Los métodos anticonceptivos: tipos, eficacia, riesgos y precios

Por (ginecóloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 13/08/2018

Los métodos anticonceptivos se definen como las estrategias para impedir o reducir de forma significativa las probabilidades de que se produzca la fecundación y, con ello, el embarazo, al mantener relaciones sexuales con penetración vaginal.

Su uso se generalizó a mitad del siglo XX como forma de planificación familiar y control de la natalidad, ya que rompen la asociación entre la relación sexual y la concepción.

Existen varios tipos de anticonceptivos que se pueden clasificar en función de su composición y mecanismo de acción.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Clasificación

Existen multitud de maneras de clasificar los métodos anticonceptivos. Por ejemplo, en base a los parámetros que se comentan a continuación:

Masculinos o femeninos
en función de si lo usa el hombre o la mujer.
Orales o no orales
hace referencia a si los anticonceptivos se toman en forma de pastillas o se colocan en otro lugar del cuerpo.
Hormonales o no hormonales
en base a si incluyen hormonas en su composición.
Temporales o permanentes
en función de la duración del método anticonceptivo.
Reversibles o irreversibles
hace referencia a la esterilización total del hombre o la mujer.

Un mismo anticonceptivo puede incluirse en varios de estos grupos que hemos descrito. Por tanto, para una comprensión más clara de cómo funciona cada uno, nos basaremos en su mecanismo de acción para describirlos a lo largo de este artículo, así como las principales indicaciones.

Anticoncepción natural

Se basan en el control del ciclo menstrual para evitar mantener relaciones sexuales en los días fértiles de la mujer, que son aquellos en los que se produce la ovulación. Este método anticonceptivo natural es conocido popularmente como Ogino-knaus.

La ovulación tiene lugar a mitad de mes aproximadamente, aunque no en todas las mujeres es tan exacto, sobre todo en aquellas que presentan un ciclo menstrual irregular. Por tanto, es necesario que la mujer lleve un estricto control de sus menstruaciones y la ovulación.

Algunas mujeres utilizan métodos para saber si se encuentra en su periodo fértil como, por ejemplo, analizar el moco cervical o medir la temperatura basal, ya que se produce una elevación de 0.2 a 0.5 ºC en el momento de la ovulación.

También existe como método natural el coito interrumpido, coloquialmente conocido como marcha atrás. Consiste en evitar la eyaculación dentro de la vagina, aunque no la penetración previa.

Las ventajas y desventajas de los métodos anticonceptivos naturales son los siguientes:

Ventajas
no hay efectos secundarios, el coste es cero y pueden usarse durante el embarazo y la lactancia.
Inconvenientes
no son métodos seguros, su eficacia anticonceptiva no supera el 75% y, además, no protege frente a las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Estos métodos anticonceptivos solamente deberían usarlos aquellas parejas que, aunque no busquen el embarazo activamente, sí que se plantean ser padres en un futuro próximo.

Métodos barrera

Se trata de anticonceptivos que evitan la llegada de los espermatozoides al óvulo de forma física.

El más conocido de todos es el preservativo de uso masculino. No obstante, los métodos barrera que existen se enumeran a continuación:

Preservativo masculino
también llamado profiláctico o condón. Tiene forma de funda y se coloca alrededor del pene. Está hecho generalmente de látex y viene lubricado con espermicidas. Se coloca alrededor del pene para que el semen se quede atrapado en su interior después de la eyaculación. Su efectividad es del 97% y el precio suele rondar los 10 euros la caja.
Preservativo femenino
es similar al condón masculino pero con un anillo rígido ancho para evitar que resbale por el orificio vaginal. Su precio es de 2 euros cada unidad, un poco más caro que el preservativo masculino.
Diafragma
es un capuchón de goma que se coloca en la vagina y obstruye el orificio del cuello del útero, evitando así el paso de los espermatozoides. Su efectividad es del 95%,
tiene un coste de 50 euros, pero puede usarse varias veces si se cuida bien.
Esponja vaginal
es como una espuma de poliuretano que se coloca en la entrada del cérvix y que absorbe el semen y libera espermicida. Su efectividad varía del 70 al 90% pero puede producir irritación vaginal.
Dispositivo intrauterino (DIU)
también conocido como T de cobre. El ginecólogo lo coloca en el interior del útero, tiene una efectividad del 95% y es de carácter permanente. El DIU de cobre es más económico que el DIU hormonal, su precio se sitúa entorno a los 100 euros.

Las principales ventajas de estos anticonceptivos (a excepción del DIU) son las siguientes: solo es necesario utilizarlos durante la relación sexual, no requieren control médico, no presentan efectos secundarios y pueden ser utilizados en periodo de embarazo y lactancia.

Sin embargo, de todos los anticonceptivos barrera comentados, solamente los preservativos masculinos y femeninos evitan el contacto directo entre las mucosas y protegen de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual.

Anticonceptivos hormonales

Estos son los métodos anticonceptivos más utilizados en la mujer. Se componen de versiones sintéticas de las hormonas sexuales femeninas como los estrógenos y la progesterona.

Su mecanismo de acción consiste en alterar los niveles hormonales naturales en la mujer para impedir que tenga lugar la ovulación y así no haya posibilidad de fecundación por parte del esperma. Además, también alteran el endometrio y el moco cervical, y evitan que el útero se prepare para la implantación embrionaria.

La ginecóloga Nadia Caroppo apunta que:

El objetivo de estos anticonceptivos es mantener niveles hormonales constantes en la sangre para evitar todos los picos que tenemos las mujeres cuando no tomamos ningún tipo de anticonceptivos.

Su fiabilidad es muy alta (98-99%) siempre que se utilicen correctamente y siguiendo las indicaciones médicas.

Además de su función anticonceptiva, tienen otras aplicaciones: ayudan a controlar las hemorragias vaginales de la menstruación y sirven para el tratamiento de enfermedades como la endometriosis.

Los anticonceptivos hormonales pueden estar compuestos por estrógenos, que impiden la ovulación, y progesterona, que evita la preparación endometrial y altera el moco cervical, o solamente por progesterona.

Puesto que actúan regulando el sistema hormonal propio de cada mujer, muchas de las que los usan sufren efectos secundarios indeseados. Además, no todas las mujeres pueden utilizarlos y no previenen el contagio de las ETS.

La clasificación de los métodos anticonceptivos hormonales se basa en el modo de administración por parte de la mujer:

Pastillas o píldoras anticonceptivos

Se trata de un anticonceptivo en forma de pastillas que deben tomarse diariamente por vía oral.

Las píldoras anticonceptivas se componen de estrógenos y gestágenos principalmente y cuentan con las siguientes ventajas:

  • Reducen el sangrado y el dolor menstrual
  • Previenen la anemia
  • Regulan el ciclo menstrual
  • Protegen frente al cáncer de ovario y endometrio
  • Reducen el riesgo de Enfermedad Inflamatoria Pélvica
  • Reducen el acné

Por otra parte, los inconvenientes de este anticonceptivo oral se enumeran a continuación:

  • Son de uso diario: requieren una toma al día en la misma franja horaria, lo que puede provocar olvidos
  • Aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Tienen efectos secundarios: cambios de peso, aumento y sensibilidad de las mamas, aparición de celulitis, pesadez, depresión, etc
  • Requieren un control médico

El precio de la píldora anticonceptiva varía en función de la marca comercial. Generalmente, cada tableta tiene un coste de 10 euros aproximadamente, lo que supone un gasto anual de unos 120 euros.

Para obtener más información sobre este método anticonceptivo, puedes seguir leyendo en el siguiente post: La píldora anticonceptiva.

Cabe destacar que, a pesar de la gran difusión de los anticonceptivos orales en la mujer en la actualidad, la anticoncepción hormonal masculina es todavía un reto para los investigadores, que siguen sus estudios con el fin de encontrar un método que intervenga en la formación de los espermatozoides y pueda bloquearla.

Anticonceptivos inyectables

Consisten en una inyección de hormonas por vía intramuscular. Su duración es de un mes o tres meses en función de la dosis hormonal y tiene una eficacia muy elevada, del 99%.

La principal ventaja es que elimina el riesgo de olvido de las pastillas de administración diaria. Además, reduce el acné, los dolores menstruales, el sangrado de la regla, etc.

A pesar de ello, la inyección anticonceptiva puede tener varios efectos secundarios: sangrado irregular, dolores de cabeza, náuseas, manchas en la piel, aumento de peso o sensibilidad en los senos.

Además, no previene de las ETS, requiere un control médico y, en caso de abandono por deseo de embarazo, la ovulación puede tardar un tiempo en restablecerse.

El coste de la inyección anticonceptiva puede variar en función de cada tipo. Aproximadamente, cada ampolla mensual cuesta unos 3 euros.

Para más información relacionada con este método anticoneptivo, puedes seguir la lectura en el siguiente post: La inyección anticonceptiva.

Parches anticonceptivos

Se trata de pequeños parches colocados en la piel que van liberando de forma continuada la dosis hormonal. Pueden colocarse en los glúteos, en el abdomen, en la parte superior de la espalda o en la parte exterior alta del brazo.

Deben cambiarse una vez por semana y, aunque su efectividad normalmente es elevada, se ve reducida en mujeres con sobrepeso.

Presenta las mismas ventajas y desventajas que la píldora anticonceptiva, aunque podemos añadir los siguientes inconvenientes:

  • No protegen de las ETS.
  • Sangrados leves entre periodos al inicio de su uso.
  • Irritación en la piel.
  • Posibilidad de desprendimiento del parche.
  • No se recomienda su uso en mujeres mayores de 35 años.
  • Su efectividad disminuye en mujeres con peso superior a los 90 kg.
  • Es costoso en comparación con otros métodos.

Puesto que es de aplicación transdérmica, los vómitos y la diarrea no afectan a la liberación hormonal, cosa que sí ocurre con la píldora oral.

El precio de los parches anticonceptivos es de 14,50 euros para una caja con 3 parches para 3 semanas.

DIU con liberación hormonal

Se trata de un dispositivo en forma de "T" que se coloca en el útero y va liberando hormonas que impiden la implantación uterina.

Tiene una duración de 5 años y lo coloca el médico. Su ventaja es el carácter permanente que permite a la mujer olvidarse de la anticoncepción durante unos años. Por eso, se recomienda el uso exclusivo en mujeres que han tenido un parto previamente.

Sin embargo, algunos de los inconvenientes que pueden sufrir las mujeres con DIU se detallan a continuación:

  • La inserción suele ser dolorosa
  • Puede causar calambres y dolores de espalda
  • Puede ocasionar periodos irregulares y dolorosos
  • Riesgo de inflamación pélvica e inflamación del cuello uterino
  • Riesgo de embarazo ectópico
  • Puede ser expulsado espontáneamente por el cuerpo
  • Coste elevado
  • No previene del contagio de ETS
  • Coste elevado

El precio del DIU hormonal es de 200 euros aproximadamente. Además, a este precio hay que sumar los gastos de la consulta del ginecólogo para su colocación. No obstante, como su duración es del 5 años, el coste quedaría compensado.

Existe otra versión del DIU que libera iones para inhibir la motilidad espermática en lugar de liberar hormonas. Puedes revisar ambos tipos de DIU en el siguiente post: El dispositivo intrauterino.

Implante anticonceptivo

Consiste en un pequeño implante de plástico flexible que se coloca bajo la piel del brazo y va liberando la dosis hormonal necesaria para evitar la ovulación.

Su principal ventaja es que puede durar uno, tres o cinco años. Por tanto, es un anticonceptivo permanente con alta eficacia anticonceptiva.

A continuación, se comentan las ventajas y desventajas del implante anticonceptivo:

Ventajas
regula las menstruaciones, reduce el sangrado y evita los dolores.
Inconvenientes
requiere una cirugía menor para su colocación, puede dejar una pequeña cicatriz y las hormonas pueden causar efectos secundarios.

El precio del implante anticonceptivo en España se encuentra por unos 150 euros, pero está financiado por la Seguridad Social. Por tanto, la mujer solamente abonará en el 40% de su coste, unos 60 euros.

Para ampliar la información sobre este método anticonceptivo, te recomendamos leer el siguiente artículo: El implante anticonceptivo.

Anillo vaginal

Consiste en un aro flexible colocado en el cuello del útero que va liberando hormonas. Lo cambia una vez al mes la propia mujer en casa.

Se mantiene en la vagina durante tres semanas y luego se quita. En la cuarta semana se presenta el período y, a la semana siguiente, se pone un nuevo anillo.

Su actuación es similar a las pastillas anticonceptivas, con la ventaja añadida de que no debe ser tomado diariamente, sino simplemente se debe extraer cada tres semanas y colocar uno nuevo tras la semana de menstruación.

El coste aproximado del anillo anticonceptivo se encuentra entre los 15-20 euros por unidad.

Métodos anticonceptivos definitivos

Se trata de una anticoncepción permanente de gran eficacia que requiere una intervención quirúrgica.

Aunque en un principio estas operaciones eran irreversibles, actualmente existe la posibilidad de revertirlas. No obstante, la eficacia de las cirugías de reversión no es muy elevada y no es posible asegurar que la capacidad fecundante se recupere totalmente.

Es posible aplicar este método anticonceptivo tanto en hombres como en mujeres:

Vasectomía
los conductos seminales se cortan para impedir la salida del esperma del testículo, por lo que el eyaculado no muestra espermatozoides.
Ligadura de trompas
obstrucción o corte de las trompas de Falopio de la mujer que impide el paso de los óvulos, por lo que nunca se encontrarán con los espermatozoides.

Estos métodos tan drásticos sólo deben utilizarse si se está seguro de no querer tener hijos en el futuro.

Métodos anticonceptivos de emergencia

Se trata de la píldora del día después, también conocida como postday. Es un método hormonal oral con una alta dosis hormonal que inhibe la ovulación y la fecundación.

Al contrario del resto de métodos anticonceptivos, la postday se toma después de la relación sexual en caso de existir riesgo de embarazo no deseado, supuestamente por rotura o fallo de otro método anticonceptivo utilizado previamente.

En general, la píldora del día después evita el embarazo si se toma antes de que transcurran 72 horas de haber mantenido relaciones sexuales sin protección. Sobre todo tiene una eficacia muy elevada si se toma dentro de las 12 horas post-relación sexual.

La postday puede producir más efectos secundarios que el resto de anticonceptivos, como náuseas, vómitos, dolor de cabeza o alteraciones de la menstruación posterior.

Es importante destacar que se trata de un método de emergencia y no debe ser empleado de forma habitual. Además, no protege de la transmisión de las ETS.

Para obtener más información sobre la postday, puedes seguir leyendo el siguiente artículo: La píldora del día después.

Preguntas de los usuarios

¿El implante anticonceptivo puede afectar a la fertilidad?

Por Dra. Elena Santiago Romero (ginecóloga).

El implante es un método anticonceptivo de larga duración, pero reversible. Presenta una eficacia anticonceptiva del 99,95% y un solo implante puede durar hasta 5 años.

Es un dispositivo metálico de pequeño tamaño, que se coloca debajo de la piel del brazo. Funciona gracias a la liberación hormonal de gestágenos que inhibirán la ovulación. Es cierto que las mujeres pueden presenciar cambios en la cantidad y duración de sus reglas, incluso hay mujeres que no tendrán menstruación mientras esté presente.

Una vez se retire, el efecto anticonceptivo desaparece rápidamente y se reanudarán los ciclos ovulatorios de manera normal, por lo que no afecta para nada a la fertilidad.

¿Qué es el método anticonceptivo del ritmo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El método anticonceptivo del ritmo o calendario es uno de los métodos naturales para evitar el embarazo. Consiste en el registro de las menstruaciones en un calendario para poder identificar el periodo fértil y no tener relaciones sexuales sin protección durante esos días.

Las ventajas y desventajas del método del ritmo son las mismas que el resto de anticonceptivos naturales. A su favor, tiene un coste cero, es sencillo y sin efectos secundarios. En contra, tiene baja eficacia y no protege frente las enfermedades de transmisión sexual.

¿El alcohol puede afectar a los métodos anticonceptivos hormonales?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general, las bebidas alcohólicas no influyen en la eficacia de los anticonceptivos. No obstante, en caso de una intoxicación etílica que acabara en vómito, sí que podría verse afectada la absorción hormonal y el efecto anticonceptivo.

¿Puede haber alguna interacción entre los métodos anticonceptivos hormonales y los antidepresivos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Existen algunos medicamentos antidepresivos que pueden reducir la eficacia de los antidepresivos, especialmente aquellos compuestos por benzodiacepinas. Por tanto, es recomendable consultar con un ginecólogo antes de tomar ambos fármacos de manera combinada.

Lectura recomendada

En la actualidad, los anticonceptivos constituyen un importante método a la hora de planificar el número de hijos que quiere tener una familia y cuándo. Si te interesa seguir leyendo sobre este tema, te recomendamos acceder al siguiente post: Métodos de planificación familiar.

Los anticonceptivos hormonales tienen otras aplicaciones además de prevenir el embarazo. Por ejemplo, se utilizan como tratamiento en mujeres con endometriosis. Si quieres saber con detalle en qué consiste esta enfermedad, puedes seguir leyendo en el siguiente artículo: ¿Qué es la endometriosis?

El síndrome de ovarios poliquísticos es otra patología que puede ser tratada con anticonceptivos hormonales. Para obtener más información sobre esto, puedes entrar en el siguiente artículo: ¿Qué es el ovario poliquístico?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dra. Elena Santiago Romero
Dra. Elena Santiago Romero
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI. Con varios años de experiencia como ginecóloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Dra. Elena Santiago Romero
Número de colegiado: 282864218
Dra. Nadia Caroppo
Dra. Nadia Caroppo
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad de Buenos Aires, con Especialidad en Ginecología y Obstetricia. Amplia trayectoria como ginecóloga y obstetra en diferentes hospitales españoles e internacionales. Experiencia como responsable de la Unidad de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopia. Más sobre Dra. Nadia Caroppo
Número de colegiado: 460844481
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.