¿Qué es la vitrificación de óvulos y cuáles son sus ventajas?

Por (embrióloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 10/08/2018

La vitrificación o congelación de ovocitos es una técnica de reproducción asistida que consiste en obtener los óvulos de la mujer para conservarlos a temperaturas muy bajas durante un tiempo indefinido.

Este método se utiliza tanto para preservar la fertilidad en mujeres que quieren retrasar el momento de ser madres, como en tratamientos de fecundación in vitro (FIV) que requieran la criopreservación de los ovocitos.

La principal ventaja de la vitrificación de óvulos es que se mantiene la calidad ovocitaria durante todo el tiempo que dure la congelación, es decir, que los óvulos tendrán la misma calidad que poseían en el momento de ser vitrificados una vez la mujer decida utilizarlos.

¿Qué es la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos es un método que consiste en utilizar nitrógeno líquido para congelar los óvulos extraídos previamente de los ovarios de la mujer y poder preservarlos a una temperatura muy baja, concretamente a -196°C.

La técnica utilizada hoy en día para congelar óvulos es la vitrificación. De ahí que actualmente se utilicen los términos de congelación y vitrificación como sinónimos.

La vitrificación de óvulos tiene dos indicaciones principales:

Retrasar la maternidad hasta edades muy avanzadas conlleva una pérdida del número y de la calidad de los óvulos que hay en la reserva ovárica, por lo que la mujer puede tener dificultad para conseguir el embarazo o un mayor riesgo de aborto espontáneo. De ahí la importancia de congelar los óvulos cuando la mujer aún es joven para utilizarlos más adelante.

Además, la vitrificación de óvulos permite planificar mucho mejor los ciclos de FIV, ya que ofrece la posibilidad de acumular ovocitos en las bajas respondedoras o utilizar óvulos de donante criopreservados sin tener que sincronizar a la donante con la receptora.

Procedimiento

La vitrificación de ovocitos es una técnica de congelación ultrarrápida que consiste en utilizar sustancias crioprotectoras para proteger a los óvulos y que no se dañen debido al uso de elevadas velocidades de enfriamiento.

Cabe destacar que los óvulos pasan de estar a temperatura ambiente a -196°C en menos de un segundo al ser introducidos en el nitrógeno líquido.

Los crioprotectores son unas moléculas que sustituyen el líquido acuoso del interior de los ovocitos y que protegen sus estructuras internas de las bajas temperaturas, ya que evitan la formación de cristales de hielo y la deshidratación celular.

En general, el tratamiento de vitrificación ovocitaria de divide en dos pasos diferenciados: uno que depende de los ginecólogos/as y otro que depende de los embriólogos/as del laboratorio. Los comentamos a continuación:

Obtención de los ovocitos

El primer paso antes de iniciar un tratamiento para vitrificar los óvulos es hacer una ecografía vaginal y una analítica hormonal para comprobar el estado de la reserva ovárica de la mujer.

A continuación, la mujer tiene que pasar por un proceso de estimulación ovárica controlada, al igual que si fuera a realizarse un tratamiento de FIV. Para ello, el ginecólogo indicará a la mujer la medicación hormonal que tiene que pincharse.

La estimulación ovárica consiste en la administración de las hormonas FSH y LH para que los ovarios desarrollen múltiples folículos a la vez.

Durante este proceso, la mujer tiene que acudir cada 2 o 3 días a la clínica para hacerse controles y comprobar si el el crecimiento folicular es el adecuado. En función de la respuesta ovárica, el ginecólogo puede ajustar la dosis de medicación hormonal y los días de tratamiento.

Finalmente, cuando la mayoría de los folículos hayan alcanzado un tamaño de entre 16 y 18 mm, el ginecólogo programará la punción folicular para obtener los óvulos.

La punción folicular es una intervención sencilla en la que, mediante una aguja ecoguiada, el ginecólogo punciona los folículos para extraer los óvulos que cada uno contiene en su interior. El proceso dura unos 30 minutos aproximadamente y la mujer se encuentra sedada para evitar molestias.

Después de extraer los óvulos en el quirófano, éstos se llevan al laboratorio de FIV donde el embriólogo evalúa su estado de maduración y calidad antes de proceder a la vitrificación.

Para ello, es preciso decumular los óvulos primero, es decir, quitarles las células de la granulosa que se encuentran a su alrededor.

Técnica de vitrificación

El método más habitual para vitrificar ovocitos es el Cryotop de la marca Kitazato. Se trata de un soporte que consiste en un mango de plástico al que va unida una tira transparente sobre la que, por tensión superficial, queda adherido el óvulo después de haber sido tratado con las sustancias crioprotectoras.

A continuación, vamos a enumerar los pasos generales de la técnica:

  1. Se deshidratan los ovocitos pasándolos de un medio a otro con una concentración creciente de crioprotectores.
  2. Con mucho cuidado, se colocan entre 2 y 4 óvulos encima del sistema de soporte (el Cryotop) para su congelación.
  3. Se aspira con la pipeta el medio que haya quedado en exceso sobre el Cryotop para que haya el mínimo volumen posible.
  1. El Cryotop con los óvulos se introduce rápidamente dentro de una cubata con nitrógeno líquido.
  2. Se coloca la tapa del Cryotop con mucho cuidado, sin alejarlos de los vapores del nitrógeno líquido.
  3. Se almacena el Cryotop dentro de un tanque de nitrógeno líquido para su conservación durante un largo tiempo.

La técnica de vitrificación de óvulos requiere de una gran habilidad y destreza por parte del embriólogo, ya que se trata de células muy pequeñas y delicadas.

Descongelación y uso de los óvulos

Una vez vaya a hacerse uso de los óvulos vitrificados, el embriólogo tiene que seguir un protocolo de desvitrificación que consiste en los siguiente:

  1. Se saca el Cryotop del tanque de nitrógeno líquido, se quita la tapa y se sumerge en un medio a 37 °C.
  2. Con la ayuda de una pipeta, se van despegando los óvulos del Cryotop tirándoles medio de cultivo encima. Este proceso tiene que durar un minuto.
  3. Se van pasando los óvulos de un medio de desvitrificación a otro con una concentración decreciente de crioprotectores para que vuelvan a hidratarse. Los óvulos deben estar en cada medio de desvitrificación 3, 5 y 1 minuto respectivamente.

Es muy importante respetar los tiempos del protocolo de desvitrificación para hacerlo correctamente, ya que de lo contrario podrían dañarse las estructuras internas de los óvulos.

Los óvulos tienen que descongelarse aproximadamente 3 horas antes de su fecundación en el laboratorio, la cual debe hacerse mediante la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Al haber sido decumulados previamente, los óvulos no pueden fecundarse con el método de FIV convencional.

Los embriones obtenidos se mantendrán en cultivo durante 3 o 5 días y, a continuación, se transferirá el embrión o embriones de mayor calidad al útero de la mujer para tratar de conseguir el embarazo.

Los embriones que no sean transferidos pueden volver a congelarse sin ningún problema para su uso en el futuro. Si quieres conocer cómo es esta técnica, puedes seguir leyendo aquí: ¿Qué es la vitrificación de embriones?

Ventajas de la vitrificación de óvulos

Como ya hemos comentado al inicio del artículo, la reserva ovárica de la mujer disminuye con la edad. Esto quiere decir que, conforme avanzan los años, disminuye tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos.

Como consecuencia, las mujeres que aplazan su maternidad se ven obligadas, en muchos casos, a recurrir a tratamientos de ovodonación.

La vitrificación de óvulos ofrece muchas ventajas en este sentido, ya que permite a las mujeres que deciden ser madres a edades avanzadas tener hijos biológicos con sus propios óvulos. A continuación, comentamos ésta y otras ventajas de la congelación de óvulos:

Preservación de la fertilidad
no sólo las mujeres que desean postergar la maternidad deben de congelarse los óvulos. Esta técnica es sumamente valiosa para aquellas mujeres que van a someterse a un tratamiento contra el cáncer o a algún tipo de cirugía que puede afectar a sus ovarios.
Conservación de la calidad ovocitaria
las bajas temperaturas permiten mantener todas las propiedades de los óvulos intactas, sin que el tiempo tenga ningún efecto sobre ellos.
Mayor probabilidad de éxito
una vez la mujer decida utilizar sus óvulos, éstos tendrán la edad que tenía la mujer en el momento que decidió congelarlos, es decir, serán óvulos más jóvenes. Esto ofrece una mayor tasa de embarazo, así como una menor probabilidad de obtener embriones con anomalías cromosómicas que podrían dar lugar a un aborto o al nacimiento de un bebé enfermo.
El tratamiento es sencillo
a pesar de que pueden surgir ciertas complicaciones como la hiperestimulación ovárica u otros síntomas molestos de la medicación, en general se trata de un procedimiento sencillo y rápido que puede ser de gran ayuda en el futuro.
Permite la acumulación de óvulos
esto consiste en realizar varias estimulaciones seguidas hasta conseguir un número adecuado de ovocitos para fecundar. La acumulación de ovocitos es muy útil para las mujeres con baja reserva ovárica y/o bajas respodedoras.
Éticamente bien vista
hay algunas parejas que por sus creencias prefieren congelar ovocitos en lugar de embriones durante un tratamiento de FIV.

En cuanto al tiempo que pueden permanecer los óvulos congelados, la embrióloga Rocío Díaz nos cometa lo siguiente:

Teniendo en cuenta que se encuentran a temperaturas criogénicas en nitrógeno líquido, que están a -196º, y tienen todas sus funciones biológicas suspendidas, el tiempo que pueden estar mantenidos los óvulos congelados es largo, pero todavía está indeterminado por la ciencia.

Precios

El coste de la vitrificación de óvulos depende de la clínica donde se realice el tratamiento y de los servicios incluidos en el presupuesto inicial.

En general, su precio se encuentra aproximadamente entre los 2.500 y 4.000€.

Además, la medicación para realizar la estimulación ovárica y obtener los óvulos no suele estar incluida en este precio, por lo que hay que sumar unos 500-1.000€ más.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de valorar un presupuesto de vitrificación de ovocitos es si está incluido el mantenimiento de los óvulos. Algunas clínicas incluyen el primer año o los dos primeros años de mantenimiento, pero otras no. Normalmente, el coste del mantenimiento de los óvulos congelados ronda los 300-400€ cada año.

Cuando la mujer desee hacer uso de estos óvulos para quedarse embarazada, el tratamiento de FIV es más económico porque ya está hecha la primera fase de obtención de los óvulos. Por tanto, solamente se tendrá que pagar unos 1.500-3.000€, que es el coste que corresponde a la preparación de la muestra de semen, a la fecundación mediante ICSI y a la transferencia de embriones.

Si estás pensando en congelar tus óvulos para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad y sus presupuestos. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Es posible la vitrificación de óvulos a los 40 años?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Técnicamente es posible, sin embargo hay que tener en cuenta que, a partir de los 35 años, generalmente, la reserva ovárica de la mujer comienza a reducirse.

Por ello, si se desea preservar la fertilidad, cuanto antes se haga el proceso, mejor.

¿Se puede realizar la congelación de óvulos por la Seguridad Social?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

La opción de vitrificar los óvulos a través de la Seguridad Social depende de cada comunidad autónoma.

La mayoría de sistemas de sanidad pública contemplan la posibilidad de preservar la fertilidad solo en el caso de que exista una justificación grave, como someterse a un tratamiento de quimioterapia de forma inminente o la posibilidad de desarrollar un fallo ovárico prematuro.

En caso de desear vitrificar los óvulos de manera voluntaria es necesario recurrir a una clínica privada.

¿Cuál es el precio de vitrificar óvulos?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

El precio medio de este tipo de tratamiento suele estar entre 2.500 y 4.000€, aunque depende de cada centro de reproducción asistida.

¿Qué es mejor, vitrificar óvulos o embriones?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

En realidad no hay un tratamiento mejor que otro, ya que en ambos casos las tasas de supervivencia tras el proceso de desvitrificación superan el 90% y la calidad, tanto de óvulos como de embriones, se consigue mantener.

La decisión de realizar un tratamiento u otro dependerá de la propia elección personal de la paciente consensuada con su médico, pues en caso de no tener pareja en el momento de la vitrificación quizá desee vitrificar óvulos únicamente.

¿Cuándo está indicada la congelación de óvulos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La principal indicación de la vitrificación de óvulos es poder retrasar la maternidad. Sin embargo, hay otras indicaciones muy importantes, como preservar la fertilidad en los siguientes casos:

  • Mujeres que van a someterse a un tratamiento agresivo como la quimioterapia para que puedan ser madres una vez hayan superado la enfermedad.
  • Mujeres que han recibido o van a recibir algún tipo de cirugía sobre los ovarios, como en el caso de la endometriosis por ejemplo.
  • Mujeres que van a someterse a una extirpación de ovarios debido a algún tumor.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hablado del proceso de la vitrificación ovocitaria desde un punto de vista más técnico. Si deseas conocer más detalles acerca de la preservación de la fertilidad, puedes continuar leyendo aquí: La preservación de la fertilidad: congelar óvulos y esperma.

Por otro lado, si te interesa conocer en qué consiste el proceso de congelación de semen que se sigue en los varones, te invitamos a hacerlo a través del siguiente artículo: ¿Cómo es el proceso para congelar semen?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Alberto Reche y Manuel Martínez Moya. Preservación de la fertilidad. Manual de Buena Práctica Clínica en Reproducción Asistida (pp. 115-131). Sociedad Española de la Fertilidad

Colomé C, Carrasco M, Agramunt S, Checa MA, Carreras Collado R. Fertilidad en mujeres mayores de 40 años. Ginecología y Obstetricia Clínica. 2008.

ESHRE Task Force on Ethics and Law. Oocyte criopreservation for age related fertility loss. Human. Reprod. 2012.

Fertility Assessment and treatment for people with fertility problems. NHS. NICE clinical guideline 156. February 2013.

Glujovsky D, Riestra B, Sueldo C, Fiszbajn G, Repping S, Nodar F, Papier S, Ciapponi A. Vitrification versus slow freezing for women undergoing oocyte cryopreservation. Cochrane Database of Systematic Review 2014, Issue 9. Art. No.: CD010047.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (febrero de 2012). “Saber más sobre fertilidad y reproducción asistida”. En colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad del Gobierno de España y el Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud.

Preguntas de los usuarios: '¿Es posible la vitrificación de óvulos a los 40 años?', '¿Se puede realizar la congelación de óvulos por la Seguridad Social?', '¿Cuál es el precio de vitrificar óvulos?', '¿Qué es mejor, vitrificar óvulos o embriones?' y '¿Cuándo está indicada la congelación de óvulos?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Rocío Díaz Giraldez
Rocío Díaz Giraldez
Embrióloga
Licenciada en Biología y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con varios años de experiencia en laboratorios. Actualmente es la directora del laboratorio de embriología en la clínica YES! Reproducción de Sevilla. Más sobre Rocío Díaz Giraldez
 Victoria Moliner
Victoria Moliner
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Actualmente desarrolla su labor como bióloga investigadora. Más sobre Victoria Moliner
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.