Test de reserva ovárica: ¿Cuáles son los valores normales?

Por (embrióloga), (ginecólogo) y (ginecólogo).
Actualizado el 08/08/2018

El estudio de la reserva ovárica puede realizarse mediante distintas pruebas. Los exámenes más comunes para medir la reserva ovárica son:

  • El recuento de folículos antrales por ecografía
  • La valoración de marcadores endocrinos basales como la FSH, el estradiol, la AMH o Inhibina B
  • Los test dinámicos que estudian la respuesta del ovario a ciertos fármacos

En este artículo explicaremos los principales métodos que se aplican para saber la reserva ovárica de una mujer en un determinado momento de su vida reproductiva.

Recuento de folículos antrales por ecografía

Los folículos son las estructuras ováricas donde maduran los óvulos. En cada ciclo menstrual, un conjunto de folículos inicia el camino de maduración, pero solo uno de ellos será capaz de alcanzar el último estadio y liberar un óvulo maduro en lo que conocemos como ovulación.

Los estadios por los que pasan los folículos ováricos son:

  • Folículo primordial
  • Folículo primario
  • Folículo secundario o preantral
  • Folículo terciario o antral
  • Folículo preovulatorio o folículo de Graff

El antro, que es la estructura que se forma por la acumulación de líquido en el interior del folículo, permite la visualización de éste en la ecografía. Así, mediante la ecografía transvaginal podemos hacer un recuento del número de folículos en fase antral (diámetro de entre 2 y 9 mm).

Este recuento nos aporta información muy valiosa sobre cómo se encuentra la reserva folicular del ovario.

Para hacer una buena valoración se aconseja realizar esta prueba en la fase folicular del ciclo ovárico de la mujer, es decir, entre el 3.er y el 5.º día del ciclo.

Se considera que el ciclo femenino empieza el día en que baja la menstruación.

Este marcador es de los más aceptados en reproducción asistida. En ciclos de FIV incluso tiene un valor más predictivo que los valores basales de la hormona FSH, que veremos a continuación.

Según nos cuenta el Dr. Miguel Dolz:

Nosotros pensamos que el contaje de folículos antrales para valorar la reserva ovárica ecográficamente es mejor que la determinación de la hormona antimülleriana.

El volumen ovárico es otro marcador ecográfico que puede aportar también información sobre el estado del ovario y su efecto sobre la fertilidad.

Al igual que el número de folículos, el volumen ovárico disminuye con la edad. De hecho, pasa de medir 4,9 ml en etapa fértil a medir 2,2 ml en la postmenopausia.

Marcadores endocrinos de reserva folicular

El ciclo ovárico de la mujer está controlado por hormonas (sistema endocrino). Por ello, el análisis de los valores de ciertas hormonas implicadas en el desarrollo y maduración de los óvulos puede ser de ayuda a la hora de estudiar la reserva ovárica para analizar el estado de la fertilidad de la mujer.

Las principales hormonas que se miden son:

Hormona foliculoestimulante (FSH)

A medida que aumenta la edad de la mujer, su reserva ovárica disminuye y el valor de FSH (hormona folículo estimulante) aumenta.

Los niveles de FSH se deben medir entre el 3.er y 5.º día del ciclo menstrual. Un nivel de FSH por encima de 10 mUI/ml indica una baja reserva ovárica.

Puedes leer más sobre la hormona foliculoestimuante en este artículo: ¿Qué es la FSH?

Hormona antimülleriana (AMH)

La AMH es una glicoproteína que se expresa en la mujer desde la pubertad hasta que alcanza la menopausia. Sus niveles disminuyen al aumentar la edad de la mujer.

A diferencia de la FSH, la AMH puede ser medida en cualquier momento del ciclo y, para muchos, refleja mejor la reserva ovárica. De hecho, es uno de los análisis preferidos para estudiar la reserva de óvulos de la mujer. También, es un buen medidor de la respuesta de la paciente a los tratamientos de fertilidad y su posibilidad de embarazo.

Los niveles de AMH entre 0,7 y 3,5 ng/ml se consideran normales. Niveles por debajo de 0,7 ng/ml se asocian con una reserva ovárica disminuida.

Se usa como una prueba adicional cuando los resultados de la FSH no son concluyentes. Si quieres más información al respecto, puedes leer este artículo: ¿Cuál es la función de la hormona antimülleriana?

Inhibina B

La concentración de inhibina B es inversamente proporcional a los valores de FSH. Su determinación sérica es un buen indicador del funcionamiento de los folículos y de la reserva ovárica.

Un valor de inhibina B menor de 35-40 pg/ml es un indicador de mal pronóstico, pues revela alteraciones en la reserva ovárica y una mala respuesta a los tratamientos de fecundación in vitro (FIV).

Estradiol

La medición del estradiol también se realiza en los primeros días del ciclo menstrual (entre el 3.er y el 5.º día). La mayor parte del estradiol es secretado por los folículos preovulatorios de la mujer.

Los valores normales de estradiol al inicio del ciclo son menores a los 40 pg/ml. Se ha relacionado el hecho de tener la reserva ovárica baja con valores elevados de estradiol al inicio del ciclo menstrual. En cualquier caso, el valor de estradiol no es uno de los mejores marcadores para el estudio de la reserva ovárica.

Test dinámicos

Se valora la respuesta del ovario al estímulo de fármacos como el citrato de clomifeno (CC) o los análogos de la GnRH.

Test de citrato de clomifeno
se estimula el ovario con citrato de clomifeno durante 5 días, normalmente a partir del tercer o quinto día del ciclo. Después se valora mediante ecografía y controles hormonales la respuesta que ha tenido el ovario. Un resultado anormal de la prueba, como la FSH muy elevada, indica un mal pronóstico en relación al embarazo.
Test de análogos de la GnRH
se miden los cambios de estradiol sérico entre el segundo y el tercer día después de haber administrado un análogo agonista de la GnRH. En un resultado normal (buena reserva ovárica), los niveles basales de estradiol aparecen elevados debido a la medicación administrada.

Reserva ovárica y fertilidad

Una de las principales causas de infertilidad femenina es la edad, pues la reserva ovárica disminuye conforme aumenta la edad de la mujer, especialmente a partir de los 37 años.

La reducción en el número de folículos antrales observados en la ecografía, así como un cambio en los valores de hormonas femeninas (estradiol, FSH, hormona antimülleriana e inhibina) son los principales indicativos de que la fertilidad ha disminuido.

Los resultados obtenidos mediante las pruebas comentadas ayudan a predecir, en gran medida, la capacidad de la mujer para poder conseguir un embarazo de forma natural.

Estas pruebas también son de gran ayuda para conocer, con bastante fiabilidad, la probabilidad de éxito del tratamiento de fertilidad, ya que ayudan a obtener información sobre la respuesta de la paciente al tratamiento de estimulación ovárica aplicado en la mayoría de técnicas de reproducción asistida (p. ej. la inseminación artificial y la fecundación in vitro)

Cuando el examen de la reserva ovárica demuestra una muy baja cantidad de óvulos, asociada además a la disminución de la calidad, se suele recomendar recurrir a la donación de óvulos para lograr el embarazo. En este enlace puedes encontrar información detallada sobre esto: ¿En qué consiste la donación de óvulos?

Debemos tener en cuenta que este tipo de test dan una idea del estado de la reserva ovárica de una mujer en un determinado momento de su vida reproductiva, pero no indican al 100% la probabilidad de embarazo.

Es fundamental combinar este tipo de pruebas con otros estudios de fertilidad femenina que ayuden a valorar con mayor seguridad el potencial reproductivo de cada mujer antes de indicar la necesidad de un tratamiento determinado de reproducción asistida.

Precios

Los estudios de fertilidad femeninos tienen un coste alrededor de los 120-450€ en función de las pruebas que se incluyan.

En los más básicos se realiza una ecografía vaginal para valorar la reserva ovárica y observar el útero. Otros incluyen también la analítica hormonal para ver el funcionamiento del ovario y los posibles desajustes del ciclo menstrual.

La determinación de la hormona antimülleriana se considera una analítica aparte y, por tanto, encarece el estudio de fertilidad si se solicita.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Existe una relación entre la reserva ovárica y la calidad de los óvulos?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

La reserva ovárica es una medida de la cantidad y calidad de los óvulos; la mejor manera de medirla es combinando la edad cronológica, el recuento de folículos antrales (RFA) en la ecografía, y la hormona antimülleriana (AMH).

Un RFA menos de 11 refleja reserva ovárica disminuida y menos de 6 es severo. Se ha demostrado que los niveles de AMH inferiores a 1,6 reducen el número de óvulos recuperados con FIV y pueden predecir el resultado del embarazo. Los niveles por debajo de 0,4 son severos.
Leer más

¿Qué tengo que hacer para saber mi reserva ovárica?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Para saber la reserva ovárica debes acudir a un especialista en fertilidad y reproducción asistida para que te haga un estudio detallado de la reserva ovárica. Para analizar tu reserva de óvulos, te hará, principalmente, una ecografía (para contar los folículos antrales) y un análisis sanguíneo (para medir las hormonas que hemos citado en el apartado Marcadores endocrinos de reserva folicular dentro de este artículo).

¿Podré ser madre si tengo la reserva ovárica disminuida?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, quizá sea complicado lograr el embarazo natural, pero la reproducción asistida ofrece varias soluciones. Entre ellas, encontramos la fecundación in vitro con un ciclo previo de estimulación ovárica.

Por otra parte, en los casos más graves en los que la reserva ovárica es muy baja, la donación de óvulos es quizá la solución reproductiva más adecuada.

¿Se recomienda hacer una inseminación artificial si tengo la reserva ovárica baja?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Generalmente, no se recomienda hacer una inseminación artificial cuando la mujer presenta una baja cantidad de óvulos, pues las probabilidades de éxito son bajas. Lo habitual es realizar una FIV, aunque dependerá de los resultados obtenidos en la valoración de la reserva ovárica de cada caso.

Lectura recomendada

Hemos comentado algunas de las principales hormonas indicativas de la reserva ovárica. Si quieres conocer otras hormonas relacionadas con la fertilidad femenina y sus valores normales, te recomiendo consultar este artículo: Valores normales de las hormonas sexuales femeninas.

Como hemos visto, el test de reserva ovárica es una de las principales pruebas para analizar la fertilidad de la mujer. No obstante, existen otras que pueden complementar el estudio de la reserva ovárica. ¿Quieres saber cuáles son? Descúbrelas aquí: Pruebas de fertilidad femenina.

Por último, te recomiendo leer este artículo para conocer con mayor detalle qué es la reserva ovárica y su influencia en la fertilidad: ¿Qué entendemos por ‘reserva ovárica’?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Licencia médica: ME 78893
Dr. Miguel Dolz Arroyo
Dr. Miguel Dolz Arroyo
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia en 1988 y doctorado en Medicina en 1995, con especialidad en Obstetricia y Ginecología. Es experto en Medicina Reproductiva, con más de 20 años de experiencia en el sector, y actualmente es el director médico y fundador de FIV Valencia. Más sobre Dr. Miguel Dolz Arroyo
Número de colegiado: 464614458

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.