¿Qué es la cervicitis? – Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Por (embrióloga), (ginecóloga) y (ginecóloga).
Actualizado el 28/07/2020

La cervicitis es una inflamación del cérvix o cuello uterino bastante frecuente en las mujeres, ya que se presenta en un 50% de ellas. Esta afección se puede clasificar en cervicitis aguda o crónica desde un punto de vista clínico.

La causa más común de la inflamación del cuello uterino es una infección de transmisión sexual (clamidia, gonorrea, herpes genital, etc.) o bien por la presencia de determinados gérmenes del propio cuerpo de la mujer. Además, la cervicitis puede estar provocada por un agente no infeccioso, ya sea por irritación, lesión del cuello uterino o alergias.

La mayoría de las mujeres diagnosticas de cervicitis son asintomáticas o presentan síntomas inespecíficos como sangrado intermenstrual, relaciones sexuales dolorosas, etc.

Causas de la cervicitis

Normalmente, la causa principal de la inflamación del cuello uterino es una infección bacteriana o vírica que se adquiere durante las relaciones sexuales no protegidas.

En concreto, algunas de las infecciones de transmisión sexual que pueden provocar cervicitis son las siguientes:

  • Clamidia.
  • Gonorrea.
  • Herpes genital.
  • Virus del papiloma humano (VPH).
  • Tricomoniasis.

Las infecciones en la vagina de la mujer también pueden provocar la inflamación del cuello uterino. Es lo que ocurre con la vaginosis bacteriana y la vaginitis por Trichomonas.

Sin embargos, las infecciones no es la única causa de la cervicitis. Existen otros factores que también pueden dar lugar a esta afección: colocación del diafragma, cremas anticonceptivas, alergias al látex de los preservativos, etc.

Factores de riesgo

El riesgo de padecer una enfermedad de transmisión sexual aumenta en aquellas personas que mantienen una vida sexual activa y no utilizan protección de barrera. Por ello, algunos factores que aumentan la probabilidad de que una mujer sufra cervicitis son:

  • Conductas sexuales de riesgo, como no usar protección de barrera y tener varias parejas.
  • Comenzar a tener relaciones sexuales a temprana edad.
  • Antecedentes de ITS.
  • Menopausia

En caso de haber sido expuesto a cualquier situación de riesgo y/o tener sospecha de un posible contagio bacteriano o vírico, lo más recomendable es acudir al médico.

Síntomas

La mayoría de las mujeres que presentan cervicitis no describen síntomas específicos, aunque pueden surgir algunos de los siguientes signos clínicos:

  • Flujo de color amarillento o verdoso y puede que con olor.
  • Dolor en la parte baja del abdomen e incluso al mantener relaciones sexuales.
  • Escozor, quemazón o irritación en la zona afectada.
  • Molestias al orinar.
  • Estados febriles.

Pese a que los síntomas descritos son los más frecuentes, cuando el especialista realiza una exploración ginecológica también puede observar enrojecimiento del cuello uterino e inflamación de las paredes vaginales.

Además, si se produce inflamación de los ligamentos encargados de sostener los órganos pélvicos, la mujer presentará dolor de espalda, dismenorrea o menorrea. En el caso de las cervicitis crónica pueden aparecer quistes de Naboth, un pequeño nódulo por la acumulación de moco cervical.

Por tanto, es de vital importancia las consultas ginecológicas anuales para la mujer para verificar si hay algún cambio que requiera tratamiento.

Diagnóstico y tratamiento de la cervicitis

Para llevar a cabo el diagnóstico es muy importante la visita al especialista ante la aparición de cualquier tipo de estas molestias.

Después de una exploración ginecológica o examen pélvico, la mujer puede sentir molestias debido a la inflamación de la vagina o el enrojecimiento y secreción del cuello uterino. Además, el médico observará un cuello uterino inflamado en comparación de una mujer sin cervicitis. En ocasiones, el ginecólogo considera también necesario realizar una citología para valorar si la cervicitis es debida una infección.

El cuello uterino actúa como una barrera para evitar que las bacterias y los virus entren en el útero. Cuando el cuello uterino está infectado, existe un mayor riesgo de que la infección se traslade al útero, las trompas de Falopio e incluso a los ovarios, derivando en enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y provocando infertilidad femenina en algunos casos. Por ello, es de vital importancia tanto el diagnóstico a tiempo como un tratamiento adecuado para cada mujer.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Generalmente, el tratamiento de la cervicitis está basado en antibióticos bajo prescripción médica. Si la afección es crónica, puede requerir de la aplicación de óvulos e incluso ser necesario llevar a cabo otros procedimientos como la cauterización.

A lo largo de todo el tratamiento, los especialistas aconsejan que la mujer mantenga una buena higiene íntima y no mantener relaciones sexuales.

Prevención

En relación a la prevención de la cervicitis, existen diferentes medidas establecidas por los especialistas. Cuando estas medidas se llevan a cabo de forma correcta, el riesgo de sufrir cervicitis se reduce al mínimo.

Si la mujer mantiene una vida sexual activa y con diferentes personas, siempre se recomienda la utilización de preservativos para evitar la transmisión de ningún agente infeccioso.

Otra medida de prevención para la cervicitis es evitar los irritantes químicos, ya sean duchas vaginales, uso de tampones sin seguir las indicaciones del fabricante, etc.

Por otra parte, la higiene de la zona íntima es de vital importancia. Existen geles para la limpieza de las zonas íntimas que tienen un pH neutro y, por tanto, no alteran el equilibrio vaginal.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se cura la cervicitis?

Por Dra. Paula Fabra Roca (ginecóloga).

La cervicitis es la inflamación del cérvix o del cuello uterino debido a múltiples causas, como una infección vaginal ,una reacción alérgica o una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Por tanto, para establecer el mejor tratamiento para la cervicitis es importante conocer la causa que genera la inflamación.

Cuando observamos una cervicitis en el campo de la reproducción es importante que realicemos un cultivo vaginal y un cultivo endocervical. Si el resultado del cultivo muestra que existe infección, es recomendable su tratamiento para que esta infección no ascienda hacia la cavidad uterina.
Leer más

¿Qué diferencia existe entre la cervicitis aguda y la cervicitis crónica?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La principal diferencia entre los tipos de cervicitis radica en la causa. Normalmente, la cervicitis crónica no está causada por una infección y se suele presentar como enrojecimiento del cérvix por otros factores, como alergias. Este tipo de afección también puede estar provocado por alteraciones del pH.

La cervicitis aguda aparece como consecuencia de una infección bacteriana o vírica, por lo que se asocia a las infecciones de transmisión sexual. Además, la cervicitis aguda se encuentre frecuentemente después del parto.

En cualquier caso, la infección puede ascender por el aparato reproductor femenino y derivar en endometritis y en enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

¿La cervicitis es contagiosa?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

No. La cervicitis es una inflamación del cuello uterino, cuyos síntomas pueden ser sangrados fuera del periodo menstrual, dolor durante relaciones sexuales y secreciones anormales y/o abundantes. También, se puede dar el caso de cervicitis asintomáticas.

La cervicitis en sí no es contagiosa, ya que puede tener varias causas no infecciosas: una reacción alérgica (productos de higiene vaginal, látex…), vaginosis (presencia de bacteria en exceso en la flor vaginal).

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la cervicitis es una respuesta a una infección de transmisión sexual, como la clamidia, la gonorrea, el herpes vaginal o la tricomoniasis. En estos casos, no se contagiará la cervicitis sino la infección causante de la inflamación. Con un tratamiento de fundo de la inflamación, se podrá eliminar la cervicitis con éxito.

¿Cuál es el pronóstico de la cervicitis?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Generalmente, la inflamación del cuello uterino (cervicitis) tiene un buen pronóstico, ya que la mayoría de mujeres superan esta afección después del tratamiento.

Sin embargo, en ocasiones, la cervicitis puede durar meses o años. También pueden aparecer complicaciones en la mujer si la infección de propaga por el aparato reproductor femenino, aunque es raro que ocurran.

Lecturas recomendadas

Si quieres obtener más información acerca de otras alteraciones en el cuello uterino, puedes visitar este artículo: Factor cervical: esterilidad femenina por anomalías en el cérvix.

Por otra parte, uno de los tratamientos para la inflamación del cérvix es la cauterización. Si deseas obtener más información relacionada con el tema, te recomendamos visitar este enlace: ¿Qué es la cauterización del cuello del útero?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Hartmann D, Rohkohl J, Merbach S, Heilkenbrinker T, Klindworth HP, Schoon HA, Hoedemaker M. Prevalence of cervicitis in dairy cows and its effect on reproduction. Theriogenology. 2016 Jan 15;85(2):247-53. doi: 10.1016/j.theriogenology.2015.09.029. Epub 2015 Sep 25.

M Josephine Lusk, Frances L Garden, Robert G Cumming, William D Rawlinson, Zin W Naing, Pam Konecny. Cervicitis: a prospective observational study of empiric azithromycin treatment in women with cervicitis and non-specific cervicitis. Int J STD AIDS. 2017 Feb;28(2):120-126. doi: 10.1177/0956462416628319. Epub 2016 Jul 10.

Oliveto J, Muinov L, Cystic Cervicitis: A Case Report and Literature Review of Cystic Cervical Lesions. J Comput Assist Tomogr. Jul-Aug 2016;40(4):564-6. doi: 10.1097/RCT.0000000000000451.

Shawn K Mattson, Julia P Polk, Paul Nyirjesy. Chronic Cervicitis: Presenting Features and Response to Therapy. J Low Genit Tract Dis. 2016 Jul;20(3):e30-3. doi: 10.1097/LGT.0000000000000225.

W D Rosenfeld, J Clark. Vulvovaginitis and cervicitis. Pediatr Clin North Am. 1989 Jun;36(3):489-511. doi: 10.1016/s0031-3955(16)36682-2.

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo se cura la cervicitis?', '¿Qué diferencia existe entre la cervicitis aguda y la cervicitis crónica?', '¿La cervicitis es contagiosa?' y '¿Cuál es el pronóstico de la cervicitis?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dra. Paula Fabra Roca
Dra. Paula Fabra Roca
Ginecóloga
La Dra. Paula Fabra posee el grado de Medicina y Cirugía y especializada en Obstetricia y Ginecología. Además, ha realizado un Máster en Reproducción Humana Asistida. Más sobre Dra. Paula Fabra Roca
Número de colegiada: 51123
Dra. Rut Gómez de Segura
Dra. Rut Gómez de Segura
Ginecóloga
La Dra. Rut Gómez de Segura es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. Desarrolló la Especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Actualmente, es la directora médica de la clínica de reproducción asistida IVF Spain Madrid. Más sobre Dra. Rut Gómez de Segura
Número de colegiado: 28/2908776

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.