Baja reserva ovárica: causas y posibilidad de embarazo

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 04/12/2019

Hablamos de baja reserva ovárica cuando la cantidad de óvulos que dispone una mujer ha disminuido y, por tanto, existe una mayor dificultad para conseguir el embarazo de forma natural.

La causa más frecuente de la reserva ovárica disminuida es la edad, pues la reserva de óvulos se va agotando paulatinamente a medida que la mujer va cumpliendo años, pero lo hace de forma más acentuada a partir de los 35-38 años.

Una vez la mujer llega a la menopausia, alrededor de los 50 años, la reserva ovárica se habrá agotado por completo y esto supondrá el fin de su etapa reproductiva.

¿Cómo funciona la reserva ovárica?

Antes de entrar en detalle sobre la reserva ovárica y las causas de su disminución, es necesario explicar el funcionamiento básico de los ovarios en cuanto a la producción de ovocitos se refiere.

En el momento del desarrollo embrionario, cuando la futura mujer es tan sólo un feto en el vientre de su madre, se inicia la formación de los ovocitos. Este periodo concluye antes del nacimiento de la mujer, y hasta donde hoy día se conoce, no es posible prolongarlo.

Esto quiere decir que la mujer nace con un determinado número de ovocitos (millones de ellos), y que éstos deberán ser guardados como un gran tesoro en los ovarios, hasta el momento en que deban ser utilizados en la búsqueda de un embarazo.

Imagen: Agotamiento de la reserva ovárica

Por otra parte, se sabe que la mujer ovula, de forma habitual, un solo ovocito al mes. Sin embargo, pocas personas conocen la lucha encarnizada de los ovocitos, que pugnan por ser ovulados. En general, la naturaleza busca la conservación de la especie, intentando asegurar mediante la competición que sus procesos sean los más eficientes.

En el caso de la reproducción, la idea es que en la creación de una nueva vida se utilice el mejor espermatozoide junto al mejor óvulo. De todos es conocida la carrera en la que millones de espermatozoides participan, en la que aquel mejor y más rápido es capaz de penetrar en el ovocito el primero, se alza con la victoria y es partícipe en la creación del nuevo bebé.

Algo parecido ocurre con los ovocitos. Decenas de ovocitos inactivos, en la reserva, son cada mes (según se comentaba clásicamente, ahora sabemos que incluso con una cadencia más corta) seleccionados para que en un proceso que dura unos 3 meses sólo uno de ellos consiga ser ovulado.

La mujer utiliza decenas de ovocitos para ovular habitualmente sólo uno de ellos. Esta es la razón por la cual, a lo largo de la vida de una mujer, no se producen millones de ovulaciones. Sino que, de forma variable, a una edad cercana a los 50 años aparece la menopausia.

Características de la reserva ovárica

Así pues, el número de ovocitos que una mujer tiene en un momento dado es básicamente la resta entre el número de óvulos que la mujer consiguió generar antes de su nacimiento (variable en cada persona) y el número de ovocitos que la mujer ha utilizado a lo largo de su vida para ovular.

Este es el concepto de reserva ovárica y, como se deduce de todo lo explicado, tiene las siguientes características:

  • La reserva ovárica no puede aumentar nunca (hasta donde hoy sabemos). Los aumentos que en ocasiones vemos en los marcadores bioquímicos de reserva ovárica no se corresponden a aumentos reales de la misma, sino a variaciones de estos parámetros y a cuestiones técnicas de los laboratorios.
  • La reserva ovárica disminuirá con el tiempo de forma inevitable, dado que la mujer ovula a lo largo de su vida, gastando decenas de ovocitos cada mes.
  • Determinados agentes externos pueden disminuir el número de ovocitos de una paciente (cirugías en las que resecamos una parte del ovario, infecciones sobre el ovario, quimioterapia o radioterapia, etc). En general, todo aquello que químicamente o mecánicamente dañe los ovarios tendrá como efecto la disminución de la reserva ovárica.
  • El proceso por el que los ovocitos se seleccionan para competir en el proceso de ovulación es irreversible. Si el ovocito no es ovulado, éste muere y sufre lo que se conoce como atresia.
Imagen: Evolución de la reserva ovárica con la edad

Además, la selección ovocitaria es independiente de las hormonas femeninas clásicas. Esto quiere decir que este proceso no se detiene en el embarazo o con la toma de anticonceptivos. Incluso se produce en las niñas antes de la pubertad.

Dicho de otra forma, tratamientos hormonales como los anticonceptivos, la fecundación in vitro o la donación de ovocitos sólo influyen sobre el crecimiento de los ovocitos, pero no sobre la activación de los mismos y, por tanto, no influyen sobre la reserva ovárica.

Causas de la reserva ovárica baja

Por todo lo comentando hasta el momento, es fácil llegar a la conclusión de que el principal motivo de la baja reserva ovárica es la edad de la mujer.

Además de disminuir el número de óvulos, con el paso de los años también disminuye su calidad, lo cual agrava el problema de infertilidad. Este envejecimiento ovárico tiene lugar de forma muy progresiva, pero empieza a ser más evidente a partir de los 35 años sobre todo.

Sin embargo, hay mujeres jóvenes que también sufren baja reserva ovárica, aunque de forma menos frecuente. Por ello, además de la edad avanzada, otras causas de tener una reserva ovárica disminuida son las siguientes:

  • Insuficiencia ovárica prematura
  • Enfermedades como la endometriosis, trastornos autoinmunes, infecciones crónicas, etc.
  • Factores genéticos que determinan una menor dotación de ovocitos o un agotamiento ovocitario más rápido
  • Tratamientos anticancerígenos como la quimioterapia y la radioterapia
  • Intervenciones quirúrgicas en los ovarios, para extirpar quistes, teratomas, etc.
  • Hábitos de vida poco saludables: estrés, obesidad, anorexia, tabaco, etc.
  • Contaminación ambiental
Imagen: Extirpación del ovario

En el caso de las mujeres jóvenes con poca reserva ovárica, cabe destacar que la calidad ovocitaria no tiene por qué estar afectada, por lo que estas mujeres tendrán más posibilidades de conseguir un embarazo con sus propios óvulos gracias a los tratamientos de reproducción asistida.

Embarazo con baja reserva ovárica

En la mayoría de casos, la mujer no descubre que tiene una reserva ovárica reducida hasta el momento de buscar un embarazo.

Después de estar un tiempo con relaciones sexuales desprotegidas y no conseguir la gestación, llega la hora de hacerse un estudio de esterilidad y ahí puede llegar el diagnóstico de baja reserva de óvulos.

En ese caso, y teniendo en cuenta todos los factores de la pareja, se pueden llevar a cabo varias estrategias o tratamientos de fertilidad para que la mujer pueda ser madre. Los comentamos a continuación:

Fecundación in vitro

La fecundación in vitro (FIV) es la técnica indicada para todas aquellas mujeres con una reserva ovárica comprometida.

Gracias a la estimulación ovárica, es posible evitar el proceso de selección ovocitaria que tiene lugar todos los meses y rescatar los ovocitos condenados a morir. De esta manera, la mujer puede desarrollar varios folículos ováricos durante el ciclo y, a continuación, recuperar los óvulos maduros mediante la punción folicular.

Si la reserva ovárica está muy al límite, es posible que sea necesario realizar varios ciclos de acumulación de ovocitos para aumentar las posibilidades de éxito.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Si quieres conocer con mejor detalle en qué consiste este tratamiento, te animamos a seguir leyendo el siguiente post: ¿Qué es la FIV y cuál es su precio?

Ovodonación

En casos más graves, con una reserva ovárica prácticamente agotada y una edad materna avanzada, el tratamiento indicado sería el de FIV con donación de óvulos.

Resulta muy duro tener que aceptar renunciar a la carga genética, pero hoy en día la ovodonación ha permitido a miles de mujeres poder ser madres.

Además, las tasas de éxito de la ovodonación son de las más elevadas, pues se trata de óvulos jóvenes y de gran calidad. Esto hace que el desgaste emocional con este tratamiento sea mucho menor que con la FIV.

Para más información sobre esto, no te pierdas el siguiente artículo: ¿Qué es la ovodonación y cuál es el precio del tratamiento?

Preservación de la fertilidad

Las campañas de concientización sobre la fertilidad femenina y el retraso de la maternidad llevadas a cabo por multitud de clínicas recientemente han logrado que muchas mujeres se interesen por el estado de su reserva ovárica.

Gracias a ello, está siendo posible identificar casos de reserva ovárica disminuida en mujeres jóvenes de entre 20 y 35 años. Sin embargo, es común que estás mujeres no estén interesadas en ser madres todavía, por lo que es recomendable hacer una preservación de la fertilidad antes de que la reserva ovárica disminuya más drásticamente.

El tratamiento consiste en hacer una estimulación ovárica para obtener multitud de ovocitos maduros y congelarlos en nitrógeno líquido durante un tiempo ilimitado, hasta que la mujer decida utilizarlos para tener un hijo.

Imagen: ¿Cómo evitar las aneuploidías?

Puedes leer más sobre esto en el siguiente artículo: Preservación de la fertilidad en las mujeres jóvenes.

Preguntas de los usuarios

¿Cuál es la causa principal de una baja reserva ovárica?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

La causa más frecuente de la baja reserva es la edad. Esta causa es fisiológica, inevitable y es cada vez mayor, dado que por razones socio-culturales las mujeres tienen hijos cada vez más tarde.

Existen otras muchas, ya sea porque la paciente no generara suficientes ovocitos en su etapa embrionaria (causas genéticas) o por un daño al ovario (infección, torsión ovárica, endometriosis, cirugía, radio o quimioterapia, etc…). Estas son más infrecuentes y habitualmente requieren de centros especializados para el diagnóstico, siendo igualmente irreversibles a día de hoy.

¿Cómo puedo saber el estado de mi reserva ovárica?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Existen varias maneras de conocer el estado de la reserva ovárica de la mujer y si está en unas condiciones óptimas. Lo más recomendable es acudir a un ginecólogo especialista en fertilidad y realizar una ecografía y un análisis de sangre.

Mediante la ecografía, que debe hacerse al inicio del ciclo menstrual, se puede hacer un recuento de folículos antrales (RAF). Por otra parte, existen una serie de marcadores bioquímicos que pueden determinarse mediante un análisis de hormonas en sangre: la FSH, la antimülleriana, la inhibina B, el estradiol, etc.

Tienes más información sobre esto aquí: Test de la reserva ovárica.

¿Cuáles son los síntomas de una baja reserva ovárica?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En principio, no hay ningún signo o síntoma que pueda alertar a la mujer de que tiene una reserva ovárica escasa. Esto solamente podrá descubrirlo al hacerse un estudio de esterilidad básico y obtener unos resultados hormonales alterados como, por ejemplo, un valor de hormona antimülleriana bajo o un valor de FSH elevado.

No obstante, aquellas mujeres con insuficiencia ovárica precoz y/o reserva ovárica muy comprometida, sí pueden presentar ciclos menstruales irregulares, con ausencia de menstruación.

¿Cómo puedo mejorar una baja reserva ovárica?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La reserva ovárica no se puede mejorar. Las mujeres nacen con un número finito de óvulos, éstos se van agotando con el paso de los años y, al contrario de lo que ocurre con los espermatozoides, no hay ningún mecanismo de producción de nuevos ovocitos en los ovarios.

No obstante, para optimizar los tratamientos de fertilidad y poder obtener un buen número de óvulos en la estimulación, es recomendable seguir unos hábitos de vida saludable, mantenerse en un IMC adecuado, llevar una dieta sana y equilibrada, practicar deporte y evitar sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol.

Lectura recomendada

Una de las consecuencias de tener poca reserva ovárica es no obtener el número de óvulos deseado para hacer un ciclo de FIV y aumentar la posibilidad de embarazo. Si quieres informarte mejor sobre esto y las soluciones que existen, no te pierdas el siguiente post: La baja respuesta a la estimulación ovárica.

Aunque no siempre, la baja reserva ovárica también puede ir acompañada de una mala calidad ovocitaria. Si éste es tu caso y quieres conseguir más información al respecto, te animamos a seguir leyendo aquí: La calidad de los óvulos para un tratamiento de FIV.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Chang Y, Li J, Li X, Liu H, Liang X. Egg Quality and Pregnancy Outcome in Young Infertile Women with Diminished Ovarian Reserve. Med Sci Monit. 2018 Oct 12;24:7279-7284.

Depmann M, Faddy MJ, van der Schouw YT, Peeters PH, Broer SL, Kelsey TW, Nelson SM, Broekmans FJ. The relation between variation in size of the primordial follicle pool and age at natural menopause. J Clin Endocrinol Metab 2015.

Jirge PR. Poor ovarian reserve. J Hum Reprod Sci. 2016 Apr-Jun;9(2):63-9.

Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine. Testing and interpreting measures of ovarian reserve: a committee opinión. Fertil Steril 2015.

Steiner AZ, Pritchard D, Stanczyk FZ, Kesner JS, Meadows JW, Herring AH, Baird DD. Association Between Biomarkers of Ovarian Reserve and Infertility Among Older Women of Reproductive Age. JAMA. 2017 Oct 10;318(14):1367-1376.

Uncu G, Kasapoglu I, Ozerkan K, Seyhan A, Yilmaztepe AO, Ata B. Prospective assessment of the impact of endometriomas and their removal on ovarian reserve and determinants of the rate of decline in ovarian reserve. Hum Reprod 2013.

Preguntas de los usuarios: '¿Cuál es la causa principal de una baja reserva ovárica?', '¿Cómo puedo saber el estado de mi reserva ovárica?', '¿Cuáles son los síntomas de una baja reserva ovárica?' y '¿Cómo puedo mejorar una baja reserva ovárica?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.