Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 12/01/2015

La cervicitis es una inflamación del cérvix o cuello uterino de tipo bacteriano que puede aparecer como consecuencia de alguna infección de transmisión sexual (clamidia, gonorrea, herpes genital, etc.) o bien por la presencia de determinados gérmenes en el propio cuerpo de la mujer.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Algunos estudios apuntan a otras causas de aparición como consecuencia de alguna alergia, exposición química o incluso por la colocación incorrecta de algún dispositivo en la zona afectada como por ejemplo un diafragma.

Se trata de una afección bastante frecuente en las mujeres. Aproximadamente la padecen un 50% de ellas.

Síntomas

La sintomatología es similar a la de otras infecciones vaginales y suele pasar por:

  • Flujo de color y puede que con olor.
  • Dolor en la parte baja del abdomen e incluso al mantener relaciones sexuales.
  • Escozor, quemazón o irritación en la zona afectada.
  • Molestias al orinar.
  • Puede ocasionar incluso estados febriles.

Remedios contra la cervicitis

Diagnóstico

Para llevar a cabo el diagnóstico es muy importante la visita al especialista ante la aparición de cualquier tipo de estas molestias. Tras una exploración ginecológica o examen pélvico, la mujer puede sentir molestias debido a la inflamación de la vagina o el enrojecimiento y secreción del cuello uterino.

Hay ocasiones en las que el ginecólogo considera necesario realizar una citología.

Tratamiento

El tratamiento normalmente está basado en antibióticos siempre con prescripción médica. Si la afección es crónica puede requerir de la aplicación de óvulos e incluso ser necesario llevar a cabo otros procedimientos como la cauterización.

A modo de prevención se recomienda en caso de mantener una vida sexual activa y con diferentes personas la utilización de preservativos para evitar la transmisión de ningún agente infeccioso. Por otra parte la higiene de la zona íntima es de vital importancia, para evitar irritaciones existen geles para la limpieza de las zonas íntimas que tienen un pH neutro. También se debe tener especial cuidado con el uso de tampones, haciendo caso a las indicaciones del fabricante de cambiarlos cada ciertas horas, aunque no esté lleno.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Síguenos en nuestras redes

Todas las novedades sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más información

Un comentario

    1. sonia

      hace 12 años que no mantengo relaciones sexuales y sin embargo tengo cervicitis y el dr. no me explica exactamente porque. Me gustaría mas información sobre esto