los dos primeros años. A continuación, la paciente tendrá que asumir el coste del mantenimiento de los óvulos congelados, lo que supone unos 300-400€ cada año.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

Hoy en día, las clínicas de reproducción asistida están empezando a ofrecer programas de preservación de la fertilidad que puedan estar al alcance de las mujeres más jóvenes. Se trata de programas de financiación a largo plazo, de manera que la paciente sólo pague unos 30-40€ al mes, pero durante unos 6-10 años.

Desde Reproducción Asistida ORG recomendamos informarse bien de este tipo de programas personalizados en diferentes centros para poder comparar precios y condiciones antes de decidirse. Si necesitas ayuda en esto, puedes seguir leyendo el siguiente artículo: ¿Cómo elegir la mejor clínica de reproducción asistida para mí?

Futuro: FIV con óvulos vitrificados

Una vez la mujer quiera hacer uso de sus óvulos criopreservados para quedarse embarazada, tendrá que someterse a un tratamiento de FIV con óvulos vitrificados.

El procedimiento es mucho más sencillo, ya que la mujer ya ha pasado por la fase de estimulación ovárica cuando congeló los óvulos. Solamente será necesario que su pareja vaya a la clínica de fertilidad a dejar una muestra de semen, a no ser que se opte por un semen de donante.

En el laboratorio, se procederá a desvitrificar los óvulos mediante un protocolo muy sencillo y, a continuación, serán fecundados con los espermatozoides mediante la técnica ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).

Los embriones obtenidos pasarán unos 3-5 días en cultivo y, finalmente, se realizará la transferencia embrionaria a la mujer. Aquellos embriones que no sean transferidos serán nuevamente vitrificados para futuros intentos.

Entrevista al Dr. Sergio Rogel

En el siguiente vídeo, el ginecólogo Sergio Rogel nos habla de la preservación de la fertilidad en la mujer, cuáles son sus indicaciones y los requisitos necesarios para poder congelar los óvulos.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se congelan los óvulos?

Por Dr. Emilio Gómez Sánchez (embriólogo senior).

Muchas mujeres deciden conservar su fertilidad criopreservando sus óvulos por diversas razones, ya sea porque no desean ser madres en este momento o porque se van a someter a tratamientos muy agresivos, como la quimio o radioterapia, que pueden acabar con su reserva ovocitaria.

La vitrificación es la técnica utilizada para crioconservar los ovocitos, ya que ha demostrado ser mucho más eficiente que cualquier otra. Evita que se formen cristales de hielo en el interior de las células y las destruyan. La vitrificación ovocitaria ofrece mejores resultados cuando se hace en mujeres jóvenes, ya que sus ovocitos tienen una mayor calidad, y por tanto, más capacidad de fecundar y desarrollar buenos embriones. Cuanto mayor sea la edad de la paciente, el óvulo presentará peor calidad y más anomalías.

¿Cuántos óvulos se necesitan congelar?

Por Dr. Emilio Gómez Sánchez (embriólogo senior).

Diversos estudios realizados recomiendan que el número de ovocitos que se debería almacenar es entre 20 y 25 si la mujer tiene menos de 35 años. Si se supera esa edad habría que vitrificar una mayor cantidad, ya que habrá menos óvulos de buena calidad. Aunque siempre debe quedar claro a la paciente que estos ovocitos crioconservados le darán la posibilidad de realizar una fecundación in vitro en el futuro, y que tendrá una alta posibilidad de conseguir un embarazo pero ésta no es del 100%.

Una vez vitrificados, los óvulos se pueden almacenar por tiempo indefinido.

¿Es necesario estar delgada para preservar la fertilidad?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No necesariamente, aunque sí que se recomienda tener un Índice de Masa Corporal (IMC) adecuado para conseguir un mayor número de óvulos y evitar posibles riesgos. Un IMC normal se encuentra en 18 y 25.

Las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen una mayor probabilidad de sufrir infertilidad, ya que se ve afectada la producción de estrógenos entre otras cosas. Además, para la estimulación ovárica en mujeres obesas se necesita una mayor dosis de hormonas para obtener una buena respuesta. También hay una mayor probabilidad de obtener óvulos inmaduros y de peor calidad.

Puedes leer más sobre esto aquí: Infertilidad por alteraciones en el IMC: bajo peso y obesidad.

Lectura recomendada

Si quieres informarte de otros métodos de preservación de la fertilidad, tanto en mujeres como en hombres, puedes acceder al siguiente post: La preservación de la fertilidad.

Si necesitas más información sobre la reserva ovárica y cómo afecta la edad a la fertilidad femenina, te recomendamos leer el siguiente artículo: ¿Qué es la reserva ovárica y cómo afecta a la fertilidad?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Argyle CE, Harper JC, Davies MC. Oocyte cryopreservation: where are we now? Hum Reprod Update. 2016 Jun;22(4):440-9.

Callejo J. Preservación de la fertilidad en la paciente oncológica. ED. Glosa 2009. The Practice Committes of the ASRM and teh SART. Madure oocyte criopreservation: a guideline. Fertil. Steril. 2012.

Camus A. Fertility preservation in female patients. Revista Médica Clínica Las Condes. 2010;21(3):440-449

Garcia Velasco JA et al. Five years' experience using oocyte vitrification to preserve fertility for medical and non-medical indications. Fertil.Steril. 2013

Patrizio P, Molinari E, Caplan A. Ethics of medical and nonmedical oocyte cryopreservation. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2016 Dec;23(6):470-475.

Notas de prensa IVI. 21 noviembre 2019. Más de un 20% de mujeres entre 30 y 34 años presentan una baja reserva ovárica. (ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo se congelan los óvulos?', '¿Cuántos óvulos se necesitan congelar?' y '¿Es necesario estar delgada para preservar la fertilidad?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Emilio  Gómez Sánchez
Dr. Emilio Gómez Sánchez
Embriólogo Senior
Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla. Es Doctor en Biología por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia como embriólogo especializado en Medicina Reproductiva y actualmente es el director del laboratorio de FIV en Tahe Fertilidad. Más sobre Dr. Emilio Gómez Sánchez
Número de Colegiado: 14075-MU
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.