¿Qué causa la esterilidad femenina? – Síntomas y tratamientos

Por (ginecólogo), (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 23/11/2017

La esterilidad femenina es la incapacidad de concebir debido a problemas relacionados con los óvulos que impiden la fecundación y, por tanto, el embarazo. Puede aparecer debido a una gran variedad de causas, en función de las cuales los síntomas en la mujer serán más o menos notables. Por esto, puede haber situaciones en las que la mujer no sea consciente de su esterilidad hasta que se someta a las pruebas de fertilidad pertinentes.

Existen dos tipos de esterilidad principales:

Esterilidad primaria
ocurre cuando la esterilidad aparece en una mujer que nunca ha logrado el embarazo.
Esterilidad secundaria
se trata de situaciones en las que una pareja no logra el embarazo a pesar de que previamente ya han tenido uno o varios hijos en común. Es decir, la esterilidad surge tras una etapa de fertilidad.

Esterilidad e infertilidad en la mujer

Aunque comúnmente esterilidad e infertilidad son considerados sinónimos tanto por la sociedad general como por los profesionales, es importante resaltar que no son exactamente lo mismo:

Esterilidad femenina
la unión de óvulo y espermatozoide, es decir, la fecundación, no puede producirse debido a problemas relacionados con el óvulo. También se entiende como esterilidad cuando la fecundación ocurre pero el embrión no consigue implantar. En definitiva, se trata de las situaciones en las que el embarazo no se produce.
Infertilidad femenina
aunque se produce la fecundación y se obtiene el embrión resultante de la fusión, éste no llega a desarrollarse de forma completa por lo que el embarazo no llega a término. Se produce por tanto el aborto.

En cualquier caso, ambos impiden que la mujer pueda tener un hijo y por tanto, son tratados como iguales a la hora de hablar de causas, síntomas y tratamientos.

Causas de esterilidad en la mujer

Los problemas de fertilidad en la mujer pueden surgir por alguna o varias de estas alteraciones:

Problemas en la producción de óvulos

Uno de los problemas por los que no se logra el embarazo puede ser las alteraciones en el ciclo ovulatorio. Se conoce como factor o causa endocrina porque el ciclo menstrual está regulado por diferentes hormonas como la GnRH (hormona liberadora de gonadotropina), la FSH (hormona folioculo estimulante), la LH (hormona luteinizante), la progesterona o el estradiol.

Las variaciones en los niveles hormonales puede causar:

  • Anovulación o ausencia de ovulación (liberación del óvulo).
  • Ovulación en un momento no esperado.
  • Fallo en la producción ovárica.

En un ciclo regular, sin problemas endocrinos, la ovulación ocurre aproximadamente a mitad de ciclo (día 14), considerando que el día 1 del ciclo es el día en que baja la menstruación. Por tanto, los días de mayor fertilidad corresponden a los días cercanos a la ovulación, que es cuando el óvulo sale del ovario y espera la llegada del espermatozoide en las trompas de Falopio.

Si la mujer presenta alguno de los problemas de ovulación anteriormente mencionados, no logrará el embarazo aun manteniendo relaciones en los días fértiles.

Es importante resaltar que una alteración puntual en el ciclo menstrual no es signo de esterilidad. Se considera que la mujer es estéril cuando el problema persiste en el tiempo.

La ausencia o alteración de la ovulación lleva generalmente a problemas en la menstruación e incluso a amenorrea (ausencia de regla). Sin embargo, hay casos en los que las menstruaciones siguen siendo regulares a pesar de la aparición de problemas hormonales que impiden el embarazo:

  • Fallo ovárico oculto: se trata de una insuficiencia ovárica que impide la ovulación.
  • Fase lútea insuficiente: tras la ovulación, en la fase lútea del ciclo menstrual, se produce la liberación de progesterona, cuya principal función es favorecer el desarrollo del endometrio para permitir la implantación del embrión y con ello el embarazo. Hay situaciones en las que el endometrio no se desarrolla correctamente debido a la baja producción de progesterona y ello impide la gestación.
  • Síndrome del folículo luteinizado y no roto: el folículo, donde se encuentra el óvulo antes de la ovulación, sigue su desarrollo hasta la fase lútea a pesar de no haber liberado el ovulo de su interior. No se podrá dar la fecundación puesto que el óvulo no ha salido del ovario.

Algunas causas por las que pueden aparecer problemas hormonales que afecten al sistema endocrino de regulación ovárica son el estrés, la obesidad, la anorexia, algunos problemas de tiroides, medicación especial, quimioterapia, radioterapia, factores ambientales ...

Los ginecólogos evalúan el desarrollo del ciclo ovárico mediante ecografías y análisis de sangre. Así, se controlan las concentraciones hormonales y se determina si existe alguna patología a nivel endocrino que esté impidiendo el embarazo.

Puedes leer más información sobre el factor endocrino aquí: Esterilidad de origen ovárico.

Anomalías en las trompas de Falopio

Hablamos de factor tubárico de esterilidad cuando hacemos referencia a las alteraciones en las trompas de Falopio, zona del aparato reproductor femenino donde tiene lugar la fecundación.

En la ovulación, el óvulo sale del ovario y espera en las trompas de Falopio a ser fecundado por el espermatozoide. Tras la fecundación, el embrión se desplaza por su interior de la trompas hasta llegar al útero, donde implantará y dará inicio al embarazo.

Para que todo esto sea posible, al menos una de las trompas, y preferiblemente ambas, deben ser permeables y funcionales. Si ambas trompas están obstruidas surge infertilidad femenina por factor tubárico.

Las alteraciones en la permeabilidad tubárica pueden deberse a infecciones, endometriosis, salpingitis, malformación tubárica, hidrosalpinx, intervenciones quirúrgicas, enfermedad inflamatoria pélvica, etc.

La histerosalpingografia es la prueba diagnóstica que permite comprobar la funcionalidad de las trompas de Falopio.

Si quieres más información al respecto, puedes consultar este artículo: Factor tubárico.

Factor cervical

El cuello del útero o cérvix es el primer lugar que deben atravesar los espermatozoides en su camino hacia el óvulo. En él pueden haber obstrucciones en forma de pólipos o miomas que dificulten la fecundación. Por otra parte, el moco cervical también ayuda a que los espermatozoides puedan moverse por el interior uterino, facilitándoles un medio por el que desplazarse.

Inflamaciones, infecciones o cambios de pH pueden provocar esterilidad femenina por impedir la llegada de los espermatozoides a las trompas de Falopio.

Para obtener más información sobre este tema, te invitamos a leer el siguiente artículo: Esterilidad femenina por anomalías en el cérvix.

Alteraciones uterinas

Existen dos motivos principales que pueden causar esterilidad en el útero: malformaciones uterinas y problemas con el endometrio.

El endometrio es la capa interna del útero en la que se produce la implantación y anidación del embrión.

Las alteraciones uterinas pueden ser congénitas, es decir, estar presentes desde el nacimiento, o aparecer posteriormente por la formación de pólipos, miomas o quistes.

Por otra parte, la endometriosis también es causa uterina de infertilidad. Se trata de una enfermedad causada por la inflamación del tejido endometrial y el crecimiento de éste en lugares fuera de la cavidad uterina. Es una de las principales causas de consulta ginecológica en España y dependiendo del grado de la enfermedad afecta con distinta gravedad a la fertilidad de la mujer.

Pincha aquí si quieres más detalles: Factores uterinos de infertilidad.

Otras causas de infertilidad

Existen otros factores que afectan a la esterilidad, pero que se pueden producir en ambos sexos, como son:

Esterilidad de origen desconocido
a pesar de realizar numerosas pruebas tanto en el hombre como en la mujer, no se detecta ninguna anomalía específica responsable de la infertilidad.
Esterilidad inmunológica
las causas más comunes de esterilidad inmunológica son la presencia de anticuerpos antiespermatozoides ya sea por parte de la mujer o del hombre, y el Síndrome Antifosfolípido, por el que la mujer crea en su organismo un estado de hipercoagulación que impide el adecuado funcionamiento de la placenta y por tanto lleva al aborto. En caso de no diagnosticar a tiempo estos problemas, la mujer podría sufrir abortos recurrentes.
Factor psicológico
as emociones, sensaciones y sentimientos juegan un papel muy importante en la capacidad reproductiva. No es extraño ver casos de parejas que han necesitado la reproducción asistida para tener a su primer hijo y, sin embargo, el segundo embarazo se ha producido de forma natural. Muchos especialistas explican esta situación basándose en la relajación y la eliminación del estrés que causa la esterilidad.
Problemas a nivel vaginal
el vaginismo impide la penetración y eyaculación debido a la contracción de los músculos perivaginales.
Factor genético
existen alteraciones genéticas y cromosómicas que pueden dificultar o impedir la concepción y también afectar a la evolución normal del embarazo, causando abortos espontáneos.

Los avances de investigación en el campo de la fertilidad humana conducen día a día al descubrimiento de nuevas causas de esterilidad, de manera que sea posible perfilar nuevos tratamientos y fármacos para lograr combatir todos estos problemas.

Síntomas de una mujer estéril

Los síntomas de la infertilidad femenina pueden ser nulos o, por el contrario, ser muy notables.

Por ejemplo, en caso de esterilidad por factor endocrino, las alteraciones hormonales causan generalmente amenorrea o irregularidades menstruales, lo cual hará sospechar algún problema y por tanto llevará a la mujer a consultar al especialista.

Por otra parte, la obstrucción de trompas o la presencia de miomas en la cavidad uterina puede causar dolor o malestar, aunque también hay casos en los que la mujer no nota nada especial y por tanto es totalmente inconsciente de su problema hasta que acude a un revisión ginecológica.

Debido a esta amplia variedad de síntomas, es fundamental que la mujer realice las consultas ginecológicas establecidas y no acuda únicamente al especialista en caso de dolor, incomodidad o alteración menstrual.

Fertilidad de la mujer según la edad

Al contrario de lo que ocurre en el hombre, la mujer no produce óvulos de novo sino que nace con una cantidad finita de óvulos. Desde la pubertad y hasta la menopausia, se producirá la ovulación de gran parte de ellos y el resto degenerarán en el camino de maduración hacia la ovulación.

El periodo fértil de la mujer abarca aproximadamente desde los 16 a los 30-35 años. A partir de esta edad y especialmente desde los 40 años, la fertilidad de la mujer desciende progresivamente hasta el completo agotamiento de la reserva de óvulos en la menopausia.

El estilo de vida actual ha llevado a un retraso de la maternidad hasta edades biológicamente avanzadas. Por ello, una de las principales causas de esterilidad actuales es la edad de la mujer.

De hecho, el Dr. Gorka Barrenetxea, especialista en Ginecología y Obstetricia, nos comenta que:

La edad media de las mujeres que acuden a nuestro centro es de 37-38 años.

Tratamientos

Ante una situación de esterilidad femenina, el tratamiento necesario para conseguir el embarazo va a depender de la causa que la esté provocando. Por tanto, los especialistas recomiendan que cada caso se aborde de manera individualizada y se desarrolle un protocolo de tratamiento personalizado.

Además del origen de la infertilidad, hay otros factores que van a influir a la hora de elegir el tratamiento más adecuado, como la edad de la mujer y el factor masculino, principalmente.

Una vez analizado cada caso y tras haber hecho todas las pruebas diagnósticas necesarias, los tratamientos de fertilidad para tener un hijo a los que puede recurrir una mujer o pareja son los siguientes:

Coito programado
para casos de esterilidad leve como, por ejemplo, la anovulación es mujeres jóvenes. Para ello, se administran fármacos que inducen la ovulación y se programan las relaciones sexuales.
Inseminación artificial (IA)
es la técnica de reproducción asistida que se utiliza en primer lugar cuando la mujer es joven y el semen de la pareja es de buena calidad.
Fecundación in vitro (FIV)
para una esterilidad femenina o masculina más grave, o cuando la IA no ha funcionado tras varios intentos.
FIV con disgnóstico genético preimplantacional (DGP)
en los casos de esterilidad por causas genéticas o cuando hay riesgo de transmisión de una enfermedad hereditaria.
Ovodonación
cuando la mujer no dispone de óvulos de calidad en su reserva ovárica, será necesario recurrir a los óvulos de donante.

Cada uno de estos tratamientos deberá adaptarse a cada mujer en función de sus características y causas específicas de esterilidad. Si necesitas obtener más información detallada sobre esto, puedes seguir leyendo en el siguiente post: Técnicas y tratamientos para combatir la infertilidad femenina.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Evidentemente, no todos son iguales.

Por ello, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con toda la información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Puede que tenga problemas de fertilidad por mi edad?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Respuesta por Fertility Madrid

Sí, lamentablemente el paso del tiempo influye muy negativamente. La edad fértil se sitúa entre la pubertad y la menopausia. Dentro de este período, las mejores condiciones se dan normalmente hasta los 35 años. Conforme la edad de la mujer aumenta, disminuye la reserva ovárica y la calidad de sus óvulos.

En definitiva, cuanto mayores seamos, la fertilidad de la mujer no sólo se traduce en una menor probabilidad de embarazo, sino también en un aumento del número de abortos debido a las anomalías cromosómicas y de complicaciones durante el embarazo.

¿Cuándo se dice que una mujer es estéril?

Por Dr. Luis Rodríguez Tabernero (ginecólogo).

Una mujer se dice que es estéril cuando no consigue quedarse embarazada en el plazo de 1 año manteniendo relaciones sexuales sin protección con asiduidad, tras descartar causa masculina.

Existen gran variedad de causas de mayor o menor gravedad. Es por ello que en muchos casos puede ocurrir que la mujer no sea consciente de su problema hasta que no se realice las pruebas de esterilidad necesarias, puesto que en muchos casos no da ningún síntoma.

Existen 2 tipos de esterilidad:

Primaria
es cuando nunca hemos logrado quedarnos embarazadas.
Secundaria
es cuando no logramos gestación a pesar de tener uno o más hijos previos con la misma pareja.

Para conocer el estado de nuestra reserva ovárica, lo mejor es realizar una ecografía para valorar el recuento de folículos antrales, y una analítica hormonal donde se determinen los niveles de la FSH y la hormona antimulleriana.

Y, por último, es necesario conocer que el periodo de mayor fertilidad de la mujer transcurre desde los 16 a los 30-35 años aproximadamente, viéndose claramente afectada la fertilidad a partir de los 40.

¿Hasta qué edad se puede ser madre?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Dependerá de cada mujer y de su reserva ovárica. Una mujer puede ser madre de forma natural hasta que alcanza la etapa de la menopausia. No obstante, conforme se acerca a esta etapa, la capacidad reproductiva disminuye.

En cualquier caso y de forma generalizada, podemos decir que a partir de los 35 años, la fertilidad femenina va decreciendo paulatinamente y lo hace de forma más acusada desde los 40 años.

¿Cómo se sabe si una mujer es estéril?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Para conocer el estado de fertilidad de una mujer, existen una serie de prueba médicas que ayudan a medir la reserva ovárica de la mujer y a estudiar su capacidad reproductiva.

Entre ellas encontramos la citología, exploración física del aparato reproductor femenino, el análisis de hormonas como la FSH o la AMH, etc. Puedes obtener información detallada aquí: Pruebas de fertilidad femenina.

¿Cómo se puede lograr el embarazo con esterilidad/infertilidad?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Dependiendo de la causa de infertilidad, se procederá a dar una solución u otra para poder lograr el embarazo. La reproducción asistida ofrece un amplio abanico de técnicas y tratamientos para que mujeres con esterilidad puedan quedar embarazadas y cumplir su deseo de ser madres.

Las técnicas más comunes son la inseminación artificial, la fecundación in vitro (convencional o ICSI), el DGP (diagnostico genético preimplantacional), la donación de óvulos y espermatozoides, etc.

Lectura recomendada

La esterilidad o infertilidad en la mujer surge de alguna alteración en el correcto funcionamiento de todo su sistema reproductor por todos los motivos que ya hemos comentado. En primer lugar, si quieres saber en qué consiste la fertilidad de la mujer y cómo debería ser su desarrollo ideal, te recomendamos visitar el siguiente post: La fertilidad en la mujer.

El ciclo menstrual de la mujer es clave a la hora de poder conseguir un embarazo. Para obtener toda la información sobre qué ocurre en cada una de sus etapas, puedes leer el siguiente artículo: ¿Cómo es el ciclo menstrual?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Al-Badawi IA, Fluker MR, Bebbington MW. Diagnostic laparoscopy in infertile women with normal hysterosalpingograms. J Reprod Med 1999; 44:953-7.

Brodin T, Hadziosmanovic N, Berglund L, Olovsson M, Holte J. Antimüllerian Hormone Levels Are Strongly Associated With Live-Birth Rates After Assisted Reproduction. J Clin Endocrinol Metab. March 2013, 98(3):1107–1114.

Carvajal R, Alba J, Cortínez A, Carvajal A, Miranda C, Romero C, Vantman D. Niveles de hormona antimüllerina y factor neurotrófico derivado del cerebro como predictores de función ovárica. Rev Hosp Clín Univ Chile 2012; 23: 159-67.

Celik H, Bıldırcın D, Güven D, Cetinkaya MB, Alper T, Batuoğlu S. Random anti-Müllerian hormone predicts ovarian response in women with high baseline follicle-stimulating hormone levels Anti-Müllerian hormone in poor responders in assisted reproductive treatment. J Assist Reprod Genet, 2012; 29:797–802.

E.B. Hook. Rates of chromosome abnormalities at different maternal ages. Obstet Gynecol, 58 (1981)

Guzman L, Ortega-Hrepich C, Polyzos NP, Anckaert E, Verheyen G, Coucke W, Devroey P, Tournaye H, Smitz J, De Vos M. A prediction model to select PCOS patients suitable for IVM treatment based on anti-Müllerian hormone and antral follicle count. Human Reproduction, 2013, 28 (5): 1261–1266.

Pellerito JS, McCarthy SM, Doyle MB, Glickman MG, DeCherney AH. Diagnosis of uterine anomalies: relative accuracy of MR imaging, endovaginal sonography, and hysterosalpingography. Radiology 1992; 183:795-800.

Prof. Mary Wingfield (2017). The Fertility Handbook: Everything You Need to Know to Maximise Your Chance of Pregnancy, Gill & Macmillan Ltd, May 29, 2017

Ramalho de Carvalho B, Gomes Sobrinho DB, Vieira AD, Resende MP, Barbosa AC, Silva AA, Nakagava HM. Ovarian reserve assessment for infertility investigation. International Scholarly Research Network. ISRN Obstetrics and Gynecology. Volume 2012, Article ID 576385, 10 pages. doi:10.5402/2012/576385.

Romero Guadix B, Martínez Navarro L, Arribas Mir L. Esterilidad: manejo desde la consulta del médico de familia. AMF. 2002; 8 (6): 304-311.

Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. Fertility: assessment and treatment for people with fertility problems. NICE Clinical Guideline. February 2013.

Preguntas de los usuarios: '¿Puede que tenga problemas de fertilidad por mi edad?', '¿Cuándo se dice que una mujer es estéril?', '¿Hasta qué edad se puede ser madre?', '¿Cómo se sabe si una mujer es estéril?' y '¿Cómo se puede lograr el embarazo con esterilidad/infertilidad?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra. Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Especialista en Ginecología y Obstetricia (MIR). Tiene más de 30 años de experiencia y ejerce como profesor titular de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Es también profesor en el Máster de Fertillidad Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Vicepresidente de la SEF. Más sobre Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Número de colegiado: 484806591
Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca y Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología vía MIR. El Dr. Rodríguez Tabernero es responsable de la Unidad de Reproducción Humana Asistida del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico Universitario de Valladolid desde el año 2013 y, además, lleva trabajando en el campo de la medicina reproductiva desde el año 2000. Más sobre Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Nº de colegiado: 474705276
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.