6 meses de embarazo: características y síntomas

Por (embrióloga).
Actualizado el 09/02/2017

El sexto mes de embarazo comprende las semanas 21 a 24 de gestación. En este momento, el desarrollo del feto se encuentra en un estado muy avanzado, ya que se ha superado la mitad de todo el proceso.

A los 6 meses llegamos al final del segundo trimestre, que suele ser el más cómodo para la embarazada. Los cambios se siguen sucediendo tanto para la madre como para el bebé, que ya adquiere una posición fetal en el útero.

Síntomas en la futura mamá

Los síntomas sufridos en meses anteriores se agudizan en el sexto mes de embarazo. A continuación comentamos algunos de ellos:

  • Estrías: la piel se estira de una forma mucho más evidente por el crecimiento del bebé, lo cual puede producir picores y estrías.
  • Manchas en la piel: pueden aparecer manchas debido al aumento de estrógenos. Estas hormonas activan a los melanocitos: las células que producen la melanina. Estas zonas más oscuras, especialmente en el rostro, son conocidas como cloasma o máscara del embarazo.
  • Mayor frecuencia de micción: los movimientos del bebé son mucho más marcados que en el anterior mes dado que cada vez va teniendo menos espacio. Ello, a su vez, provoca que ejerza cada vez más presión sobre la vejiga, por lo que la necesidad de micción aumenta.
  • Problemas de espalda: el peso del líquido amniótico, la placenta y el propio feto pueden provocar en la embarazada problemas de espalda.
  • Aparición del calostro: este líquido es el precursor de la leche materna y es producido por las glándulas mamarias unos meses antes y unos días después del parto. Las pérdidas de calostro pueden darse en cualquier momento del día y son normales. Pueden emplearse discos protectores sobre los pezones para evitar marchar la ropa.
  • Estos síntomas pueden ser más o menos molestos, todo depende de las características de la mujer y de cómo se desarrolle el propio embarazo. En cualquier caso, frente a una situación fuera de lo normal, se aconseja contactar con el médico que lleva el control de la gestación.

    Cambios en el bebé

    A pesar de que el bebé ya posee un tamaño considerable, todavía tiene cierta libertad de movimiento en el útero. Esto le permite tener mucha actividad.

    Los cambios más evidentes en este momento del embarazo son el aumento en peso y longitud del bebé. De media, a los 6 meses de embarazo, puede pesar en torno a los 750 g y medir hasta 35 cm.

    Su cuerpo está cada vez más proporcionado y va adquiriendo una forma más humana, especialmente en los rasgos faciales, pues ya empiezan a formarse pestañas y cejas. Es más o menos en este mes cuando el bebé puede llegar a abrir los ojos y es capaz de responder a ciertos estímulos visuales.

    Su piel sigue siendo fina aunque empieza a arrugarse. Aún así, ya no es traslúcida, pues ha adquirido un color rojizo debido a que los capilares se transparentan. Sin embargo, aún faltan por acumularse algunas capas de grasa debajo de la piel.

    El oído, que ya había comenzado a desarrollarse el mes anterior, se perfecciona durante estas semanas y ya puede distinguir la voz de otras personas además de la de su madre.

    Otro sentido que sigue evolucionando es el del gusto. Al final de este mes ya se han formado las papilas gustativas, lo cual permite al bebé comenzar a distinguir sabores, dado que ya puede tragar e ingerir el líquido amniótico.

    Sus pulmones todavía son muy inmaduros. De hecho, al no ser imprescindibles hasta el momento del nacimiento, son prácticamente los últimos órganos en formarse. Por ahora, están llenos de líquido amniótico y los alveolos aún no se han desarrollado por completo.

    El sexto mes semana a semana

    Los principales acontecimientos que tiene lugar durante este mes de gestación son:

    Semana 21

    La actividad del bebé empieza a ser frenética en esta semana. De hecho, según informes de estudios médicos, el feto puede llegar a moverse hasta 50 veces en una hora durante esta etapa. Todos estos movimientos favorecen su correcto desarrollo físico y mental.

    Si el futuro bebé es una niña, en esta semana sus ovarios alcanzarán a poseer hasta 6 millones de folículos (las estructuras que contienen los óvulos). A partir de aquí, esta cantidad se irá reduciendo hasta el momento del nacimiento, en el cual poseerá entre 1 y 2 millones.

    Otro cambio crucial en el desarrollo del bebé producido en la semana 21 es que la médula ósea ya está suficientemente desarrollada y ahora es la que se ocupa de producir los glóbulos rojos. Hasta ese momento, eran el bazo y el hígado los que desempeñaban esa función.

    Semana 22

    En esta semana el bebé ya pesa cerca de medio kilo y la presencia del vérnix caseoso, una capa de grasa que protege su piel, es más que evidente.

    El sistema límbico del bebé, formado por el tálamo, el hipotálamo y las amígdalas cerebrales, se encuentra en pleno desarrollo. Esta parte del sistema nervioso es responsable de las emociones, la memoria o el hambre, lo cual permitirá al bebé, aunque parezca increíble, comenzar a sufrir cambios en su estado de ánimo.

    La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

    Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

    Semana 23

    En la semana 23, la fina piel del feto, que hasta entonces era muy rojiza, comienza a adquirir un color más pálido. El bebé nacerá con cierta pigmentación en su piel pero no alcanzará su color definitivo hasta casi su primer año de vida. Por su parte, el iris aún no está pigmentado, por lo que todavía no se sabe qué color tendrán los ojos del futuro bebé.

    El lanugo, la fina capa de vello que recubre su cuerpo, se va oscureciendo y poco a poco le va saliendo pelo en la cabeza.

    Su esqueleto continúa desarrollándose: el tejido cartilaginoso que forma su esqueleto inicial continúa transformándose en tejido óseo mediante un proceso denominado calcificación. Este proceso durará hasta varios años después del nacimiento.

    El sistema respiratorio comienza a ensayar pequeños movimientos de respiración, aunque de momento el oxígeno que necesita es aportado por la madre a través del cordón umbilical.

    Semana 24

    Casi todos sus órganos sensoriales han alcanzado un alto grado de madurez a excepción de la vista, la cual tardará varios meses después de su nacimiento en estar completamente desarrollada. No obstante, sí que es capaz de percibir ciertos brillos y cambios de luz a través de la piel de la madre.

    En esta semana, el bebé aprende a abrir y cerrar los ojos. Este movimiento es precursor del reflejo del parpadeo.

    Consultas médicas en el 6.º mes de embarazo

    Normalmente, la ecografía del 2.º trimestre ya se ha realizado antes de que se cumpla el sexto mes de embarazo, por lo que no es necesario que durante estas semanas se practique ninguna otra prueba de imagen.

    Sin embargo, todo depende de cómo evolucione cada gestación, pues si el embarazo es más delicado o si la madre o el feto presentan algún problema, seguramente sea necesario llevar un control más exhaustivo.

    Durante el sexto mes de gestación es muy habitual la práctica del llamado test de O’Sullivan o prueba del azúcar. Esta prueba se lleva a cabo a partir de la semana 24 de gestación y sirve para detectar la diabetes gestacional.

    La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que solo surge durante el embarazo.

    Se desconoce la causa exacta por la que aparece esta patología, aunque se cree que puede ser debido a los grandes cambios hormonales que provoca la gestación en la mujer. Entre ellos, una mayor ineficacia de las células para captar la glucosa.

    En la mayoría de embarazadas, el páncreas detecta que la insulina secretada no es suficiente para capturar la glucosa y segrega más cantidades de esta hormona. De esta forma, se resuelve el problema.

    Sin embargo, si la producción de insulina no aumenta, el nivel de glucosa en sangre no desciende y se produce la diabetes gestacional.

    Esta situación suele desaparecer después del embarazo, una vez los niveles hormonales ya han vuelto a la normalidad.

    Te contamos más sobre esta patología obstétrica en el siguiente artículo: ¿Qué es la diabetes gestacional?

    El test de O’Sullivan

    Esta prueba médica consiste en realizar un primer análisis de sangre, medir el nivel de glucosa y anotarlo. Tras ello, la embarazada ingiere una solución azucarada (normalmente agua con 50 g de glucosa). A continuación, se deja pasar una hora para volver a proceder a la realización de un análisis de sangre y medir el nivel de glucosa de nuevo.

    La mayoría de médicos suelen tomar una concentración de glucosa en sangre de 140 mg/dl como punto de corte para el diagnóstico de esta prueba. Teniendo en cuenta este dato, el resultado puede ser:

    Test de O’Sullivan negativo
    el nivel de glucosa en sangre en ambas analíticas es menor a 140 mg/dl. Esto indica que la embarazada no tiene problemas relacionados con la asimilación de la glucosa.
    Test de O’Sullivan positivo
    el nivel de glucosa en sangre en cualquiera de las dos analíticas sobrepasa los 140 mg/dl. Cuando se da esta situación, es necesario realizar una segunda prueba médica denominada test de tolerancia oral a la glucosa para diagnosticar de forma más certera una posible diabetes gestacional.
    Diabetes gestacional
    cuando el nivel de glucosa en sangre es mayor a 200 mg/dl, se puede diagnosticar esta patología sin necesidad de proceder a otra prueba que verifique el resultado.

    Recomendaciones en el 6.º mes de embarazo

    Cada embarazo y cada mujer son diferentes, por lo que las recomendaciones médicas suelen individualizarse en función de cada caso. No obstante, existen una serie de patrones, como las náuseas o los dolores de espalda, que suelen ser muy comunes en esta época del embarazo.

    Algunos consejos habituales para esta época de embarazo son:

    • Aumentar el aporte de zinc en la dieta.
    • Procurar no ingerir líquidos nada más levantarse.
    • Evitar las comidas muy grasas o en conserva, así como las bebidas dulces.
    • Intentar airear los espacios cerrados, ya que la percepción de la concentración de olores se potencia cuando se está embarazada y esto no ayuda para aliviar las náuseas.
    • Practicar técnicas de relajación y ejercicios respiratorios.

    La mayoría de médicos recomiendan comenzar a buscar centros donde impartan sesiones y clases de preparación para el parto a partir de este mes. Es importante que la embarazada se prepare con varios meses de antelación para el momento del nacimiento de su futuro hijo.

    Preguntas de los usuarios

    ¿En el sexto mes de embarazo puedo empezar a sentir contracciones?

    Por Victoria Moliner (embrióloga).

    Sí, es posible que sientas ciertas contracciones llamadas contracciones de Braxton-Hicks, incluso en el mes anterior. Estas contracciones son muy ligeras. De hecho muchas embarazadas prácticamente no las notan. Su función es comenzar a preparar el cuerpo de la mujer para el momento del parto.

    He oído hablar de la ecografía 4D. ¿Se puede realizar con 6 meses de embarazo?

    Por Victoria Moliner (embrióloga).

    Precisamente, el sexto mes de gestación es un buen momento para realizar esta prueba, pues como hemos comentado antes, el bebé ya comienza a adquirir una apariencia más humana.

    Tengo 6 meses de embarazo, ¿puedo mantener relaciones sexuales?

    Por Victoria Moliner (embrióloga).

    En principio, no existe ningún impedimento para la práctica de sexo durante la gestación. De hecho, muchos estudios científicos reportan que las relaciones sexuales en el embarazo generan grandes beneficios para el bienestar físico y mental de la pareja. Sin embargo, es un tema extremadamente personal que va a depender, en gran parte, del estado tanto físico como psicológico de la futura madre.

    ¿Cuánto debo pesar a los 6 meses de gestación?

    Por Victoria Moliner (embrióloga).

    No existe un rango de peso establecido para esta edad gestacional, pues cada mujer, por su propia fisionomía, tiene un peso característico. Sin embargo, según los expertos, lo habitual es que para esta época de embarazo la mujer haya ganado entre 6 y 8 kg de peso.

    Esta cifra es orientativa, pues cada cuerpo y cada embarazo son completamente diferentes y no tienen por qué seguir una evolución exacta.

    Lectura recomendada

    Llegar a la semana 21 de gestación supone pasar el ecuador del embarazo. Es una etapa muy importante, pues el feto comienza a desarrollar sus sentidos y ejercer movimientos y acciones cada vez más humanas. Puedes conocer con mucho más detalle los cambios que se producen en esta etapa del embarazo en el siguiente enlace: 21 semanas de embarazo.

    Sabemos que desde el primer mes de embarazo todas las futuras madres comienzan a hacerse preguntas sobre qué deben o no deben comer, qué actividades son recomendables y cuándo deben visitar a su ginecólogo. En el siguiente artículo te aportamos información sobre los cuidados básicos del embarazo: Salud materna en el embarazo.

    Por último, sabemos que el sexo en el embarazo entraña muchas dudas en la mayoría de futuros padres. En general, no provoca ningún daño ni a la madre ni al bebé, aunque hay que prestar especial cuidado sobre todo en las últimas semanas de gestación. En este artículo resolvemos las posibles cuestiones que puedan surgir en torno a este tema: El sexo en el embarazo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Alcolea Flores, S., Mohamed Mohamed D. Guía de cuidados en el embarazo. Consejos de su matrona. Hospital Universitario de Ceuta (Dirección Territorial de Ceuta e Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (ed.). Colección Editorial de Publicaciones del INGESA. ISBN: 978-84-351-0408-1

Consejería de Salud de la Junta de Andalucía (2002). Proceso Asistencial Integrado: Embarazo, Parto y Puerperio. Consejería de Salud, Junta de Andalucía. Sevilla.

Cunningham F, MacDonald P, Gant N et al. (1996). Adaptación maternal al embarazo. Masson SA. Cunningham F, MacDonald P, Gant N, et al. 4ª ed, Barcelona; pp. 201-237

Duyff, R.L. (2002). American Dietetic Association Complete Food and Nutrition Guide (2nd Ed.). Hoboken, New Jersey: John Wiley & Sons, Inc.

Dickason E, Silverman B, Schult M. (1996). Enfermería maternoinfantil (1.a ed.). Barcelona: Mosby-Doyma Libros.

Eugene S, Bonapace MD, Robert S, Fisher MD. (1998). Constipation and diarrhea in pregnancy. Gastroenterol Clin North Am; 27: 197- 211.

Gary F, Mc Donald P. (1996). Adaptación materna al embarazo. En: Gary F, MacDonald P, Grant N Lereso K, Gilstrap L, editores. Williams. Obstetricia (4.a ed.). Barcelona: Masson.

González Merlo J. (1992). Modificaciones fisiológicas producidas en el organismo materno por el embarazo. En: Williams. Obstetricia (4.a ed.). Barcelona: Masón.

Grupos de trabajo de la Guía de Embarazo y Parto, Guía de Salud Oral, y Guía de Lactancia Materna. Consejería de Sanidad, Dirección General de Salud Pública y Servicio de Salud del Principado de Asturias. Octubre de 2015.

Health Service Excecutive (Feidhmeannacht na Seirbhíse Sláinte) (2010). A guide to your pregnancy month by month. Breastfeeding.ie - Your breastfeeding support network. Order Code: HPM00341

March of Dimes, Pregnancy & Newborn Health Education Center. Exercise during Pregnancy. Retrieved March 11, 2008

National Health Service (NHS) (UK) (2009). The Pregnancy Book. Your complete guide to: A healthy pregnancy, Labour and childbirth, The first weeks with your new baby. Crown copyright 2009. Produced by COI for the Department of Health.

Obstetricia 4ª edición. J. González Merlo. Ed. Masson. Barcelona, 2003

Ramírez García O, Martín Martínez A, García Hernández JA. (2003). Duración del embarazo. Modificaciones de los órganos genitales y de las mamas. Molestias comunes del embarazo normal. Panamericana Ed. Tratado de Ginecología, Obstetricia y Medicina de la Reproducción. Cabero Roura L, Madrid.

The American College of Obstetricians and Gynecologists. (2005). Your Pregnancy and Birth (4th ed.). Washington, DC: Meredith Books.

The American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Frequently Asked Questions (FAQ156). Pregnancy.

The American Dietetic Association. (2008) Position of the American Dietetic Association: Nutrition and Lifestyle for a Healthy Pregnancy Outcome. Journal of the American Dietetic Association. 108:553-561.

U.S. Food and Drug Administration (FDA). Food Safety for Moms-To-Be. Retrieved April 09, 2010

Preguntas de los usuarios: '¿En el sexto mes de embarazo puedo empezar a sentir contracciones?', 'He oído hablar de la ecografía 4D. ¿Se puede realizar con 6 meses de embarazo?', 'Tengo 6 meses de embarazo, ¿puedo mantener relaciones sexuales?' y '¿Cuánto debo pesar a los 6 meses de gestación?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Victoria Moliner
Victoria Moliner
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Actualmente desarrolla su labor como bióloga investigadora. Más sobre Victoria Moliner

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.