Test de reserva ovárica: ¿Cuáles son los valores normales?

Por (embrióloga), (ginecólogo), (ginecólogo), (ginecólogo), (ginecólogo), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 26/01/2022

El estudio de la reserva ovárica puede realizarse mediante distintas pruebas. Entre ellas, los exámenes más comunes para medir la reserva ovárica son:

  • El recuento de folículos antrales por ecografía (RFA).
  • La valoración de marcadores endocrinos como la AMH, la FSH, el estradiol o la Inhibina B.

De este modo, los especialistas pueden estimar la reserva ovárica de una mujer, es decir, el número de óvulos que aún contienen sus ovarios en un momento determinado de su vida reproductiva.

A continuación tienes un índice con los 9 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Recuento de folículos antrales por ecografía (RFA)

Los folículos son las estructuras ováricas donde maduran los óvulos. En cada ciclo menstrual, un conjunto de folículos inicia el proceso de maduración, pero solo uno de ellos será capaz de alcanzar el último estadio y liberar un óvulo maduro en lo que se conoce como ovulación. A este folículo se le denomina folículo dominante.

Los diferentes estadios por los que pasa un folículo ovárico hasta alcanzar su desarrollo completo son:

  • Folículo primordial.
  • Folículo primario.
  • Folículo secundario o preantral.
  • Folículo terciario o antral.
  • Folículo preovulatorio o folículo de Graff.

Los folículos antrales se caracterizan por desarrollar el antro, una estructura que se forma por la acumulación de líquido en el interior folicular. Así, el antro permite la visualización de estos folículos por ecografía cuando tienen un diámetro de unos 2 mm.

De este modo, mediante ecografía transvaginal, el especialista puede hacer un recuento del número de folículos antrales.

¿Cuáles son los valores normales en el RFA?

El RFA es muy utilizado para evaluar la reserva ovárica de la mujer, ya que aporta información muy valiosa de manera no invasiva e indolora. De hecho, el RFA es de los métodos más aceptados para estimar la reserva ovárica en reproducción asistida, junto a la determinación de hormona antimülleriana (AMH) que veremos a continuación.

Para hacer una buena valoración de la reserva ovárica mediante RFA, se aconseja realizar esta prueba en la fase folicular temprana del ciclo menstrual de la mujer. Esto significa que el RFA debe llevarse a cabo entre el 2º y el 4º día del ciclo.

Se considera que el ciclo menstrual empieza el día en que baja la menstruación.

Si el ginecólogo cuenta entre 5 a 10 folículos antrales en cada ovario, se considera que la reserva ovárica es normal. Por el contrario, valores por debajo de 5 o por encima de 10 folículos antrales (por ovario) se interpretarán como una baja o una alta reserva ovárica, respectivamente.

Puedes leer más en profundidad sobre esta prueba en el siguiente enlace: ¿Qué es y para qué sirve el recuento de folículos antrales?

Marcadores hormonales de reserva ovárica

El ciclo menstrual de la mujer está controlado por hormonas. Por ello, el análisis de los valores de ciertas hormonas puede ser de ayuda a la hora de evaluar la reserva ovárica y para estudiar la fertilidad de la mujer.

Hormona antimülleriana (AMH)

La AMH es una hormona producida por las células de la granulosa de los folículos en desarrollo, desde folículo secundario hasta folículo antral temprano. Por tanto, la AMH sería un indicador del número de folículos que están creciendo.

Las células de la granulosa rodean al ovocito y forman parte del folículo ovárico.

Cuando la reserva ovárica va disminuyendo con la edad, también lo hace el número de folículos antrales tempranos que producen AMH y, por tanto, los niveles de AMH. De este modo, se pueden relacionar los valores de esta hormona con la cantidad de óvulos que aún quedan en el ovario.

La AMH puede ser medida en cualquier momento del ciclo menstrual, aunque podría haber una variación de hasta un 20% en sus niveles dependiendo del día del ciclo en el que se realice el análisis. Sin embargo, la AMH se evalúa habitualmente al inicio del ciclo, al mismo tiempo que otras hormonas.

La hormona antimulleriana (AMH) es un excelente marcador de la reserva ovárica de la mujer en un momento determinado de su vida.

Desde Reproducción Asistida ORG creemos que entender correctamente los resultados y obtener información detallada es de vital importancia para tomar decisiones. Por ello, hemos diseñado una herramienta para ayudarte en esta labor. Para acceder a ella, solo tienes que pinchar aquí: Interpreta el resultado de tu AMH y obtendrás información personalizada gratuitamente.

Valores normales

De modo general, aunque puede haber ciertas diferencias entre los distintos laboratorios, los valores de referencia para la AMH pueden establecerse de la siguiente manera:

  • AMH inferior a 0,6 ng/ml: baja reserva ovárica.
  • AMH entre 0,7 y 2,9 ng/ml: reserva ovárica normal. Si la AMH se encuentra entre 0,7-0,9 ng/ml, la reserva ovárica ha comenzado a reducirse, aunque aún se considera normal.
  • AMH superior a 3 ng/ml: buena reserva ovárica. Si los niveles de AMH son mayores de 6 ng/ml, puede haber mayor riesgo de que la paciente sufra síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) en los tratamientos de estimulación ovárica.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que las pacientes con ovarios poliquísticos pueden tener unos niveles de AMH más altos.

Si quieres leer más información sobre este marcador de reserva ovárica tan utilizado, puedes leer el siguiente artículo: La hormona antimülleriana: utilidad para estudiar la fertilidad

Hormona foliculoestimulante (FSH)

A medida que aumenta la edad de la mujer y la reserva ovárica disminuye, el valor de hormona FSH (hormona folículo estimulante) en condiciones basales se incrementa. Esto es debido a que hay una menor producción de hormonas ováricas inhibitorias, lo que permite el aumento de la FSH.

Por tanto, los niveles de FSH se deben medir entre el 2º y 4º día del ciclo menstrual. Además, es frecuente que esta prueba se realice junto a una determinación de estradiol.

A modo general, un nivel basal de FSH por encima de 10 mUI/ml indicaría una baja reserva ovárica. Así, valores basales de FSH superiores a 20 mUI/ml serían más cercanos a la menopausia. Por otro lado, los valores normales de estradiol al inicio del ciclo menstrual son menores a los 40 pg/ml.

Puedes leer mucho más sobre la hormona foliculoestimulante en este artículo: Hormona FSH: ¿cuáles son sus funciones y valores normales?

Inhibina B

La inhibina B es una glicoproteína producida también por las células de la granulosa de los folículos ováricos. La concentración de inhibina B es inversamente proporcional a los valores de FSH, ya que la inhibina B suprime la secreción de FSH.

Así, cuando la inhibina B va disminuyendo debido a la edad de la mujer, la pérdida de este efecto inhibidor permite que aumenten los niveles de FSH.

De este modo, un valor de inhibina B menor de 35-45 pg/ml es un indicador de mal pronóstico, pues puede revelar alteraciones en la reserva ovárica.

Test dinámicos

Con este tipo de test se valora la respuesta del ovario ante el estímulo de ciertos fármacos como el citrato de clomifeno (CC).

El test de citrato de clomifeno (CCCT) consiste en estimular el ovario con este fármaco durante 5 días, normalmente, a partir del quinto día del ciclo menstrual. Para valorar la respuesta que ha tenido el ovario, se determina la hormona FSH antes y después del test.

Un resultado anormal de la prueba, como la FSH muy elevada, indicaría una baja reserva ovárica. No obstante, este tipo de test dinámicos no son muy utilizados en la actualidad, ya que son más invasivos y más susceptibles de presentar algún efecto adverso por la necesidad de administrar un fármaco.

Reserva ovárica y fertilidad

Una de las principales causas de infertilidad femenina es la edad, pues la reserva ovárica disminuye conforme aumenta la edad de la mujer, especialmente, a partir de los 35-40 años.

Sin embargo, es posible que una mujer joven tenga una baja reserva ovárica. Por este motivo, es importante que la mujer se realice un estudio para conocer su reserva ovárica cuando aún es joven y aunque no esté buscando la maternidad en ese momento.

De este modo, saber el estado de su reserva ovárica puede ayudar a la mujer a tomar decisiones reproductivas para evitar posibles complicaciones. Así, una mujer joven con baja reserva puede optar por adelantar la búsqueda del embarazo o por la preservación de la fertilidad. Esta técnica le permitirá a la mujer intentar conseguir el embarazo cuando lo desee en el futuro, con sus óvulos propios, mediante reproducción asistida.

Si estás interesada en conocer más sobre la preservación de la fertilidad, puedes seguir leyendo en este artículo: Preservación de la fertilidad en las mujeres jóvenes

Reserva ovárica y reproducción asistida

Cuando una mujer acude a una clínica de reproducción asistida, en el estudio de fertilidad se incluirá la valoración de la reserva ovárica.

Conocer la reserva ovárica de la paciente no solo es importante para poder indicar el mejor tratamiento de fertilidad, sino también porque puede ayudar a hacer un pronóstico de las probabilidades de éxito.

Actualmente, los marcadores más utilizados en reproducción asistida para evaluar la reserva ovárica de la mujer son el RFA y la determinación de la AMH.

Por ejemplo, si el RFA es bueno, se puede estimar que se obtendrá un buen número de ovocitos en la punción folicular de un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Esto aumentará las posibilidades de obtener un embrión viable que dé lugar al embarazo.

No obstante, hay que tener en cuenta que no solo es importante la cantidad, sino también la calidad de los ovocitos obtenidos. Cuando el examen de la reserva ovárica muestra una muy baja cantidad de óvulos, asociada además a la disminución de la calidad, por ejemplo, por edad materna avanzada, puede ser recomendable recurrir a la donación de óvulos para lograr el embarazo.

En este enlace puedes encontrar información detallada sobre esta técnica: ¿Qué es la ovodonación y cuál es el precio del tratamiento?

¿Cuál es el precio del análisis de la reserva ovárica?

El estudio de fertilidad femenino tiene un coste alrededor de los 120-450€, en función de las pruebas que se incluyan.

En los estudios más básicos, se realiza una ecografía transvaginal (para valorar la reserva ovárica y observar el útero) y una analítica hormonal (para valorar el funcionamiento del ovario y los posibles desajustes del ciclo menstrual). En cambio, los estudios de fertilidad más completos incluyen también la determinación de hormona antimülleriana.

No obstante, el análisis de la AMH puede realizarse como una analítica aparte. Su precio dependerá en función de la clínica o el laboratorio donde se realice, pero suele oscilar entre los 50-80 €.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Es posible tener una AMH alta y un RFA bajo?

Por Dr. Guillermo Quea Campos (ginecólogo).

En principio, esto no sería posible. Pese a ello, puede pasar y habría que guiarse por lo visualizado en la ecografía para determinar el estado de la reserva ovárica.
Leer más

¿Existe una relación entre la reserva ovárica y la calidad de los óvulos?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

La reserva ovárica es una medida de la cantidad y calidad de los óvulos; la mejor manera de medirla es combinando la edad cronológica, el recuento de folículos antrales (RFA) en la ecografía, y la hormona antimülleriana (AMH).

Un RFA menos de 11 refleja reserva ovárica disminuida y menos de 6 es severo. Se ha demostrado que los niveles de AMH inferiores a 1,6 reducen el número de óvulos recuperados con FIV y pueden predecir el resultado del embarazo. Los niveles por debajo de 0,4 son severos.
Leer más

¿Cómo es el estudio de la reserva ovárica?

Por Dr. José María Sánchez Jordán (ginecólogo).

A través de una analítica sanguínea donde se determina el valor de la hormona antimulleriana (AMH) junto con un control ecográfico para valorar el número de folículos antrales, se puede estudiar la actividad reserva ovárica de la mujer en un momento determinado.
Leer más

¿Es más fiable la analítica de hormona antimülleriana (AMH) o el recuento de folículos antrales (RFA) para valorar la reserva ovárica?

Por Dr. Javier Liñayo Chouza (ginecólogo).

No existe una prueba para valorar la reserva ovárica mejor que otra, sino que hay varios métodos. Además, no existen pruebas para predecir la tasa de embarazo como tal.
Leer más

¿Existe relación entre la antimülleriana y el recuento de folículos antrales?

Por Dra. Paloma Sánchez- Gómez Sánchez (ginecóloga).

Paloma Sánchez Gómez, especialista en fertilidad de la Clínica Tambre de Madrid, nos da la respuesta en este vídeo:

Sí, la verdad es que a día de hoy, la antimulleriana y el recuento de folículos antrales son los test de reserva ovárica más utilizados y más fiables. Sí que hay bastante correlación entre ellos.

¿Qué tengo que hacer para saber mi reserva ovárica?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Para saber la reserva ovárica debes acudir a un especialista en fertilidad y reproducción asistida para que te haga un estudio detallado de la reserva ovárica. Para analizar tu reserva de óvulos, te hará, principalmente, una ecografía (para contar los folículos antrales) y un análisis sanguíneo (para medir las hormonas que hemos citado en el apartado Marcadores endocrinos de reserva folicular dentro de este artículo).

¿Podré ser madre si tengo la reserva ovárica disminuida?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, quizá sea complicado lograr el embarazo natural, pero la reproducción asistida ofrece varias soluciones. Entre ellas, encontramos la fecundación in vitro con un ciclo previo de estimulación ovárica.

Por otra parte, en los casos más graves en los que la reserva ovárica es muy baja, la donación de óvulos es quizá la solución reproductiva más adecuada.

¿Se recomienda hacer una inseminación artificial si tengo la reserva ovárica baja?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Generalmente, no se recomienda hacer una inseminación artificial cuando la mujer presenta una baja cantidad de óvulos, pues las probabilidades de éxito son bajas. Lo habitual es realizar una FIV, aunque dependerá de los resultados obtenidos en la valoración de la reserva ovárica de cada caso.

Lecturas recomendadas

Si quieres conocer otras hormonas relacionadas con la fertilidad femenina y sus valores normales, te recomiendo consultar este artículo: Análisis hormonal en la mujer: ¿cuáles son los niveles normales?

Como hemos visto, el test de reserva ovárica es una de las principales pruebas para analizar la fertilidad de la mujer. No obstante, existen otras pruebas que pueden complementar el estudio. ¿Quieres saber cuáles son? Descúbrelas aquí: ¿Cuáles son las pruebas de fertilidad en la mujer y en qué consisten?

Por último, te recomiendo leer este artículo para conocer con mayor detalle qué es la reserva ovárica y su influencia en la fertilidad: ¿Qué es la reserva ovárica y cómo afecta a la fertilidad?

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Bedenk J, Vrtačnik-Bokal E, Virant-Klun I. The role of anti-Müllerian hormone (AMH) in ovarian disease and infertility. J Assist Reprod Genet. 2020 Jan;37(1):89-100. (Ver)

Bhide P, Pundir J, Homburg R, Acharya G. Biomarkers of ovarian reserve in childhood and adolescence: A systematic review. Acta Obstet Gynecol Scand. 2019 May;98(5):563-572. (Ver)

Iliodromiti S, Nelson SM. Biomarkers of ovarian reserve. Biomark Med. 2013 Feb;7(1):147-58. (Ver)

La Marca A, Sunkara SK. Individualization of controlled ovarian stimulation in IVF using ovarian reserve markers: from theory to practice. Hum Reprod Update. 2014 Jan-Feb;20(1):124-40. (Ver)

Moolhuijsen LME, Visser JA. Anti-Müllerian Hormone and Ovarian Reserve: Update on Assessing Ovarian Function. J Clin Endocrinol Metab. 2020 Nov 1;105(11):3361–73. (Ver)

Steiner AZ. Biomarkers of ovarian reserve as predictors of reproductive potential. Semin Reprod Med. 2013 Nov;31(6):437-42. (Ver)

Tal R, Seifer DB. Ovarian reserve testing: a user's guide. Am J Obstet Gynecol. 2017 Aug;217(2):129-140. (Ver)

Wen J, Huang K, Du X, Zhang H, Ding T, Zhang C, Ma W, Zhong Y, Qu W, Liu Y, Li Z, Deng S, Luo A, Jin Y, Zhang J, Wang S. Can Inhibin B Reflect Ovarian Reserve of Healthy Reproductive Age Women Effectively? Front Endocrinol (Lausanne). 2021 Apr 14;12:626534. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Es posible tener una AMH alta y un RFA bajo?', '¿Existe una relación entre la reserva ovárica y la calidad de los óvulos?', '¿Cómo es el estudio de la reserva ovárica?', '¿Es más fiable la analítica de hormona antimülleriana (AMH) o el recuento de folículos antrales (RFA) para valorar la reserva ovárica?', '¿Existe relación entre la antimülleriana y el recuento de folículos antrales?', '¿Qué tengo que hacer para saber mi reserva ovárica?', '¿Podré ser madre si tengo la reserva ovárica disminuida?' y '¿Se recomienda hacer una inseminación artificial si tengo la reserva ovárica baja?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Guillermo Quea Campos
Dr. Guillermo Quea Campos
Ginecólogo
El Dr. Guillermo Quea es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de San Martín de Porres. Además, tiene un Máster de Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos y otro en Salud Pública y Medicina Preventiva por la Universidad del País Vasco. Más sobre Dr. Guillermo Quea Campos
Número de colegiado: 282860962
Dr. Javier  Liñayo Chouza
Dr. Javier Liñayo Chouza
Ginecólogo
El Dr. Liñayo Chouza realizó la licenciatura de medicina en la Universidad de Santiago de Compostela y se especializó en Ginecología y Obstetricia. Además, el doctor ha realizado varios máster y cursos de expertos relacionados con el campo de la fertilidad y la reproducción asistida. Más sobre Dr. Javier Liñayo Chouza
Número de colegiado: 283203567
Dr. José María Sánchez Jordán
Dr. José María Sánchez Jordán
Ginecólogo
El Dr. José María Sánchez es licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de Málaga y realizó la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Más sobre Dr. José María Sánchez Jordán
Número de colegiado: 511104002
Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Licencia médica: ME 78893
Dra. Paloma  Sánchez- Gómez Sánchez
Dra. Paloma Sánchez- Gómez Sánchez
Ginecóloga
La Dra. Sánchez-Gómez es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Además, tiene un Máster en Reproducción Asistida por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y un título en Genética Clínica en Reproducción Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Más sobre Dra. Paloma Sánchez- Gómez Sánchez
Número de colegiada: 282863971
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.